Dos litros de agua es un concepto erróneo: estas circunstancias afectan la cantidad de agua que debe beber

Pixabay.com

Foto: Ilustración

Los días calurosos de verano y los períodos soleados a menudo causan deshidratación en los humanos. En consecuencia, los médicos suelen recomendar 8 vasos de agua al día o 2 litros.

Sin embargo, esta opinión es errónea, ya que la ingesta excesiva de agua, para la hidratación, puede ocasionar graves daños a nuestro organismo.

Dado que el equilibrio entre el sodio y el agua es extremadamente importante, es muy raro que una persona muera por una ingesta excesiva de agua o una ingesta insuficiente. En la mayoría de los casos, el propio organismo encuentra el equilibrio necesario para su funcionamiento posterior, sin embargo, eso no significa que el organismo no sufra determinadas consecuencias.

En consecuencia, se recomienda que la ingesta diaria de agua sea proporcional a la cantidad de agua que perdemos a diario. Esta pérdida de agua no es la misma para todos, sino que depende de las diferentes habilidades de los individuos.

La cantidad de agua que debe compensar una persona en caso de pérdida depende de tres factores:

Peso corporal: las personas más grandes requieren una mayor ingesta de agua

Temperaturas ambiente: cuando hace mucho calor, las personas sudan, por lo que pierden más agua.

Actividades físicas: si una persona es físicamente activa, entonces la pérdida de agua es significativamente mayor que en una persona que no practica actividad física.

Finalmente, se desconoce por qué las personas se guían por la regla: 2 litros de agua al día, aunque el cuerpo mismo, a veces, no puede recibir tanto líquido. Quizás esta recomendación de “2 litros de agua por día” sea una mala interpretación de la recomendación original de la Junta Estadounidense de Nutrición de 1945, así como de la Comisión Europea para la Inspección de Alimentos, que dice:

“La ingesta diaria de líquidos implica el consumo de todo tipo de bebidas y líquidos, incluso los líquidos que se encuentran en los alimentos”.

Esto significa que los líquidos que se encuentran en frutas, verduras y alimentos en general, así como leche, café, jugos, cerveza y licores, representarían la llamada ingesta diaria de 2 litros de líquido.

¿Cómo regulamos la ingesta de agua?

El equilibrio general de los fluidos corporales en nuestro cuerpo, que los científicos también llaman homeostasis, es muy complicado.

Es decir, dentro de ambos riñones, existen las llamadas redes invisibles de acuaporina 2, es decir, redes de agua que reaccionan a una determinada hormona, la vasopresina. Esta hormona es una secreción del lóbulo posterior de la glándula pituitaria y actúa sobre los riñones y tiene un papel en el sistema nervioso central. La función principal de esta hormona es “ahorrar” agua, al concentrar y reducir el volumen de orina, enviando señales al sistema nervioso central.

Una vez que esta hormona envía un mensaje al sistema nervioso central, los riñones revertirán el desequilibrio en la ingesta excesiva de líquidos o en la ingesta insuficiente de líquidos en 40 segundos.

Finalmente, gracias a este proceso, si ingerimos una cantidad excesiva de agua, la excretaremos por necesidades fisiológicas, y si no tenemos una ingesta suficiente de una determinada cantidad de agua, debemos compensarla.


Source: Vesti online by www.vesti-online.com.

*The article has been translated based on the content of Vesti online by www.vesti-online.com. If there is any problem regarding the content, copyright, please leave a report below the article. We will try to process as quickly as possible to protect the rights of the author. Thank you very much!

*We just want readers to access information more quickly and easily with other multilingual content, instead of information only available in a certain language.

*We always respect the copyright of the content of the author and always include the original link of the source article.If the author disagrees, just leave the report below the article, the article will be edited or deleted at the request of the author. Thanks very much! Best regards!