Anvar Samost: Para proteger tu cabeza pensando

Anvar Samost. Foto: colección privada

Anvar Samost. Foto: colección privada

La pandemia coronaria de dos años en sí misma ha cambiado poco, pero ha resaltado con extraordinaria claridad los cambios que han tenido lugar en un mundo cada vez más convergente en las últimas décadas.

Uno de ellos es la propagación del conformismo.

“La corona estonia vendrá más tarde [Eesti Panga presidendi] El viaje de Siim Kallas a Washington y Moscú fue anunciado por la agencia de noticias BNS el 21 de mayo de 1992. /… / Kallas logró construir el banco central y trabajar como un equipo unido en muy poco tiempo. Sin embargo, todavía faltaba algo. Este fue el apoyo de las organizaciones monetarias internacionales, con las cuales países mucho más grandes y fuertes que Estonia no se atrevieron a emprender una reforma monetaria. Kallas sabía que el Fondo Monetario Internacional (FMI) se oponía a una reforma monetaria rápida y estaba tratando de persuadirlo para que la pospusiera, pero por alguna razón viajó a Washington solo, sin ninguna ayuda. Así describe mi colega Kalle Muuli la época hace 30 años en el libro Citizens’ State.

Creo que sé por qué Kallas condujo solo hasta Washington. Incluso para Eesti Pank, un viaje de negocios a EE. UU. era tan caro que no era posible enviar a varias personas allí. Estonia era un país muy, muy pobre. A pesar de la restauración sobre la base de la continuidad legal, Estonia también era un país muy, muy nuevo, donde todo lo necesario para ser un estado tuvo que construirse desde cero por sí mismo.

“En cualquier caso, Kallas sabía qué tipo de lavado de cerebro le esperaba en la sede del FMI en Washington, antes de que finalmente pudiera dar una firma que convertiría a Estonia en miembro del FMI. A diferencia de Kallas, los funcionarios del Fondo Monetario Internacional estaban todo menos entusiasmado con el plan de reforma monetaria de Estonia. El memorándum secreto del FMI recomendaba que Estonia primero estimulara la economía durante dos años usando el rublo y solo luego decidiera si usar o no su propia moneda “. Muchos países que acaban de liberarse del yugo de la economía planificada de la Unión Soviética, incluidos, en cierta medida, Letonia y Lituania, así lo hicieron.

Estonia introdujo un arreglo de caja de conversión, que era un arreglo de finanzas públicas muy raro en el mundo, y cuyo éxito casi ningún funcionario o político occidental creía en un país con una economía arruinada como Estonia. Fue la aventura más auténtica, “uhhuu”, para quienes trabajan en importantes instituciones con larga experiencia y buena educación, por así decirlo.

Para leer el artículo, suscríbase al paquete digital o iniciar sesión ¡en!


Source: Lääne Elu by online.le.ee.

*The article has been translated based on the content of Lääne Elu by online.le.ee. If there is any problem regarding the content, copyright, please leave a report below the article. We will try to process as quickly as possible to protect the rights of the author. Thank you very much!

*We just want readers to access information more quickly and easily with other multilingual content, instead of information only available in a certain language.

*We always respect the copyright of the content of the author and always include the original link of the source article.If the author disagrees, just leave the report below the article, the article will be edited or deleted at the request of the author. Thanks very much! Best regards!