¿Cómo lidiar con una chinche de cama químicamente resistente?


Ahora, cada vez más a menudo puede escuchar sobre el problema del crecimiento de la resistencia de varios microorganismos dañinos a los antibióticos: los medicamentos que estamos acostumbrados simplemente dejan de actuar sobre algunos microbios patógenos, por lo que pronto correremos el riesgo de quedarnos sin armas antibacterianas. Sin embargo, no sólo los microbios sino también los organismos más grandes se adaptan a la “química”. Por ejemplo, criaturas tan desagradables como las chinches.

Durante mucho tiempo, los medicamentos de la clase de los piretroides han sido eficaces contra estos parásitos chupadores de sangre, entre los que se encontraba un insecticida tan popular como la deltametrina. Todavía se puede encontrar en la composición de una gran cantidad de remedios para chinches, cucarachas, garrapatas y otros insectos. Pero gracias al uso generalizado de insecticidas a base de deltametrina, los mismos insectos “aprendieron” a sobrevivir a un ataque químico, han desarrollado resistencia a la acción de este veneno. La acción de la deltametrina se basa en el hecho de que interrumpe el funcionamiento normal de los canales de sodio en las células nerviosas, lo que provoca parálisis y posterior muerte en el insecto.

Sin embargo, algunas poblaciones de chinches (principalmente, estamos hablando de América del Norte y Europa) han desarrollado un antídoto para este veneno: la enzima citocromo P450. Una alta concentración de esta enzima neutraliza rápidamente las moléculas de deltametrina, no permita que interrumpan el trabajo de los canales de sodio. La efectividad de dicha protección contra las chinches es extremadamente alta: para lograr la misma tasa de mortalidad para las chinches químicamente resistentes, debe usar una concentración 70 mil veces mayor de deltametrina. Las altas dosis del insecticida no solo contaminan el medio ambiente, se vuelven peligrosas para los humanos, sino que también contribuyen a un desarrollo aún mayor de la resistencia entre las chinches y otros insectos.

Investigadores de la Universidad de Kentucky y la Universidad de Purdue encontre una formacómo devolver el miedo a la deltametrina a las chinches. Resultó que algunos aceites esenciales de plantas son capaces de bloquear el citocromo P450, dejando a las neuronas del insecto solas con el insecticida, que, de hecho, es necesario. La deltametrina en combinación con aceites esenciales resulta ser mortal incluso para poblaciones de chinches resistentes a este veneno.

Por supuesto, durante algún tiempo, este “ajuste” químico ayudará a recuperar viejos insecticidas para combatir los mismos insectos. Pero no olvide que tal batalla química es siempre una competencia de espadas y escudos. Y con el tiempo, es muy probable que los bichos u otros insectos aprendan a combatir estos nuevos insecticidas.


Source: Автономная некоммерческая организация "Редакция журнала «Наука и жизнь»" by www.nkj.ru.

*The article has been translated based on the content of Автономная некоммерческая организация "Редакция журнала «Наука и жизнь»" by www.nkj.ru. If there is any problem regarding the content, copyright, please leave a report below the article. We will try to process as quickly as possible to protect the rights of the author. Thank you very much!

*We just want readers to access information more quickly and easily with other multilingual content, instead of information only available in a certain language.

*We always respect the copyright of the content of the author and always include the original link of the source article.If the author disagrees, just leave the report below the article, the article will be edited or deleted at the request of the author. Thanks very much! Best regards!