Comentario: La selección nacional de hockey sobre hielo ha encontrado y consolidado su identidad


La lista de ganadores de los campeones del mundo de hockey sobre hielo no es particularmente variada. En este milenio, Rusia, Canadá, la República Checa y Suecia han ganado cuatro títulos cada uno, los finlandeses triunfaron dos veces y los eslovacos una. El equipo alemán se ha abierto camino hacia las grandes naciones en varios niveles durante los últimos años. No solo ha mejorado en el ritmo de juego, sino también mentalmente. Marco Sturm, que fue seleccionador nacional de 2015 a 2018, hizo que los profesionales alemanes confiaran en sí mismos para desafiar seriamente a oponentes de talla mundial. Al menos desde la medalla de plata olímpica en 2018, han estado entrando en estos duelos sin ningún complejo de inferioridad, por ejemplo, el sábado en Riga en la semifinal de la Copa del Mundo contra Finlandia.

El hecho de que perdieran el juego 1: 2 molestará a los jugadores alemanes durante mucho tiempo. La posibilidad de llegar a la final del Mundial estaba al alcance. Merecieron jugar por el título, pero desaprovecharon muchas buenas oportunidades de gol después de que los finlandeses, sin piedad eficientes, utilizaran dos errores de los alemanes en el primer período para marcar dos goles. Fue una derrota en la categoría de “muy lamentable”. Los profesionales de DEB difícilmente se sentirán reconfortados por el hecho de que fueron un digno semifinalista que no solo se enfrentó al campeón defensor a la altura de los ojos, sino que también jugó un papel decisivo. Querían ser un milagro del hockey, campeón mundial. El sueño ha estallado.

Sin final de perdedor

Se recordará la victoria por 3-1 contra Canadá en la ronda preliminar de la Copa del Mundo y la dramática victoria por penalti contra Suiza en los cuartos de final. Y el compromiso incondicional con el que los jugadores alemanes lucharon por el éxito, cómo bloquearon tiros sin miedo al dolor y nunca bajaron la cabeza. El espíritu de equipo combativo y seguro de sí mismo que dio forma a Sturm también vive bajo la dirección de su sucesor, Toni Söderholm. El equipo alemán ha encontrado y consolidado una identidad.

Por lo tanto, puede estar seguro de que los jugadores alemanes no considerarán la pequeña final por el tercer puesto contra el equipo estadounidense el domingo como una final perdedora, sino como una oportunidad de ganar el bronce. No sería el gran golpe soñado, pero también sería un éxito histórico. La última medalla de la Copa del Mundo la ganó una selección de la DEB en 1953. En un torneo con cuatro participantes.


Source: Kölner Stadt-Anzeiger – Kölner Stadt-Anzeiger by www.ksta.de.

*The article has been translated based on the content of Kölner Stadt-Anzeiger – Kölner Stadt-Anzeiger by www.ksta.de. If there is any problem regarding the content, copyright, please leave a report below the article. We will try to process as quickly as possible to protect the rights of the author. Thank you very much!

*We just want readers to access information more quickly and easily with other multilingual content, instead of information only available in a certain language.

*We always respect the copyright of the content of the author and always include the original link of the source article.If the author disagrees, just leave the report below the article, the article will be edited or deleted at the request of the author. Thanks very much! Best regards!