decenas de personas respondieron al anuncio del maestro, la policía revisó


La verificación se completó, ya que la policía declaró que la mujer no se convirtió en la persona de contacto de ningún paciente de Covid-19 y que ella misma no se infectó. Tampoco hubo confirmación de que alguien respondiera al anuncio y de que el profesor se reuniera con los enfermos.

Kalnina explicó que el deseo expresado en el anuncio debe evaluarse más bien desde el aspecto ético.

Como se informó, la policía lanzó un control departamental en relación con el anuncio y solicitó información al Centro de Prevención y Control de Enfermedades para saber si la maestra había contraído el coronavirus y si se había convertido en la persona de contacto de alguien, ya que el la propia mujer no proporcionó esos datos a la policía.

A pesar de que el anuncio se publicó en el periódico Bauskas Dzīve, tanto la policía como el gobierno regional explicaron que el profesor trabaja en una institución educativa en Riga.

Anteriormente, el programa Panorāma de la televisión letona informó que recientemente los residentes, utilizando anuncios, han buscado repetidamente la oportunidad de infectarse con el coronavirus para recibir un certificado de la enfermedad que han sufrido y evitar la vacunación.

Los periodistas lograron comunicarse con ella y casi negociar un trato. Además, la mujer que se presentó como Iveta no se avergonzó ni siquiera de la cantidad exigida por este servicio: 100 euros. Lo principal es que una persona puede mostrar un resultado positivo en la prueba de Covid-19.

Mis compañeros también están mirando. Somos profesores en varios colegios, una empresa de los que no han sido vacunados. Como sabéis, el 15 de noviembre estaremos sin trabajo“, – explicó el profesor en una conversación telefónica.

Cuando se le preguntó si estaba preparada para el hecho de que la enfermedad podría ser grave, Iveta dijo: “Lo sabemos, pero todos los que tenemos inmunidad estamos bien. Creo que lo superaremos con bastante facilidad. En cualquier caso, no le tememos a la enfermedad. Tenemos miedo de ser vacunados con una vacuna no probada que no se ha investigado adecuadamente. Tenemos miedo de esto. Como no sabemos qué pasará en cinco, diez años, qué mutación será de esta vacuna.“.

Cuando el periodista admitió que no estaba enfermo con Covid-19, la mujer se sintió avergonzada, pero admitió que había suficientes propuestas.

Durante un día y medio, tuve de 20 a 30 llamadas. Ahora me reuniré con uno más“, – declaró el profesor.

Los pacientes con Covid-19 suelen pedir un mínimo de 100 euros por su “servicio”. Sin embargo, la mujer está lista para desprenderse de una cantidad mayor, ya que lo principal es que hay un certificado del Covid-19 transferido en su bolsillo. Entonces podrá vivir en paz durante seis meses.


Source: GOROD.LV – новости Даугавпилса by gorod.lv.

*The article has been translated based on the content of GOROD.LV – новости Даугавпилса by gorod.lv. If there is any problem regarding the content, copyright, please leave a report below the article. We will try to process as quickly as possible to protect the rights of the author. Thank you very much!

*We just want readers to access information more quickly and easily with other multilingual content, instead of information only available in a certain language.

*We always respect the copyright of the content of the author and always include the original link of the source article.If the author disagrees, just leave the report below the article, the article will be edited or deleted at the request of the author. Thanks very much! Best regards!