#¿danza? Ven a Patrimonio coreográfico: la vanguardia

Lunes 1 de noviembre, a las 18:00, a las Museo Campesino del Cine tiene lugar la primera proyección del segundo episodio del documental ,,Legados coreográficos, titulado “Vanguardias”. Le seguirán dos proyecciones más, una el 4 de noviembre, a las 18:00 horas, en Instituto Cervantes y otro, el 7 de noviembre, a las 5:00 pm, a las Casa de té GreenTea.

Asociada a las dos primeras vistas del documental estará la exposición fotográfica. Patrimonio coreográfico: las vanguardias. Making Of, que contiene fotos del proyecto, tomadas por el fotógrafo Valentin Zaharia. Tras las proyecciones en el Cine, el Museo Campesino y el Instituto Cervantes serán seguidos de debates con invitados, personalidades del mundo de la danza, moderados por Gina Șerbănescu, crítica de las artes escénicas. Para los eventos en el Instituto Cervantes y la casa de té GreenTea, estamos a la espera de inscripciones en [email protected]

“Legados coreográficos: las vanguardias” presenta la actividad de otra generación de bailarines y coreógrafos rumanos del siglo XX que contribuyeron a la configuración de la danza rumana, así como Lizica Codreanu, Iris Barbura, Trixy Checais, Gabriel Negry y Vera Proca Ciortea.

Lizica Codreanu (1901-1993)
Lizica Codreanu desarrolló su propia visión artística, centrada en la expresión corporal, en la improvisación. De espíritu libre, destacó por su originalidad y no se incorporó a ninguna compañía de danza, siendo sus creaciones apreciadas en diversos escenarios de la vanguardia parisina, así como en el estudio del escultor Constantin Brâncuși o la artista francesa Sonia Delaunay. Luego de una corta carrera como bailarina, siguió la conexión con el mundo oriental, donde descubrió la práctica del hatha yoga, al que se dedicará hasta el final de su vida. Abrió el primer estudio de yoga de Europa en París, al que asistieron personalidades como el director Charles Munch, el actor y escritor Peter Ustinov, la princesa Grace de Mónaco, el duque y la duquesa de Windsor, el escritor Eugen Ionescu, el conde y la condesa de París, la familia Ricci, Coco Chanel y otros.

Iris Barbura (1912-1969)
Iris Barbura es considerada una de las grandes artistas de la escuela rumana de danza moderna, su estilo de danza está fuertemente influenciado por el expresionismo alemán. Sergiu Celibidache, compañera de escenario y de vida durante una década, debutó en recitales en los grandes escenarios de Bucarest. Impartió clases de danza, siendo también profesora de ballet y coreógrafa en el Teatro Nacional de Bucarest. Se instaló por un tiempo en Berlín, donde fue herida por una metralla al final de la guerra, lo que afectó su carrera como bailarina. Forzada por las circunstancias, emigró a Ithaca, Estados Unidos, donde se centró principalmente en la pedagogía, formando varias personalidades artísticas, activas aún hoy, como Beth Soll y Hannah Kahn.

Trixy Checais (1914-1990)
Reconocido por su extraordinaria expresividad corporal, Trixy Checais fue solista en la Ópera Rumana de Bucarest, donde ofreció a los papeles bailados un carácter interpretativo especial. Dio recitales en los grandes escenarios de Bucarest y del país, para lo que creó su propia coreografía y vestuario. Licenciado en Bellas Artes, presentó sus obras en varias exposiciones, la última en Constanța, inspirada en los poemas de Omar Khayyam. La última parte de su actividad artística tuvo lugar casi de forma anónima en el Teatro Musical de Galați, donde fue “exiliado” tras una sentencia de trabajos forzados en el Canal Danubio-Mar Negro. Aquí apareció en los carteles de nada menos que 43 espectáculos, como coreógrafo, director, escenógrafo, diseñador de vestuario y, a veces, como intérprete.

Gabriel Negry (1910-2000)
Gabriel Negry se destacó en el panorama de la danza de culto rumano como bailarín, coreógrafo y teórico. Estudió dirección teatral en el Conservatorio de Arte Dramático de Bucarest, tiempo durante el cual también descubrió la danza, asistiendo a las clases de Floria Capsali, quien luego se convertiría en su compañera. Trabajó durante un tiempo en los Archivos Internacionales de Danza de París, institución que luego lo recompensó por su trabajo. Después del establecimiento del comunismo, entró en un cono de sombra y regresó al teatro, trabajando como director en el Teatro Juvenil de Piatra Neamț. A lo largo del tiempo ha publicado una serie de obras dedicadas a la danza, entre ellas Danza: origen, arte popular y danza contemporánea, El recuerdo del baile yo y Codex Choreic.

Vera Proca Ciortea (1912-2002)
Vera Proca Ciortea creó un nuevo estilo: la danza rítmica rumana. Con el tiempo fundó varios grupos de danza, entre ellos Grup 14 (1935), Miorița (1957), Gymnasion (1974) y Columna (1982). Fue el primer especialista en etnocoronología del país. Junto con su equipo del Instituto de Etnografía y Folclore, creó un sistema de notación de danza (Ronotaţia), con la ayuda del cual logró anotar 6.600 danzas folclóricas rumanas. Ha presidido el Grupo de Estudio de Etnocoronología durante dos décadas y es miembro activo del Consejo Internacional de Danza de la UNESCO. Su actividad pedagógica abarcó tres décadas, contribuyendo a la formación de varias generaciones de actores de la UNATC y deportistas de la UNEFS.

El proyecto ,,Legados coreográficos”Es iniciado por DS Projects Lab y parte del deseo de contribuir a incrementar el interés por conocer la memoria de la danza y la identidad artística rumana.

La entrada a todas las proyecciones es gratuita.
De acuerdo con las medidas sanitarias impuestas por las autoridades, aplicadas en el contexto de la pandemia COVID-19, el acceso a los eventos se realizará sobre la base del certificado verde, con la obligación de llevar una máscara protectora.

Colaboradores: Teatro Nacional de Ópera y Opereta “Nae Leonard”, Instituto de Coreografía “Floria Capsali”, Cărturești, Cine Museo Campesino, Instituto Cervantes, Casa de Té Verde.
Socios de medios: Radio Romania Cultural, Ballet Magazine, Scena9, Dobrogea TV, Days and Nights, Urban.ro, Positive Romania, Munteanu Recommends, Psychologies, IQads, Aarc, 4 arts.

Proyecto cultural cofinanciado por la Administración del Fondo Nacional de Cultura (AFCN).

El proyecto no necesariamente representa la posición de la Administración del Fondo Cultural Nacional. AFCN no es responsable del contenido del proyecto ni de cómo se pueden utilizar los resultados del proyecto. Estos son responsabilidad exclusiva del beneficiario de la financiación.


Source: IQads by www.iqads.ro.

*The article has been translated based on the content of IQads by www.iqads.ro. If there is any problem regarding the content, copyright, please leave a report below the article. We will try to process as quickly as possible to protect the rights of the author. Thank you very much!

*We just want readers to access information more quickly and easily with other multilingual content, instead of information only available in a certain language.

*We always respect the copyright of the content of the author and always include the original link of the source article.If the author disagrees, just leave the report below the article, the article will be edited or deleted at the request of the author. Thanks very much! Best regards!