Ajo: como cultivarlo y beneficios de saber

El cultivo del ajo y como tomarlo para mantenerse saludable

L ‘ajo es una de las plantas aromáticas más populares del mundo, por su sabor y su propio propiedad medicamentos. Su nombre científico es “Allium sativum”, y es una planta herbácea perenne, una Allioideae perteneciente a la subfamilia de Amarilidáceas, que también incluye cebolla, cebollino y puerro.

Existen innumerables variedades de ajo, muchas de las cuales se cultivan en Italia, mientras que muchas otras provienen de países europeos y no europeos, especialmente de China. Si no quiere comprar ajo dudoso, una buena idea podría ser cultiva la planta en tu jardín, o incluso en macetas en el balcón de la casa.

En este artículo queremos explicar cómo cultivar ajo y cuáles son las ventajas de una elección de este tipo. Pero también descubriremos sus beneficios para los nuestros saludo diario. Sin embargo, en primer lugar, veamos cómo se ve la planta y cómo elegir la variedad adecuada para plantar.

Planta de ajo: características

Fuente: Pixabay

Esta planta aromática Viene con hojas basales que se desarrollan en altura alrededor de sesenta centímetros. Las raíces de la planta no penetran profundamente en el suelo y, si se les permite prosperar, producirán dioses. flores con un característico color blanco o rosa.

La parte comestible de la planta del ajo, sin embargo, es la que se compone de los dientes. Es allí donde se recogen todas las propiedades beneficiosas de este ingrediente, muy apreciado en la cocina, como el rábano picante. los clavos de olor tienen una forma convexa y generalmente se agrupan en “cabezas” (las conocidas cabezas de ajo). A continuación, estos últimos se cubren con una fina capa de hojas, llamadas “túnicas estériles”, cuya función es proteger los dientes.

El cultivo del ajo en macetas y en el suelo.

los cultivo de ajo no es nada complejo, se parece un poco al romero. De hecho, esta planta no requiere un mantenimiento especial y la cosecha es anual. Sin embargo, antes de plantar los clavos, se debe elegir la variedad más adecuada. La decisión más inteligente es acudir a un distribuidor local y comprar plantas locales.

Evita cultivar ajos de origen extraeuropeo, prefiriendo plantas de nuestro país, que es capaz de ofrecer variedades extraordinarias y beneficiosas para la salud. Si ya tienes ajo en casa, también podrías plantar algunos dientes, no sin antes comprobar que es un producto. biológico y de origen certificado.

Sembrar ajo: ¿cuándo es el mejor momento?

Esta planta es capaz de soportar bajas temperaturas, pero sufre en periodos de heladas. Generalmente, el mejor período para la siembra es de octubre a noviembre. En cambio, la cosecha puede tener lugar durante los meses anteriores al verano, entre mayo y junio.

Cultivo de ajo: siembra

Y pasemos a la siembra propiamente dicha, aunque en realidad no se entierren las semillas sino los clavos. Para llevarlo a cabo será necesario partir de los dientes, que deben colocarse con la punta hacia arriba, a una profundidad de unos 3-5 cm en el suelo. Si planea plantar varios bulbillos, asegúrese de que estén separados por al menos seis pulgadas.

En cuanto a cultivo en macetas, puede usar uno de terracota, en cuya base se verterá tierra universal junto con arena de río. De esta forma conseguirás un óptimo drenaje del suelo, factor fundamental para que la planta se desarrolle correctamente, sin encontrar problemas como podredumbres y enfermedades.

Para estar seguro, mire un pequeño trozo de tierra. Si no es muy húmedo y excesivamente friable, será necesario aumentar el riego.

Colección

Como hemos visto, el cosecha de ajo debería tener lugar a finales de la primavera, justo antes del verano. Este proceso es muy sencillo. De hecho, solo necesitas extraer la planta con toda la raíz. Deja secar el bulbo al aire libre durante una semana aproximadamente, luego puedes quitar las partes externas y, con la ayuda del tallo de las plantas, hacer trenzas para colgar el ajo en un lugar oscuro y seco.

¿Para qué sirve el ajo?

Y en este punto, después de descubrir cómo cultivar ajo en casa o en el jardín, veamos cuáles son los beneficios de esta planta. ¿Qué se puede curar con ajo? ¿Y qué pasa con los que comen ajo todos los días? Esta planta es conocida en todo el mundo no solo por su propia gusto particular, ligeramente picante y tentadora, pero también por sus propiedades beneficiosas.

Lo que hace que esta planta sea tan útil para nuestra salud es una sustancia llamada allicina, la misma que le da el olor fuerte y acre. En realidad, la alicina no se encuentra en el bulbo en sí, donde hay alina, sino que se libera cuando se corta o cuando se pican o mastican los dientes.

Mucha gente usa el ajo por diversas razones. Hay quienes aprecian las propiedades antiinflamatorias de la planta y quienes la toman para bajar el colesterol o para mantener a raya la hipertensión. El ajo también se usa para tratar dolencias comunes como frío. En combinación con frutas como la bergamota, rica en vitamina C, es un excelente aliado de nuestro sistema inmunológico.

También hay quienes promovieron los beneficios del ajo contra el Covid-19. Sin embargo, es importante señalar que no existe evidencia suficiente para confirmar el efecto beneficioso de la planta frente a esta enfermedad.

Los beneficios del ajo para tu salud

Los beneficios del ajo
Fuente: Pixabay

Pero en este punto, veamos cuáles son los beneficios reales para la salud del ajo. Esta planta es capaz de:

  • Mejorar la defensa inmunitaria
  • Lucha contra la inflamación: la ciencia ha demostrado que el aceite de ajo puede aliviar la inflamación en músculos y articulaciones.
  • Mejora del rendimiento sexual: ¿Alguna vez ha oído hablar de las llamadas “propiedades sexuales del ajo”? Bueno, debes saber que la alicina podría aumentar el flujo sanguíneo y promover la potencia sexual en los hombres.
  • Protección de la salud del cerebro: estudios de laboratorio revelan que comer ajo fresco podría mejorar la memoria y ayudarlo a tener un cerebro sano
  • Mejore la salud del corazón: comer ajo es bueno para las arterias y ayuda a reducir la presión arterial.

Cabe señalar que los beneficios que hemos enumerado se refieren al ajo crudo y cocido, y no a los suplementos, cuyo uso debe ser evaluado cuidadosamente por un médico en función de las condiciones de salud específicas del paciente.

¿Para qué es malo el ajo?

Hemos visto cuáles son los beneficios para la salud del ajo, pero como suele suceder, incluso cuando se trata de plantas medicinales hay una desventaja que no debe subestimarse. Comer demasiado ajo en su dieta puede causar malestar, Dolor de estómago, diarrea, hinchazón e alitosi.

Además, si ha optado por tomar suplementos de ajo, puede experimentar dolencias como dolores de cabeza, gastritis, fatiga, mareos y reacciones alérgicas.

Si en general busca más ajo digerible y con un olor menos acre, puede probar el ajo negro, que en comparación con el ajo tradicional contiene concentraciones más bajas de alicina pero una mayor cantidad de antioxidantes. En general, sin embargo, siempre es mejor no exagerar al tomar este ingrediente. Como suele ser el caso, incluso el remedio más beneficioso puede causar efectos secundarios si se toma en cantidades excesivas.

Ajo y drogas: lo que necesita saber

No tome suplementos de ajo o el ingrediente fresco en dosis excesivas si actualmente está recibiendo terapia con medicamentos. Este ingrediente, en dosis excesivas, puede de hecho causar graves consecuencias en pacientes que toman medicamentos como:

  • Anticoagulantes
  • Antitrombóticos
  • Agentes antiagregantes plaquetarios
  • AINE (antiinflamatorios no esteroideos)
  • Paracetamol
  • Medicamentos relajantes musculares.

En tales casos, el ajo podría aumentar o disminuir significativamente el efecto de los tratamientos, con consecuencias potencialmente muy graves.

Ajo en el embarazo

Además, si está embarazada o amamantando, la ingesta excesiva de ajo (con dosis diarias muy altas) podría ser peligrosa para usted o su bebé. Por esta razón, antes de decidir comer ajo todos los días para mejorar o proteger su salud, debe hablar con su médico, quien podrá evaluar los pros y los contras de tal elección.

Ajo y reflujo gastroesofágico

Finalmente, es importante saber que algunos compuestos que se encuentran en el ajo crudo pueden irritar el tracto digestivo, aumentando así el ardor en el pecho o el estómago y los síntomas del reflujo gastroesofágico. Es por eso que se aconseja a los pacientes con esta afección que limiten la ingesta de este ingrediente en particular.

¿Cómo tomar el ajo?

Por último, veamos cómo tomar el ajo para conseguir todos sus efectos. beneficios. Hemos visto que la alicina se libera después de picar o masticar, por lo que tragar un diente entero no es suficiente para absorber los beneficios de este ingrediente. En su lugar, puede agregar ajo crudo a sus recetas, para ensaladas (quedará genial con una ensalada de patatas y atún) o cualquier plato que se te ocurra.


Source: GreenStyle by www.greenstyle.it.

*The article has been translated based on the content of GreenStyle by www.greenstyle.it. If there is any problem regarding the content, copyright, please leave a report below the article. We will try to process as quickly as possible to protect the rights of the author. Thank you very much!

*We just want readers to access information more quickly and easily with other multilingual content, instead of information only available in a certain language.

*We always respect the copyright of the content of the author and always include the original link of the source article.If the author disagrees, just leave the report below the article, the article will be edited or deleted at the request of the author. Thanks very much! Best regards!