El poder calmante de los rituales alimentarios secretos


Virginia Sole-Smith es un reportero de alimentos para el New York Times. Una vez a la semana, se toma un descanso para comer sushi sola en su coche, lejos de sus hijos, quince minutos que le parecen los más perfectos de su día. Ella lo llama un ritual de comida secreta.

Para el periodista, todo comenzó con la pandemia de Covid-19 y los diversos confinamientos. Establece este ritual de sushi cuando regresa de sus compras semanales. Encuentra la manera de reemplazar el tiempo sin niños que disfrutaba en los restaurantes. Con la introducción del teletrabajo, los niños en casa durante las vacaciones de verano, este relajante ritual tiene su lugar.

El secreto para que este momento tenga éxito radica en la elección de la comida degustada, es necesario elegir una comida especialmente apreciada y también y sobre todo es necesario estar completamente solo. Fuera de casa si es posible o en casa, escondido.

Tres madres de niños pequeños entrevistadas por el periodista confirman esta técnica. Uno se esconde en su despensa para disfrutar de galletas saladas, el otro espera hasta que sus hijos se duerman para preparar un pastel de chocolate express en una taza, la última tiene un alijo de chocolate con mantequilla de maní en su habitación.

«Nadie necesita saberlo. Solo tienen que apreciar que llego a casa de mejor humor.», Explica Virginia Sole-Smith, de ahí el interés de preparar o comprar algo cuyas pruebas se destruyen fácilmente.

El periodista también entrevistó a una dietista especializada en trastornos de la alimentación sobre esta práctica. “Puede que esté utilizando este tiempo para digerir sus emociones.», Interpreta el dietista. El momento no se utiliza para resolver sus preocupaciones, sino para dejarlas a un lado por unos momentos, para liberar un poco de presión, para reconfortarse. Si este momento no tiene un carácter calmante, el dietista aconseja evitarlo.

Además, la comida consumida es muy importante. Si estos son alimentos que solo comes en secreto, entonces crea una reacción exagerada de tu sistema nervioso que siente una especie de euforia relacionada con la privación habitual. Podría convertirse en vergüenza. Entonces sería necesario centrarse en los alimentos que se consumen en tiempos normales pero que agradeces no compartir y considerar que algún día este ritual puede salir del secreto.


Source: Slate.fr by www.slate.fr.

*The article has been translated based on the content of Slate.fr by www.slate.fr. If there is any problem regarding the content, copyright, please leave a report below the article. We will try to process as quickly as possible to protect the rights of the author. Thank you very much!

*We just want readers to access information more quickly and easily with other multilingual content, instead of information only available in a certain language.

*We always respect the copyright of the content of the author and always include the original link of the source article.If the author disagrees, just leave the report below the article, the article will be edited or deleted at the request of the author. Thanks very much! Best regards!