¿Destilamos la realidad de la niebla cuántica o existe sin nosotros?

Los objetos cuánticos existen como nubes de posibilidades, y solo se manifiestan como algo definido cuando los miramos. La implicación es que hacemos realidad, pero la objetividad aún puede ser rescatada.

25 de agosto de 2021

Skizzomat

Las cosas QUANTUM, ya sean átomos individuales, electrones o fotones de luz, son notorias por parecer estar aquí, allá y en todas partes, y de hecho todo, todo a la vez. Existe como nubes de posibilidades, manifestadas en una bestia que no puedes esquivar al contemplar los misterios cuánticos: la función de onda.

En un nivel, la función de onda es solo una expresión matemática que le permite calcular la probabilidad de que una partícula se manifieste en una ubicación particular, digamos. El misterio es la forma en que las matemáticas dicen que, una vez que lo miras, la función de onda “colapsa” para dejar algo definido en lo que todos podemos estar de acuerdo. Esto crea la imagen del mundo que ven nuestros ojos entrenados en forma clásica. Pero, ¿cómo se relacionan las matemáticas con la realidad antes de la medición y qué es exactamente, si es que cambia algo, el acto de medir?

Erwin Schrödinger expresó la inquietud que podríamos sentir acerca de aparentemente “hacer” la realidad cuando reflexionó sobre un gato dentro de una caja que podría o no haber sido asesinado por un proceso cuántico aleatorio dentro de ella. Antes de mirar, preguntó, ¿el gato está vivo y muerto al mismo tiempo?

La versión ortodoxa de la teoría cuántica, conocida como la interpretación de Copenhague, dice que sí: las matemáticas se suman, así que cállate y calcula. “Desde un punto de vista práctico, funciona perfectamente”, dice Angelo Bassi, físico teórico de la Universidad de Trieste en Italia. “Pero desde un punto de vista fundamental, ¿por qué debería colapsar la función de onda?”

Algunos físicos sostienen que todo tiene mucho sentido si se piensa en la función de onda como una forma de predecir lo que podría suceder. …


Source: New Scientist – Home by www.newscientist.com.

*The article has been translated based on the content of New Scientist – Home by www.newscientist.com. If there is any problem regarding the content, copyright, please leave a report below the article. We will try to process as quickly as possible to protect the rights of the author. Thank you very much!

*We just want readers to access information more quickly and easily with other multilingual content, instead of information only available in a certain language.

*We always respect the copyright of the content of the author and always include the original link of the source article.If the author disagrees, just leave the report below the article, the article will be edited or deleted at the request of the author. Thanks very much! Best regards!