CON UN SISTEMA INTELIGENTE PARA REDUCIR LAS EMISIONES DE CO2 EN EL TRÁFICO

Gracias al sistema inteligente, se conectan 75 semáforos en Viena, que se comunican con los conductores de automóviles y ciclistas a través de una aplicación móvil, y proporcionan un mejor flujo de tráfico en el tramo de 17 kilómetros. Es solo una parte de un gran proyecto de digitalización del tráfico en la metrópoli austriaca.

Reducir las emisiones del tráfico es un factor clave en la lucha contra el cambio climático. Para lograr sus objetivos climáticos, la ciudad de Viena está invirtiendo en la expansión de su red de transporte público, ofreciendo vehículos compartidos, bicicletas o scooters eléctricos y fomentando el cambio a vehículos eléctricos.

Los sistemas de tráfico inteligentes y en red aumentan la seguridad vial y contribuyen a la protección del clima. Es por eso que la capital de Austria en cooperación con la empresa Kapsch TrafficCom, está implementando un proyecto piloto que, entre otras cosas, reducirá drásticamente las emisiones de CO2 gracias a un mejor flujo de tráfico.

Un proyecto para reducir el estrés y las emisiones en el tráfico urbano

En la fase de pruebas, se conectaron 75 semáforos en un tramo cuya longitud total es de 17 kilómetros, e incluye varias calles vienesas muy transitadas. Los semáforos transmiten información a los usuarios de la aplicación móvil Ola verde de Viena (Aplicación Green Wave Vienna) sobre la duración de la luz verde y la velocidad a la que es necesario impulsar la “ola verde” antes de que se encienda la luz roja del semáforo. Esto permite a los conductores de automóviles y ciclistas ajustar su velocidad en tiempo real, respetando los límites. La aplicación también muestra la duración de la luz roja, lo que permite al conductor reaccionar más rápido al arrancar el vehículo. Esto permite a los usuarios de la aplicación participar en el tráfico de la ciudad con menos estrés y con un mayor ahorro de combustible. Ya en esta etapa del proyecto, se espera que las emisiones de CO2 se reduzcan en un 15 por ciento.

Para evitar atascos, el siguiente paso debe ser la operación flexible de semáforos inteligentes que regulen mejor el tráfico y se adapten a la cantidad real de vehículos que pasan por la intersección, lo que debe implementarse en la misma zona a mediados de 2023.

Si el proyecto tiene éxito, el sistema de gestión del tráfico digitalizado debería equiparse con unos 600 semáforos en las carreteras principales de Viena en los próximos años.

Portal E2 (Ekovjesnik)


Source: E2 Portal by www.e2.rs.

*The article has been translated based on the content of E2 Portal by www.e2.rs. If there is any problem regarding the content, copyright, please leave a report below the article. We will try to process as quickly as possible to protect the rights of the author. Thank you very much!

*We just want readers to access information more quickly and easily with other multilingual content, instead of information only available in a certain language.

*We always respect the copyright of the content of the author and always include the original link of the source article.If the author disagrees, just leave the report below the article, the article will be edited or deleted at the request of the author. Thanks very much! Best regards!