Aquí están 10 de los logros más geniales de Arecibo

El sol se ha puesto en el icónico telescopio de Arecibo.

Desde 1963, este gigantesco radiotelescopio en Puerto Rico ha observado de todo, desde rocas espaciales que pasan zumbando por la Tierra hasta misteriosas explosiones de ondas de radio de galaxias distantes. Pero el 1 de diciembre, la plataforma de 900 toneladas métricas de instrumentos científicos sobre el plato se derrumbó, demoliendo el telescopio y marcando el final de los días de observación de Arecibo.

Arecibo ha hecho demasiados descubrimientos para incluirlos en una lista de los 10 principales, por lo que algunos de sus grandes éxitos no pasaron el corte, como una extraña clase de estrellas que parecen encenderse y apagarse (SN: 6/1/17) e ingredientes para la vida en una galaxia distante. Pero en honor a los 57 años de mandato de Arecibo como uno de los principales observatorios del mundo, aquí están 10 de los logros más geniales del telescopio, presentados en orden de frialdad aproximadamente inverso.

10. Reloj del pulsar de la Nebulosa del Cangrejo

Los astrónomos originalmente pensaron que las estrellas aparentemente parpadeantes llamadas púlsares, descubiertas en 1967, podrían ser estrellas enanas blancas pulsantes (SN: 27/4/68). Pero en 1968, Arecibo vio el púlsar en el centro de la Nebulosa del Cangrejo parpadeando cada 33 milisegundos, más rápido de lo que pueden pulsar las enanas blancas. (SN: 7/12/68). Ese descubrimiento fortaleció la idea de que los púlsares son en realidad estrellas de neutrones que giran rápidamente, cadáveres estelares que barren rayos de ondas de radio en el espacio como faros celestes (SN: 1/3/20).

Las observaciones de Arecibo de la frecuencia de los destellos de radio del púlsar en el centro de la Nebulosa del Cangrejo (estrella roja en el medio) apoyaron la idea de que los púlsares son estrellas de neutrones que giran rápidamente.Óptica: NASA, HST, ASU, J. Hester et al.; Rayos X: NASA, CXC, ASU, J. Hester et al.

9. Púlsares renacidos

En 1982, Arecibo registró un púlsar, denominado PSR 1937 + 21, que parpadeaba cada 1,6 milisegundos, desbancando a la estrella de neutrones de la Nebulosa del Cangrejo como el púlsar más rápido conocido (SN: 4/12/82). Ese hallazgo fue desconcertante al principio porque PSR 1937 + 21 es más antiguo que el púlsar de la Nebulosa del Cangrejo, y se pensaba que los púlsares giraban más lentamente con la edad.

Entonces, los astrónomos se dieron cuenta de que los viejos púlsares pueden “girar” al desviar masa de una estrella compañera y destellar cada uno a 10 milisegundos. El proyecto NANOGrav ahora utiliza balizas de radio de fuego rápido como relojes cósmicos extremadamente precisos para buscar las ondas en el espacio-tiempo conocidas como ondas gravitacionales (SN: 2/11/16).

Ilustración de Pulsar
Los púlsares suelen rotar más lentamente a medida que envejecen. Pero los datos de Arecibo mostraron que los púlsares pueden ‘girar’ para girar cientos de veces por segundo al desviar material de una estrella vecina (como se ve en la impresión de este artista; pulsar en azul).ESE, Francesco Ferraro / Observatorio Astronómico de Bolonia

8. Hielo en Mercurio

Mercurio parece un lugar poco probable para encontrar agua helada porque el planeta está muy cerca del sol. Pero las observaciones de Arecibo a principios de la década de 1990 insinuaron que el hielo acechaba en cráteres permanentemente sombreados en los polos de Mercurio (SN: 9/11/91). La nave espacial MESSENGER de la NASA confirmó más tarde esas observaciones (SN: 30/11/12). Encontrar hielo en Mercurio planteó la cuestión de si también podría existir hielo en los cráteres sombreados de la Luna, y las observaciones recientes de la nave espacial indican que sí (SN: 9/5/16).

Polo Norte de Mercurio
Imágenes de Mercurio tomadas por la nave espacial MESSENGER de la NASA en 2011 y 2012 confirmaron que indicios de hielo de agua (amarillo) visto en el planeta por Arecibo residen en regiones sombrías en los polos de Mercurio (polo norte, mostrado; dos cráteres etiquetados).NASA, JHUAPL, Carnegie Institution de Washington, Observatorio de Arecibo

7. Revelando Venus

Venus está envuelto en una gruesa capa de nubes, pero los rayos del radar de Arecibo podrían atravesar esa bruma y rebotar en la superficie rocosa del planeta, lo que permite a los investigadores trazar un mapa del terreno. En la década de 1970, la visión por radar de Arecibo obtuvo las primeras vistas a gran escala de la superficie de Venus (SN: 3/11/79). Sus imágenes de radar revelaron evidencia de actividad tectónica y volcánica pasada en el planeta, como crestas y valles (SN: 22/4/89) y antiguos flujos de lava (SN: 18/9/76).

imagen de radar de la superficie de Venus
Arecibo proporcionó esta primera vista de la superficie de Venus usando un radar en 1971.DB Campbell / Universidad de Cornell
2015 imagen de Venus
Los avances tecnológicos han permitido a Arecibo obtener vistas más nítidas de Venus. Esta imagen de 2015 muestra el hemisferio norte del planeta.Institución Smithsonian, NASA GFSC, Observatorio de Arecibo, NAIC

6. La revolución de Mercurio

En 1965, las mediciones del radar de Arecibo revelaron que Mercurio gira sobre su eje una vez cada 59 días, en lugar de cada 88 días (SN: 1/5/65). Esa observación aclaró un antiguo misterio sobre la temperatura del planeta. Si Mercurio hubiera girado sobre su eje una vez cada 88 días, como se pensaba anteriormente, entonces el mismo lado del planeta siempre estaría frente al sol. Eso es porque también le toma 88 días al planeta completar una órbita alrededor del sol.

Como resultado, ese lado estaría mucho más caliente que el lado oscuro del planeta. La rotación de 59 días coincidió mejor con la observación de que la temperatura de Mercurio es bastante uniforme en toda su superficie.

Mercurio
Las primeras observaciones de radar de Arecibo midieron la tasa de rotación de 59 días de Mercurio (que se muestra en esta imagen en color falso de los datos de la nave espacial MESSENGER, que resalta las características químicas y mineralógicas de la superficie del planeta).NASA, JHUAPL, Carnegie Institution de Washington

5. Cartografía de asteroides

Arecibo ha catalogado las características de muchos asteroides cercanos a la Tierra (SN: 7/5/10). En 1989, el observatorio creó una imagen de radar del asteroide 4769 Castalia, revelando la primera roca de dos lóbulos conocida en el sistema solar (SN: 25/11/89). Arecibo ha encontrado desde entonces rocas espaciales orbitando unas a otras en pares (SN: 29/10/03) y tríos (SN: 17/7/08).

Otros hallazgos extraños han incluido una roca espacial cuyas sombras hizo que Arecibo pareciera una calavera, y un asteroide con la forma improbable de un hueso de perro (SN: 24/7/01). Comprender las características y el movimiento de los asteroides cercanos a la Tierra ayuda a determinar cuáles podrían representar un peligro para la Tierra y cómo podrían desviarse de manera segura.

216 imágenes del asteroide Kleopatra
Las imágenes de radar de Arecibo en 2000 revelaron la extraña forma de hueso de perro de un asteroide llamado 216 Kleopatra (mostrado desde múltiples ángulos).WSU, NAIC, JPL / NASA

4. Llamando a ET

El Observatorio de Arecibo transmitió el primer mensaje de radio destinado a una audiencia extraterrestre en noviembre de 1974 (SN: 23/11/74). Ese famoso mensaje fue la señal más poderosa jamás enviada desde la Tierra, destinada en parte a demostrar las capacidades del nuevo transmisor de radio de alta potencia del observatorio.

El mensaje, transmitido hacia un cúmulo de unas 300.000 estrellas a unos 25.000 años luz de distancia, constaba de 1.679 bits de información. Esa cadena de código binario detallaba las fórmulas químicas de los componentes del ADN, un boceto de un ser humano, un esquema del sistema solar y otros datos científicos.

3. Explosiones de radio repetidas

Las ráfagas de radio rápidas, o FRB, son explosiones breves y brillantes de ondas de radio con orígenes desconocidos. El primer FRB conocido que emitió múltiples ráfagas fue el FRB 121102, que Arecibo vio por primera vez en 2012 y nuevamente en 2015 (SN: 2/3/16). Encontrar un FRB repetido descartó la posibilidad de que estas explosiones fueran generadas por eventos cataclísmicos únicos, como colisiones estelares. Y debido a que FRB 121102 seguía siendo recurrente, los astrónomos pudieron rastrearlo hasta su hogar: una galaxia enana a unos 2.500 millones de años luz de distancia (SN: 1/4/17). Esto confirmó la sospecha de una década de que los FRB provienen de más allá de la Vía Láctea.

fuente de ráfaga de radio rápida
Una fuente repetida de ondas de radio descubierta por Arecibo (imagen de radio, izquierda) fue la primera ráfaga de radio rápida rastreada hasta su galaxia de origen. El estallido se originó en una galaxia enana a unos 2.500 millones de años luz de distancia (imagen de luz visible, derecha).H. Falcke /Naturaleza 2017

2. Haciendo olas

Las ondas gravitacionales se detectaron directamente por primera vez en 2015 (SN: 2/11/16), pero los astrónomos vieron la primera evidencia indirecta de ondas en el espacio-tiempo hace décadas. Esa evidencia provino del primer púlsar encontrado orbitando otra estrella, PSR 1913 + 16, avistada por primera vez por Arecibo en 1974 (SN: 19/10/74).

Al rastrear el tiempo de llegada de las ráfagas de radio de ese púlsar durante varios años, los astrónomos pudieron trazar un mapa de su órbita y encontraron que PSR 1913 + 16 estaba girando en espiral hacia su compañero. A medida que las órbitas de las dos estrellas se contraen, el sistema binario pierde energía a la velocidad que se esperaría si estuvieran generando ondas gravitacionales (SN: 24/02/79). Esta observación indirecta de ondas gravitacionales ganó el Premio Nobel de Física de 1993 (SN: 23/10/93).

Ilustración de pulsar orbitando estrella
El primer púlsar encontrado orbitando otra estrella, avistado por Arecibo en 1974, proporcionó evidencia indirecta de la existencia de ondas en el espacio-tiempo llamadas ondas gravitacionales (ilustración).ESO, L. Calçada

1. Planetas Pulsar

Los primeros planetas descubiertos alrededor de otra estrella fueron tres mundos pequeños y rocosos que orbitaban el púlsar PSR B1257 + 12 (SN: 11/01/92). El hallazgo fue algo fortuito. En 1990, Arecibo estaba siendo reparado, por lo que se quedó atascado mirando a un punto del cielo. Durante sus observaciones, la rotación de la Tierra barrió el PSR B1257 + 12 a través del campo de visión del telescopio. Pequeñas fluctuaciones en el tiempo de llegada de las ráfagas de radio del púlsar indicaron que la estrella se tambaleaba como resultado del tirón gravitacional de planetas invisibles (SN: 05/03/94).

Desde entonces, se han descubierto miles de exoplanetas orbitando otras estrellas, incluidas estrellas similares al sol (SN: 8/10/19). Los estudios recientes de exoplanetas, sin embargo, sugieren que los planetas que orbitan púlsares son raros (SN: 3/9/15).

planetas rocosos orbitando pulsar PSR B1257 + 12
Los primeros mundos jamás avistados más allá del sistema solar fueron tres planetas rocosos (vistos en la ilustración de este artista) que orbitaban el púlsar PSR B1257 + 12.NASA, JPL-Caltech, R. Hurt / SSC

Source: Science News by www.sciencenews.org.

*The article has been translated based on the content of Science News by www.sciencenews.org. If there is any problem regarding the content, copyright, please leave a report below the article. We will try to process as quickly as possible to protect the rights of the author. Thank you very much!

*We just want readers to access information more quickly and easily with other multilingual content, instead of information only available in a certain language.

*We always respect the copyright of the content of the author and always include the original link of the source article.If the author disagrees, just leave the report below the article, the article will be edited or deleted at the request of the author. Thanks very much! Best regards!