conocer a la autora que volvió a conectar con sus raíces perdidas

  • Marie Claire cuenta con el apoyo de su audiencia. Cuando compra a través de enlaces en nuestro sitio, podemos ganar comisiones por algunos de los artículos que elija comprar.

  • Eva Verde siempre se sintió como una extraña en su familia blanca. Ahora la autora revela cómo se reconectó con sus raíces perdidas por el bien de sus hijas pequeñas.

    Toda mi vida he tenido una sintonía incorporada del sexto sentido con ser la rareza. Es un sentimiento que crece cada vez que me encuentro como la única cara morena; un reconocimiento subliminal de no pertenencia. Soy tan común y corriente como tú, una madre que se queda en casa con tres niñas de Essex nacida en Londres, pero una forastera, aunque no lo soy. No tengo ninguna conexión con mi etnia negra, he aprendido a ser yo sin ningún fundamento hereditario.

    Esto parecía poco importante cuando vivía en el multicultural East London, pero la vida cambió cuando mi madre se casó y nos mudamos a Mid-Essex, un área tan blanca como mi nueva familia. Marcó una separación instantánea que no tenía ni idea de cómo navegar. La conciencia repentina de mi moreno despertó algo profundamente y vino con otra comprensión: cómo mi piel podría ser lo último en mi mente, pero lo primero en otras personas.

    El tiempo empaña mi memoria de entonces, pero quedan ciertos momentos, esos que se recuerdan vívidamente: un niño que me golpea con palos y calumnias mientras caminaba a casa desde la escuela primaria. Pero también los pequeños acontecimientos, comentarios que nunca entendí hasta que los volví a reproducir más tarde. Una niña, protegiendo mi cuerpo en desarrollo con su toalla mientras nos cambiábamos por educación física, preguntó cómo es ser adoptada, porque todos los niños morenos lo eran. La madre de un amigo, detrás de mi familia en la iglesia un domingo, murmuró en voz baja; pobre, pobre Eva. Sin nadie alrededor que se pareciera a mí, eso podría haberme ayudado a sentirme orgullosa de la piel en la que estaba, tenía en cambio esta lástima deformada.

    Eva con sus hijas pequeñas

    Estas pequeñas y extrañas suposiciones se convirtieron en parte de quién era yo, juzgándome a mí mismo a través del prisma del encasillamiento, las primeras impresiones y los prejuicios de otras personas. Hicieron de mi piel mi problema, me pegaron con etiquetas de las que estoy enfadado y de las que no me he recuperado del todo. Comportamientos que temía transmitir a mis propios hijos.

    Las microagresiones renacen

    Una manifestación de sentimientos similares surgió en 2008 cuando estaba embarazada de gemelos. Me preocupaba que este dúo identikit-dos-guisantes-en-una-vaina excluyera a mi primogénita, pero ha sido mi mayor deleite lo diferentes que son todas mis hijas, por dentro y por fuera. Uno refleja a su padre blanco, el otro es mi propio mini-yo personal, y nuestro querido mayor, que se parece a los dos, los une maravillosamente.

    No puedo sobrestimar lo maravillosamente reconstituyente que ha sido haber creado a estas pequeñas personas y verme a mí mismo en ellas con tanta claridad, pero no puedo negar que sigo cargando con todas esas viejas emociones. Y escenarios. Fueron necesarios cinco años de carreras escolares antes de que algunas madres se dieran cuenta de que mi hija mayor era mía; supusieron que era “la ayuda”, ya que yo también lo había sido en mi adolescencia cuando cuidaba de mis hermanas pequeñas.

    Comencé a escribir Vive como la mía tras el referéndum del Brexit de 2016. Reborn era un cierto tipo de confianza y la vulnerabilidad del piso para cualquiera que se considerara indigno de pertenecer. Repetir viejos momentos era como escarbar en costras; todas esas veces me comprometí en beneficio de ciertos amigos, colegas, incluso familiares; mis propios lazos de sangre son futbolistas negros, dicen que su comida para llevar financia a los talibanes. Ha habido un fanático en mi mesa de la cena, reempaquetado como padrino. Las veces que sonreí, miré a media distancia. Enterrado profundamente. Alrededor de mi marido, el hombre blanco de la furgoneta blanca, algunos clientes presumen de estar seguros para sus opiniones del pozo negro. Está atrapado entre querer llamarlos y querer que le paguen al final de sus trabajos.

    etnia negra

    Eva con hija

    Pero luego pensamos en los niños. Preocupado por cómo mi forma de pensar podría mostrarse en mis hijas, desafié mis hábitos pasados, exorcizando a los demonios escribiendo sobre ellos, e hice las paces conmigo mismo. La prueba proviene de los primeros autorretratos de mini-yo, que muestran a una niña abrazando su moreno de todo corazón, porque su madre por fin está orgullosa de ella. Mis hijos potencialmente blancos de paso también están conectados con sus raíces ocultas, como hermanas y aliados, y porque juntos valoramos y apreciamos todo lo que somos. El problema de cualquiera con mi familia mixta puede quedarse en eso. Su problema.

    La ignorancia se entierra fácilmente, pero nunca es realmente fácil. Pasar por alto me niega mis experiencias. Me niega mi dolor. Es una cosa extraña y muy curiosa; perdonando los sentimientos de aquellos que nunca consideraron los míos, sin embargo, incluso mientras escribo esto, anticipo los suyos, una muestra excepcional de la insidia que es el racismo.

    * Primera novela de Eva Verde, Vive como la mía, se publica en todos los formatos el 10 de junio, PVP £ 12.99


    Source: Marie Claire by www.marieclaire.co.uk.

    *The article has been translated based on the content of Marie Claire by www.marieclaire.co.uk. If there is any problem regarding the content, copyright, please leave a report below the article. We will try to process as quickly as possible to protect the rights of the author. Thank you very much!

    *We just want readers to access information more quickly and easily with other multilingual content, instead of information only available in a certain language.

    *We always respect the copyright of the content of the author and always include the original link of the source article.If the author disagrees, just leave the report below the article, the article will be edited or deleted at the request of the author. Thanks very much! Best regards!