Después de diez años, el contrato del puente derrumbado, la metáfora del Sur abandonado


El elogio del largo tiempo está bien, pero quizás alguien haya confundido la invitación a un “pensamiento meridiano” del sociólogo recién fallecido Franco Cassano con una petición de dejar realmente atrás por décadas los servicios ferroviarios del Sur. Y permita que los sureños “afortunados” viajen lentamente y reflexionen sobre la existencia o el destino del planeta. Porque mientras el debate sobre las grandes infraestructuras en el Sur se centra en la eterna diatriba sobre el Puente del Estrecho, y sobre los eternos proyectos y obras de construcción de las líneas rápidas Nápoles-Bari, Salerno-Reggio-Calabria y Palermo-Catania, en Los últimos días el gobierno de Sicilia Musumeci ha anunciado la comunicación de la Red de Ferrocarriles Italiana del inicio de la licitación por diez millones de euros para restaurar una pequeña parte de la conexión entre Gela y Catania interrumpida tras el colapso de un puente en Niscemi.

Hasta ahora, nada extraño. Pero en una inspección más cercana, resulta que el puente en cuestión no se derrumbó hace unos meses. Pero hace diez años, en mayo de 2011. En el sur de vía única (la mayoría de las líneas debajo de Roma no tienen dos vías y algunas ni siquiera están emocionadas) se necesitaron diez años, digamos diez, para lanzar una licitación y planificar al menos el inicio de la restauración de la línea que conecta un trozo de Sicilia con Catania Un trozo que tiene cientos de miles de habitantes entre Gela, Licata, Niscemi y otros pueblos de la zona. Hoy para ir de Gela a Catania en tren y recorrer una distancia de unos 110 kilómetros se necesitan hasta cinco horas, según cuenta TgrSicilia. Tres horas si eliges ir en autobús a Caltagirone y desde allí continuar en tren hasta Catania.

Pero ojo: en realidad se necesitan 265 millones para reestructurar todo el tramo y de momento solo se han destinado 90 millones. RFI ya ha iniciado el diseño de los once viaductos de Gela a Caltagirone pero, con los fondos aún faltantes, quién sabe cuándo volverá a estar en pleno funcionamiento este tramo.

Ahora, por el amor de Dios, aplique el modelo Morandi utilizado en Génova (con comisionados y procedimientos simplificados para completar toda la obra en menos de 24 meses) a un puente derrumbado en el Sur del Sur en un rincón del país olvidado por todos. nadie pregunta. . Pero celebrar porque después de diez años finalmente se han asignado los recursos para correr la carrera (por lo que todavía pasarán años antes de que se restaure la línea) realmente se siente como una broma. Y es difícil consolarse con esta “suerte” de poder moverse lentamente.


Source: L'Espresso – News, inchieste e approfondimenti Espresso by espresso.repubblica.it.

*The article has been translated based on the content of L'Espresso – News, inchieste e approfondimenti Espresso by espresso.repubblica.it. If there is any problem regarding the content, copyright, please leave a report below the article. We will try to process as quickly as possible to protect the rights of the author. Thank you very much!

*We just want readers to access information more quickly and easily with other multilingual content, instead of information only available in a certain language.

*We always respect the copyright of the content of the author and always include the original link of the source article.If the author disagrees, just leave the report below the article, the article will be edited or deleted at the request of the author. Thanks very much! Best regards!