Ariadna Gil protagoniza ‘Todavía hay alguien en el bosque’, el viernes en El Progrés

Ariadna Gil, en ‘Todavía hay alguien en el bosque’ (Fotografía: Cultura y Conflicto)

La actriz catalana Ariadna Gil es uno de los rostros más famosos que pasará por Martorell este viernes 26 de noviembre, como parte de un elenco que pondrá en escena la obra Todavía hay alguien en el bosque. Será, a las 21 h, en el teatro El Progrés con entradas disponibles en la web entrades.martorell.cat.

La representación está incluida en el proyecto del mismo nombre, de la plataforma Cultura y conflicto, que también ha programado una exposición y un documental, transmitido este martes. Un trabajo iniciado hace tres años que da voz a mujeres víctimas de tortura y violación en la guerra de los Balcanes.

Además de Ariadna Gil, el reparto lo completan Montse Esteve, Judit Farrés, Erol Ileri, Òscar Muñoz, Pep Pascual y Magda Puig, en una producción creada y dramatizada por Anna Maria Ricart Codina y dirigida por Joan Arqué Solà.

La obra presenta la historia de las sobrevivientes de la violencia sexual en la Guerra de los Balcanes, la más sangrienta de Europa desde la Segunda Guerra Mundial. De 1991 a 2001, se estima que entre 25.000 y 50.000 mujeres de diferentes etnias fueron torturadas, maltratadas y violadas en este territorio, en una operación militar de depuración e intimidación étnica. En muchos casos, estas violaciones culminaron en embarazos, obviamente no deseados.

Háblanos de esta producción teatral del proyecto ‘Todavía hay alguien en el bosque’.

Ha sido un trabajo de creación colectiva. Por un lado, porque le hemos dado voz a la gente y su testimonio hoy, a cómo estos niños que tienen 25 años y que fueron fruto de las violaciones, y a estas mujeres que las sufrieron. Y por otro lado, también hablamos de lo que estábamos haciendo y dónde estábamos durante esta guerra, que estaba tan cerca en la distancia y tan lejos de nuestras vidas. Hablamos sobre lo que está pasando allí ahora, cuáles han sido las consecuencias, cómo están ellos y los niños, y sobre nosotros, de alguna manera.

¿Cómo es posible la experiencia con todo el equipo haciendo posible esta función?

Está siendo fantástico y muy enriquecedor. Más que un sentimiento como actriz, estoy dando voz y transmitiendo una reflexión que todos los involucrados hemos hecho de nosotros mismos. Poder transmitir estas historias a la gente y tratar de ver que las consecuencias de actos como estos perduran por generaciones y generaciones. Y que si se olvidan, es muy fácil para ellos volver a encender y repetir las mismas atrocidades. Está siendo una experiencia única.

El equipo que pone en escena ‘Todavía hay alguien en el bosque’ (Foto: Cultura y conflicto)

Explique que acaba de regresar de allí …

Estuvimos en los Balcanes hace apenas dos semanas. Actuamos en la ciudad de Sarajevo, y también en Croacia y Eslovenia. Fue una experiencia muy fuerte, el hecho de verlo de cerca. Todos hemos intentado hacer una función que es bastante fuerte, con mucho respeto y sentido, con ironía en muchos momentos, acompañada de música, y que no solo recrea las cosas que sucedieron, sino de hoy. Nos hemos acercado a comprender lo que significa para estas mujeres y estos niños que fueron fruto de estas violaciones. Ha sido una experiencia muy interesante para nosotros y nos ha dejado bastante impresionados.

Con ‘Todavía hay alguien en el bosque’, ¿has profundizado en el drama de la guerra de los Balcanes?

Para todos los que hacemos esta función, es más que una cuestión de memoria, es universal y atemporal. Guerras y violación como arma de destrucción, los hilos nacen… lo vivimos día a día. Sintió que más del 90 por ciento de las mujeres que están migrando han sido violadas en el largo y brutal viaje para llegar a Europa. ¡Es tan actual! El contexto es muy específico, a excepción de las historias de personas, pero se puede extrapolar a cualquier lugar, conflicto y situación actual. Depende de todos nosotros.

De esta reciente estadía pudiste hablar con mujeres que la padecían, ¿qué te transmitieron?

El documental incluye los testimonios de tres mujeres y tres niños producto de violaciones. Son personas con las que se habló y se grabó, y uno de ellos vino al show en Sarajevo, así como una hija que aparece en el documental. También vinieron activistas y personas de asociaciones, y fuimos a visitar a dos testigos más. Ha sido muy fuerte para nosotros, y te das cuenta de que no quieren hablar de eso, no quieren volver a recordarlo, a pesar de ser muy activos en las asociaciones y en su lucha. Pero quieren hablar de otras cosas. Te das cuenta de que ni siquiera podemos conocer las secuelas y la situación por la que han pasado. Lo estamos haciendo desde nuestra perspectiva de manera respetuosa, tratando de transmitir tanto como sea posible lo que dijeron y hablar por ellos. Ha sido muy interesante y muy fuerte. Y ver un país donde la guerra sigue tan presente, en las paredes, en el asfalto… vuelves muy emocionado.

Ariadna Gil y parte del equipo que lidera ‘Todavía hay alguien en el bosque’ (Foto: Cultura y conflicto)

Oriol Casanovas, comisario de la exposición, explicó que como resultado del proyecto vio un hilo de esperanza: hijos e hijas de estas violaciones que se acercan nuevamente a sus madres biológicas, y que están mejorando su condición. físicos y mentales, y que se sientan reconfortados con este enfoque. ¿Es este hilo de esperanza también evidente en la obra?

Cada caso es único y diferente, no se puede generalizar. Lo que sí creo es que llegar a hablar de algo, ya sea denunciarlo o reencontrarme con un niño que has abandonado o encontrar una madre que no ha podido criarte, o hablar con ella, es un paso muy importante. que no todo el mundo es capaz de hacer. Es curativo, poder confiar en él y sacarlo de adentro. Son temas sobre los que todavía existe un gran tabú.

Recientemente dijiste en una entrevista en la revista ‘Fotogramas’ que como actriz tienes dos premisas: una, seguir la línea marcada por tu director, y la otra, la parte que más te guste: investigar, leer, hablar y buscar puntos de vista del personaje que representa. ¿En este proyecto esto ha sido aún más marcado y especial?

Este proyecto me ha permitido acercarme al conflicto, que es muy complejo, comprender la inacción de Europa, etc. Interpreto a una mujer que fue grabada durante muchas horas de entrevistas, y tenía este material disponible para verla, escucharla y acercarme lo más posible a la persona. Y a ver cómo era, no a imitarla, sino a descubrir cómo se mueve, cómo se ríe, qué le da vergüenza o no, conocerla un poco y estudiarla, y desde allí transmitir de una manera muy sencilla. y neutral lo que dijo, de manera fiel. Luego ensayos y montajes, y hay una visión externa muy importante y necesaria del director, que ve el conjunto, que matiza las cosas y donde todos los integrantes de la función han participado de manera muy activa proponiendo cosas y ha habido cierta creatividad conjunta.

Siempre te hemos vinculado al cine y también a las series, y ciertamente no tanto al teatro. ¿Cómo te sientes en esta disciplina artística? ¿Es muy diferente al cine?

De hecho, empecé en el Institut del Teatre y lo hice cuando terminé, pero es cierto que luego me dediqué la mayor parte de mi vida a hacer cine. Pero hace 10 años empecé a hacer teatro aquí y últimamente estoy haciendo tal vez más que cine. Quizás encuentro proyectos que me interesan más o me permiten profundizar en las cosas que hago, y eso me gusta ahora. Y también obtengo cosas menos interesantes en la película. Creo que el oficio es el mismo, pero la experiencia es diferente.

¿Qué te aporta el teatro?

Mientras actúas, el teatro te enseña cosas y te encuentras con el personaje con el público, con el pasar de los días, con los compañeros y con el público, y la experiencia es muy diferente cada vez, y eso me fascina a mí y no a mí ‘ estoy cansado. Aprendes mucho haciendo teatro.

¿Es muy diferente al cine?

El cine tiene otras cualidades asombrosas: ¡con la cámara se puede decir tanto con tan pocas cosas! Dependiendo de cómo pongas la cámara, qué gesto hagas, cómo reflejes la luz, cómo montes una escena… las dos artes me parecen fantásticas, pero son muy diferentes.

Ariadna Gil, en ‘Todavía hay alguien en el bosque’ (Fotografía: Cultura y Conflicto)

Este año te han visto en la gran pantalla con la película Sólo una vez, que también se ocupa de un problema de violencia de género. ¿Crees que es un problema que va en aumento o que ahora se hace más visible?

El problema es que no sabría si más o menos que antes. Sí hay cosas que han cambiado, ahora estos casos te sientes más. Creo que es un problema que ha existido, que existe, y que hay muchos factores que hacen que siga existiendo, y cuanto más hablamos de él y tratamos de sacar los medios de la educación o la protección, menos se va. Todo es pequeño, porque la violencia machista es un flagelo muy importante, y sobre todo porque hay una parte que no conocemos y que no se conoce, y que dura años y años, violencia de todo tipo.

¿Es bueno, entonces, hablar de ello o difundirlo?

Hablar de él no lo hace más, sino todo lo contrario: nos hace identificarlo más. La información es muy importante para identificar lo antes posible cualquier abuso hacia nosotros o alrededor nuestro, que entre más herramientas tengamos mejor para pedir ayuda. Cambiar de sociedad y de modelos será largo, no se resolverá en un día. Debemos continuar.

¿Cuáles son los próximos proyectos que tienes en tu agenda?

Recientemente filmé una película que seguramente se estrenará a principios de este año y se dice La casa entre los cactus. Además, seguiremos recorriendo Cataluña con Todavía hay alguien en el bosque y el año que viene probablemente haremos una versión en español, para llevarlo a Madrid y hacer una gira por toda España, y un par de proyectos más, aún no cerrados.


Source: Web de notícies de l'Ajuntament de Martorell by martorelldigital.cat.

*The article has been translated based on the content of Web de notícies de l'Ajuntament de Martorell by martorelldigital.cat. If there is any problem regarding the content, copyright, please leave a report below the article. We will try to process as quickly as possible to protect the rights of the author. Thank you very much!

*We just want readers to access information more quickly and easily with other multilingual content, instead of information only available in a certain language.

*We always respect the copyright of the content of the author and always include the original link of the source article.If the author disagrees, just leave the report below the article, the article will be edited or deleted at the request of the author. Thanks very much! Best regards!