¿Cómo reducir el cansancio que generan las videoconferencias?

Estas videoconferencias que nos agotan

Los investigadores se han interesado en lo que, en las videoconferencias, puede causar tal desgaste entre los empleados. Surgieron dos causas principales.

El proceso de atención sostenida nos exige un esfuerzo mental durante un período de tiempo sustancial y continuo. Tener que mirar a la cámara durante una videoconferencia puede resultar agotador. Los problemas técnicos como errores o cortes de video y audio se suman a los factores de cansancio. Sin considerar que, como participante, uno puede tener la tentación de aprovechar una pausa -o no ser visto- para realizar otra tarea en paralelo.

Pero esta fatiga en particular también es causada por la falta de relaciones interpersonales. Finalmente, solo nos conectamos durante las reuniones y nos beneficiamos más (o casi más) de los momentos de convivencia en grupo: el café que compartimos antes de la reunión, las discusiones informales que continúan al final de una reunión. lluvia de ideas. Sin estos tiempos de intercambio, las reuniones pueden percibirse como frías, impersonales … y aún más como eventos agotadores.

Consejos para evitar el agotamiento

El primer consejo es elegir el momento adecuado para nuestras reuniones. ¿El mejor nicho según el estudio? ¡1:30 de la tarde! Inmediatamente después de una pausa para el almuerzo que se supone que es de descanso y nos permite concentrarnos bien sin demasiado esfuerzo. Por otro lado, preste atención a la tarde y al final de la tarde: en el estudio, el nivel de agotamiento aumentó a medida que avanzamos hacia la noche.

Segundo consejo: para reducir las distracciones sonoras que interfieren con nuestra atención, podemos poner los micrófonos en modo silencioso cuando no estemos hablando. Y para reducir las alteraciones visuales, apague nuestra cámara: ver nuestro rostro en la pantalla aumenta la cantidad de estímulos que pueden distraernos.

¿Deberías apagar sistemáticamente tu cámara? No necesariamente. Porque la imagen puede participar en la creación de un vínculo entre los participantes de una reunión. Sin embargo, cuando tenemos la impresión de estar interconectados, nos involucramos más fácilmente en la conversación … y por lo tanto, mantener nuestra atención requiere mucho menos esfuerzo. Así que la cámara sí, ¡pero con moderación!

Finalmente, incluso más que “cara a cara”, tomar descansos durante videoconferencias algo largas o entre videoconferencias también puede ser efectivo … ¡Siempre y cuando no se quede sentado y se pegue a la pantalla! ¡Para un verdadero descanso rejuvenecedor, es mejor levantarse, alejarse de su computadora y caminar! En el teletrabajo es aún más cierto: los momentos de pausa rara vez son una pérdida de tiempo, porque son realmente beneficiosos para nuestro bienestar … ¡y para nuestro trabajo!

==> Para ir más lejos: ¡haz la prueba!

¿Cuál es tu tipo de fatiga?

Para recuperar impulso, tono, ganas, ¡es fundamental identificar las causas de tu declive! Realice esta prueba y benefíciese de las recomendaciones personalizadas.


Source: Psychologies : tous les nouveaux sujets by www.psychologies.com.

*The article has been translated based on the content of Psychologies : tous les nouveaux sujets by www.psychologies.com. If there is any problem regarding the content, copyright, please leave a report below the article. We will try to process as quickly as possible to protect the rights of the author. Thank you very much!

*We just want readers to access information more quickly and easily with other multilingual content, instead of information only available in a certain language.

*We always respect the copyright of the content of the author and always include the original link of the source article.If the author disagrees, just leave the report below the article, the article will be edited or deleted at the request of the author. Thanks very much! Best regards!