El cultivo de hongos es un engaño Ciencia


Cuando la seta de otoño se fríe en nuestras sartenes, aprovechamos el intento de la seta de multiplicarse. Muchos hongos que viven bajo tierra en filamentos delgados desarrollan una base de esporas de apoyo y de hoja ancha para hacer que sus esporas caigan y sean transportadas por las corrientes de aire.

Algunos hongos, a su vez, aprovechan los intentos de las plantas para reproducirse. Un botánico de la Institución Smithsonian de Estados Unidos descubrió un caso particularmente impresionante durante un viaje de recolección a Guyana, Sudamérica. Kenneth Wurdack. Él y sus colegas hablan de ello. Genética y biología de hongos -en hoja.

La atención de Wurdack se centró en las hierbas parecidas a juncos de flores amarillas que pertenecían a los prósperos trópicos y subtrópicos. Xyrisfamilia. Algunas de las flores se veían un poco especiales, como si fueran hongos.

El contenido continúa después del anuncio

Una mirada más cercana mostró que las flores aberrantes consistían enteramente en células fúngicas. Produjo esporas. El hongo, llamado Fusarium xyrophilum, había capturado las plantas para su propio uso al construir una flor precisamente para imitar a su madre de esporas en el sitio terminado en la parte superior del brote.

El contenido continúa debajo del anuncio.

Los colores y los aromas atraen a los insectos

Xyris-Las flores de la hierba atraen a los insectos portadores de polinias. Además de su forma, las flores llaman la atención por su color y el olor a miel.

Resultó que Fusarium-El hongo ha aprendido a producir hormonas que evitan que la hierba crezca su propia flor. Además, el hongo ha aprendido a imitar una flor con su señuelo para que los insectos recojan sus propias esporas.

En primer lugar, los pigmentos amarillos producidos por el hongo, en los ojos del ojo humano, son igual de llamativos en las longitudes de onda de la luz ultravioleta que ve el insecto polinizador.

Además, el hongo segrega sustancias volátiles que se sabe que se encuentran entre los aromas favoritos de las colmenas, por ejemplo.

El diente de león es un truco poco común, pero se ha descubierto que otros hongos que parasitan las plantas pueden hacerlo en el pasado. Sin embargo, ninguna especie ha formado una flor por sí sola. Otros se han infiltrado en las hojas de la planta y las han persuadido para que crezcan como flores.


Source: Tiede by www.tiede.fi.

*The article has been translated based on the content of Tiede by www.tiede.fi. If there is any problem regarding the content, copyright, please leave a report below the article. We will try to process as quickly as possible to protect the rights of the author. Thank you very much!

*We just want readers to access information more quickly and easily with other multilingual content, instead of information only available in a certain language.

*We always respect the copyright of the content of the author and always include the original link of the source article.If the author disagrees, just leave the report below the article, the article will be edited or deleted at the request of the author. Thanks very much! Best regards!