El nuevo imán ligero basado en moléculas exhibe propiedades magnéticas sin precedentes

Representación pictórica del imán basado en moléculas y sus propiedades magnéticas. Crédito: Rodolphe Clérac

Los imanes se encuentran en todas partes en nuestra vida diaria, ya sea en satélites, teléfonos o en las puertas de los frigoríficos. Sin embargo, están formados por materiales inorgánicos pesados ​​cuyos elementos componentes son, en algunos casos, de disponibilidad limitada.

Ahora, investigadores del CNRS, la Universidad de Burdeos y el ESRF (Centro Europeo de Radiación Sincrotrón en Grenoble)[1] han desarrollado un nuevo imán ligero basado en moléculas, producido a bajas temperaturas y que presenta propiedades magnéticas sin precedentes.

Este compuesto, derivado de la química de coordinación[2], contiene cromo, un metal abundante y moléculas orgánicas económicas. Este es el primer imán basado en moléculas que exhibe un “efecto memoria” (es decir, es capaz de mantener uno de sus dos estados magnéticos) hasta una temperatura de 240 ° C. Este efecto se mide mediante lo que se conoce como campo coercitivo, que es 25 veces mayor a temperatura ambiente para este nuevo material que para el más eficiente de sus predecesores basados ​​en moléculas. Por tanto, esta propiedad se compara bien con la de ciertos imanes comerciales puramente inorgánicos.

El descubrimiento, publicado el 30 de octubre en Ciencias, abre perspectivas muy prometedoras, que podrían conducir a imanes de próxima generación complementarios a los sistemas actuales.

Vea videos que ilustran las propiedades del imán basado en moléculas antes de y después su paso de síntesis final.

Notas

Lea Científicos diseñan nuevos imanes ligeros con propiedades excepcionales para obtener más información sobre esta investigación.

Referencia: “Imanes metal-orgánicos con gran coercitividad y temperaturas de pedido de hasta 242 ° C” por Panagiota Perlepe, Itziar Oyarzabal, Aaron Mailman, Morgane Yquel, Mikhail Platunov, Iurii Dovgaliuk, Mathieu Rouzières, Philippe Négrier, Denise Mondieig, Elizaveta A. Suturina, Marie-Anne Dourges, Sébastien Bonhommeau, Rebecca A. Musgrave, Kasper S. Pedersen, Dmitry Chernyshov, Fabrice Wilhelm, Andrei Rogalev, Corine Mathonière y Rodolphe Clérac, 30 de octubre de 2020, Ciencias.
DOI: 10.1126 / science.abb3861