Ciudades italianas, el desempeño ambiental no despega en el año de la pandemia


11/09/2021 – Más coches en la carretera y un colapso casi uniforme en el uso del transporte público. Niveles de smog y fugas a lo largo de la red de agua que siguen siendo preocupantes. Algunas notas positivas que tienen poco impacto en la tendencia general: entre todas, El aumento de recogida separada e kilómetros de ciclovías e infraestructura.

En 2020 marcado por la emergencia pandémica, las capitales italianas no mejoran su comportamiento medioambiental: si es cierto, de hecho, que el Covid-19 afecta principalmente a las ciudades, modificando sus contornos, reglas y pautas, las emergencias urbanas destacadas en años anteriores siguen siendo las mismas y reflejan una inmovilidad sustancial en las políticas basadas en la sostenibilidad, aunque con algunos aspectos importantes. excepciones y mejores prácticas a considerar para trazar el curso del cambio a escala nacional.

Es la imagen que emerge del Informe ‘Ecosistema urbano 2021’, Realizado por Legambiente en colaboración con Ambiente Italia e Il Sole 24 Ore y presentado ayer en transmisión en vivo.

El informe tiene en cuenta 105 capitales y tiene en cuenta 18 indicadores de seis componentes (aire, agua, residuos, movilidad, medio ambiente urbano y energía) para elaborar un ranking del desempeño ambiental de las ciudades: frente a una puntuación máxima teórica de 100, el porcentaje medio totalizado por los centros urbanos en 2020 se mantiene firme en 53,05%, idéntico al de la última edición.

Solamente Trento supera el 80 por ciento (84,71%), confirmándose en la parte superior de la clasificación general con una mejora en el rendimiento en el uso de la tierra y las concentraciones de NO2 y PM10, un aumento en la recolección separada y la infraestructura para bicicletas; en segundo lugar encontramos Reggio Emilia (77,89%) que aumenta el espacio dedicado a peatones y ciclistas (primero para carriles bici equivalentes) y el número de árboles plantados; el escalón más bajo del podio lo ocupa Mantua (75,14%) lo que mejora el desempeño de la calidad del aire, disminuye las pérdidas de la red de agua y aumenta el reciclaje.

Cierran los cinco primeros Cosenza (cuarto con 74,21%) lo que disminuye las pérdidas de la red de agua y el consumo de agua doméstica, registra el mayor incremento de la infraestructura ciclista y mejora en la producción de residuos y el uso de la tierra, e Pordenona (quinto con 73,30%) que mejora en las pérdidas de la red de agua (la segunda ciudad más virtuosa en contenerlas), disminuye la producción de residuos y crece en recogida selectiva.

Luces traseras Brindisi (30,03%), Catania (29,38%) e Palermo (26,60%), respectivamente en los puestos 103, 104 y 105 del ranking: el cero absoluto ganado por Brindisi en el uso eficiente de la tierra y el último lugar en la colección separada que ocupa Catania, que sin embargo es también la ciudad más virtuosa en términos de consumo de agua. Último Palermo que aumenta la producción de residuos per cápita y el número de automóviles en circulación, pero registra positivamente un aumento de pasajeros del servicio de transporte público, en contraste con el promedio de las otras ciudades.

Este año Ecosistema Urbano presenta una importante novedad: las aportaciones de algunos expertos que conforman una red informal formada por ISPRA, ISS, ISTAT, CNR, Caritas, Oxfam, Terra !, Forum Desigualdades y Diversidad, Fillea Cgil que interpreta el tema urbano ofreciendo un punto de vista propio, subrayando emergencias e identificando posibles acciones concretas para combatir las penurias, la pobreza, las desigualdades y los problemas ambientales a partir de Metas de desarrollo sostenible de la ONU. Aportes que se profundizarán en una cita ad hoc el 13 de enero de 2022.


Urban Ecosystem fotografía un país que está en gran parte detenido, que incluso retrocede en algunos indicadores ambientales: ya en el escenario prepandémico, el informe describió capitales que lucharon por despegar en políticas de sostenibilidad, contribuyendo a los conflictos con Europa y a la infracción, como para la purificación del agua o la calidad del aire. El período de la pandemia, después de algunas mejoras, ha complicado las cosas – declara el presidente nacional de Legambiente, Stefano Ciafani.

“Ahora, sin embargo, bajo el PNRR se abre una posibilidad para revertir el curso: son yo avisos publicados por los ministerios para la asignación de recursos a asignar para la separación de residuos y la construcción de plantas de reciclaje, a la nueva movilidad, a la silvicultura urbana, al ciclo integral del agua. La capacidad de las oficinas técnicas de las ciudades para presentar proyectos adecuados que cumplan con los estrictos criterios ambientales impuestos por la UE, pero también el apoyo de las estructuras técnicas públicas centrales, será fundamental para suplir la falta crónica de personal y habilidades de administraciones locales “.

“Una vez más nuestros análisis confirman que, incluso en un año especialmente difícil como el que destacan las cifras, la Italia del buen ecosistema urbano es el país que consigue planificar y gastar bien sus recursos. Evolucionando incluso en ausencia de respuestas o pautas nacionales claras, como lo demuestran las buenas prácticas incluidas en el informe, ejemplos positivos que cuentan destellos de notable dinamismo y planificación ”- declara Mirko Laurenti, responsable del informe Ecosistema Urbano de Legambiente.

“Para salir realmente de la emergencia urbana sin embargo, se necesita una estrategia nacional que apoya y financia buenas elecciones para hacer nuestras ciudades más habitables y adaptables a las necesidades del medio ambiente y los ciudadanos. En este sentido, un uso prudente del PNRR partiendo de las ciudades, focalizado en el buen hacer de los Alcaldes, puede ser una oportunidad concreta para relanzar todo el país, con menos coches y vehículos menos contaminantes, infraestructuras más inteligentes y ultraconectadas. . “.


Ecosistema urbano, desempeño por sector

En más de la mitad de las capitales consideradas, el índice deuso eficiente de la tierra, ante un descenso más o menos marcado del número de habitantes: el descenso demográfico se asocia generalmente a una pérdida creciente de funciones de la infraestructura residencial histórica ante nuevas expansiones.

Mirando a Ciclovías, en 2020 Reggio Emilia registra el valor más alto con 45,74 metros equivalentes por cada 100 habitantes, seguido de Cremona y Cuneo. En general, el número de ciudades de más de 10 metros cuadrados / 100 habitadas ha aumentado a 39. El valor medio nacional de los carriles bici equivalentes también está aumentando, alcanzando los 9,5 m.

En el frente del energías renovables, Padua, Oristano, Pesaro y Verona son los municipios donde hay mayor difusión de la energía solar térmica y fotovoltaica instalada en estructuras públicas, con valores entre 26 y 31 kW por 1000 habitantes. Hasta 23 capitales donde todavía no se alcanza 1 kW / 1000 habitantes, ocho ciudades todavía en cero. El valor medio nacional, ligeramente por debajo, se sitúa en 4,77 kW / 1,00 hab.

Las principales metrópolis y la excepción de Milán

Una mirada a las principales ciudades confirma su dificultad común para dar respuestas a los problemas críticos que las agobian: el smog a Torino, traficar un Roma, la constante emergencia de residuos a Palermo, la dispersión del agua potable un Bari, consumo de tierra a Venecia. Los días de sobrepasar los límites de ozono en Milán y Turín y las concentraciones de dióxido de nitrógeno en Turín o Palermo son siempre altos.

En cifras y porcentajes, destaca el aumento de los coches que circulan en Turín (65 por 100 habitantes) y en Roma (64/100). El escaso 19,2% de recogida selectiva de residuos en Palermo o el 36,2% a Nápoles, el 3 de 10 alcanzado por Venecia en el índice dedicado al consumo eficiente del suelo, el 49% del agua potable se introduce en la red pero se desperdicia en Bari.

En general, el rendimiento de Milano: la capital lombarda sigue caracterizándose por un dinamismo que acompaña a un cambio profundo en una clave sostenible que lleva tiempo en marcha, con cifras que siguen siendo reconfortantes a pesar de la tendencia general de desaceleración. La elección de promover un sistema de movilidad cada vez más compartido e integrado con el transporte público, desde compartir servicios hasta espacios reservados para ciclistas, fue un éxito.

Milán se confirma como la única gran ciudad que tiene una red de agua que pierde mucho menos del 25% del agua que ingresa a la red (13,4%) y ahora ha invertido de manera estable la proporción entre el suelo impermeabilizado o construido y el crecimiento de residentes: es la única capital que obtiene una puntuación de 10 sobre 10 en el índice de uso eficiente de la tierra.

Ecosistema urbano: más allá de los números, buenas prácticas

El Informe Legambiente dedica un espacio a aquellas realidades que, tanto en el Norte como en el Sur, presentan buenos ejemplos de sostenibilidad que no siempre son visibles solo con los números y las estadísticas. Dieciocho las mejores prácticas premiadas e incluido en la edición 2021 del informe.

Este es el caso, por ejemplo, de la revolución que se inició en la periferia oriental de Nápoles, el distrito de San Giovanni a Teduccio, donde se lanzó la primera comunidad de energía renovable y solidaria del país; del Distrito de Economía Civil de la provincia de Lucca, nacido en plena pandemia; de los tres millones de árboles nuevos que se plantarán para el 2030 como parte del proyecto “ForestaMI” o el primer parque de bicicletas, inaugurado en la estación Cordusio, línea roja del metro, en Milano.

Y nuevamente, el caso de Cagliari, donde un proyecto ha permitido la recuperación de las aguas residuales que salen de las depuradoras, antes dejadas para escurrir al mar y ahora se utilizan para regar jardines públicos. O del proyecto superciclable que conectará Florencia con césped: 15 kilómetros que darán un giro a todo el sistema de movilidad en un cuadrante muy congestionado por el tráfico y cortado en dos por la Autostrada del Sole. O la recuperación de espacios urbanos implementada por la Municipalidad de Bari que en las zonas degradadas y completamente abandonadas del antiguo Gasómetro y del antiguo cuartel Rossani se está creando un parque y nuevos espacios urbanos para la ciudadanía con verdor, huertas, carriles bici, skateparks, anfiteatro, zonas de avituallamiento y senderos naturales.

Fuente: Oficina de prensa de Legambiente


Source: Le ultime news dal mondo dell'edilizia by www.edilportale.com.

*The article has been translated based on the content of Le ultime news dal mondo dell'edilizia by www.edilportale.com. If there is any problem regarding the content, copyright, please leave a report below the article. We will try to process as quickly as possible to protect the rights of the author. Thank you very much!

*We just want readers to access information more quickly and easily with other multilingual content, instead of information only available in a certain language.

*We always respect the copyright of the content of the author and always include the original link of the source article.If the author disagrees, just leave the report below the article, the article will be edited or deleted at the request of the author. Thanks very much! Best regards!