BSP mantiene las tasas para impulsar la recuperación

Por Luz Wendy T. Noble, Reportero

El banco central de FILIPINA mantuvo el jueves las tasas de interés oficiales sin cambios como se esperaba, diciendo que una postura acomodaticia es clave para el crecimiento económico que ha ganado una tracción sólida.

Los funcionarios monetarios también advirtieron sobre los riesgos para la inflación el próximo año, incluidos los tifones y los aumentos de tarifas.

El Bangko Sentral ng Pilipinas (BSP) dejó la tasa clave estable en 2%, como predijeron los 20 economistas en una encuesta de BusinessWorld la semana pasada. También mantuvo las tasas de depósitos y préstamos a un día en mínimos históricos de 1,5% y 2,5%.

“La Junta Monetaria sostiene que mantener una mano paciente en las palancas de política del BSP, junto con las intervenciones fiscales y de salud apropiadas, mantendrá la recuperación económica más sostenible durante los próximos trimestres”, dijo el gobernador del banco central, Benjamin E. Diokno, en una conferencia de prensa sobre Isla de Boracay en el centro de Filipinas.

Esta fue la primera vez que se permitió a los periodistas cubrir físicamente la sesión informativa del BSP sobre la reunión política desde que la isla principal de Luzón fue bloqueada a mediados de marzo del año pasado para contener una pandemia de coronavirus.

“El crecimiento económico parece estar ganando terreno, impulsado por la mejora de la movilidad y el sentimiento en medio de la relajación calibrada de los protocolos de cuarentena y el progreso continuo en el programa de vacunación del gobierno”, dijo Di-okno.

“No obstante, la Junta Monetaria señaló que las medidas sostenidas para salvaguardar la salud y el bienestar públicos siguen siendo cruciales para facilitar la recuperación de la inversión y el empleo”, agregó.

Aparte de los tifones y los aumentos de tarifas, el jefe del banco central también citó los riesgos de precios de una recuperación prolongada de la oferta nacional de carne de cerdo.

La decisión del banco central se produce una semana después de que el gobierno publicara datos que mostraban que la economía creció un 7,1% entre julio y septiembre respecto al año anterior. El crecimiento económico fue del 3,8% intertrimestral.

La producción económica se contrajo un 9,6% el año pasado, una de las peores en Asia y la recesión más profunda de Filipinas desde la Segunda Guerra Mundial.

“Es necesario que continúe con el apoyo a las políticas y no lo retire por completo hasta que haya pruebas muy sólidas de que la demanda agregada sea suficiente”, dijo el vicegobernador del banco central, Francisco G. Dakila, Jr. en la misma sesión informativa.

Agregó que el BSP ha estado coordinando con las autoridades fiscales sobre la eventual normalización de la política monetaria porque podría afectar la respuesta del gobierno a una pandemia.

La economía filipina sigue estando lejos de su nivel anterior a la pandemia, dijo Alex Holmes, economista de Capital Economics. Agregó que el crecimiento del último trimestre había venido de una base baja.

“Si bien el crecimiento para el año probablemente eclipsará ahora la estimación anterior del gobierno de 4-5%, la economía aún entrará en 2022 con enormes cantidades de capacidad disponible”, dijo en una nota. Espera que el banco central mantenga las tasas estables durante el resto del año.

Dakila dijo que el BSP había reducido su pronóstico de inflación promedio para el año a 4.3% desde 4.4% en la revisión de política anterior. La inflación en los primeros 10 meses de 2021 fue del 4,5%.

Se espera que los precios al consumidor aumenten un 3,3% y un 3,2% en 2022 y 2023, sin cambios con respecto al pronóstico anterior.

Dakila dijo que sus estimaciones actualizadas habían considerado el aumento de los precios mundiales del petróleo y los sólidos datos del PIB del tercer trimestre.

Estos se vieron atenuados por una inflación más lenta en septiembre y octubre, dijo, y agregó que era posible que la inflación de noviembre se mantuviera dentro de la meta.

La inflación general el mes pasado se desaceleró a 4.6% desde 4.9% en septiembre en medio de un aumento más lento en los precios de los alimentos. La inflación todavía estaba por encima del objetivo de 2-4% del banco central.

La inflación más lenta en los últimos meses le había dado al BSP “un respiro” para mantener una postura acomodaticia mientras tanto, dijo el economista senior de ING Bank NV Manila, Nicholas Antonio T. Mapa.

“Sin embargo, un repunte sorpresivo en el crecimiento económico abre la puerta a posibles ajustes en el futuro”, dijo en una nota. El primer aumento de tarifas del BSP podría ocurrir en el segundo trimestre del próximo año, agregó.

La Junta Monetaria llevará a cabo su revisión final de la tasa de política monetaria este año el 16 de diciembre. Diokno insinuó anteriormente que no veía la necesidad de ajustar la configuración de las políticas para el resto del año.


Source: BusinessWorld Online by www.bworldonline.com.

*The article has been translated based on the content of BusinessWorld Online by www.bworldonline.com. If there is any problem regarding the content, copyright, please leave a report below the article. We will try to process as quickly as possible to protect the rights of the author. Thank you very much!

*We just want readers to access information more quickly and easily with other multilingual content, instead of information only available in a certain language.

*We always respect the copyright of the content of the author and always include the original link of the source article.If the author disagrees, just leave the report below the article, the article will be edited or deleted at the request of the author. Thanks very much! Best regards!