El San Juan más atípico termina con un 40% menos de incidentes y arrestos.

La víspera de San Juan más atípica también ha sido una de las más tranquilas de los últimos años. Al menos esto es revelado por datos de centros médicos, bomberos y protección civil, que en general han registrado un 40% menos de incidentes que en años anteriores. Con las playas de gran parte de la costa catalana cerradas y sin permisos para hacer grandes multitudes debido a la pandemia, la mayoría de las celebraciones se llevaron a cabo en pequeños grupos y en casas particulares.


La noche de San Juan sin acostarse en la playa.

Por lo tanto, los bomberos han trabajado en 709 incidentes hasta las ocho de la mañana, un 40% menos que los registrados el año pasado. Más de la mitad ha sido para apagar incendios en mobiliario urbano, vehículos y hogares, y alrededor de 200 para apagar incendios en la vegetación. La mayoría de las salidas han sido en el área metropolitana de Barcelona, ​​aunque dos de los incidentes más notables han ocurrido lejos de esta área.

Por ejemplo, los bomberos tuvieron que hacer un servicio en Sallent a las 5 de la mañana para acceder a un vehículo que se había caído en un barranco de 50 metros, sin nadie adentro. En Begur, los bomberos han trabajado para extinguir un incendio que quemó la estufa y los gabinetes de la cocina en un hotel en la calle Sant Miquel.

Menos atencion medica

Y si las salidas de los bomberos han disminuido en un 40%, también lo han hecho los servicios médicos. En total, 142 personas han sido tratadas en hospitales y CAP, una disminución del 42% en comparación con 2019. La mayoría de los pacientes han ido allí debido a quemaduras, lesiones y / o amputaciones y daños oculares causados ​​por hogueras y petardos. . Uno de los datos más relevantes es que entre todos los casos tratados, hubo 71 menores (39 menores de 11 y 32 menores entre 11 y 17 años).

El SEM también ha tenido menos trabajo que en años anteriores: 208 personas han sido tratadas por patologías relacionadas con la verbena, lo que significa una disminución del 22% en la atención médica durante el año anterior: 120 por envenenamiento, 58 por asaltos, 19 debido a accidentes de tránsito, 11 debido a quemaduras y, este año, el SEM no ha atendido ningún daño ocular–.

No ha habido muertes en las carreteras este año, aunque ha habido 19 accidentes de tráfico. El Servicio de Tráfico de Cataluña pronosticó que medio millón de automóviles abandonarían el área metropolitana entre las 3 p.m. del martes y las 3 p.m. del miércoles, pero esta mañana solo la mitad de los vehículos lo habían hecho. La mitad de las pruebas de alcohol en sangre se realizaron el año pasado y de las mil pruebas que se hicieron, aproximadamente sesenta dieron positivo. También hubo 7 positivos para las drogas.

Protección Civil informó que 112 registraron 4,116 llamadas relacionadas con 2,603 ​​incidentes.

Esta noche inusual de Sant Joan nos deja sin las imágenes tradicionales de los servicios de limpieza recogiendo basura de las playas de Barcelona. El acceso a la costa de Barcelona se ha cerrado toda la noche para evitar la congestión y el posible contagio por parte del covid-19 y se ha reabierto a las nueve y media de la mañana, una hora y media antes de lo previsto por el Ayuntamiento de Barcelona. Si bien el ayuntamiento todavía instaló algunas cercas para evitar que la gente celebrara el festival en la arena, cientos de personas han llenado las playas desde las primeras horas de la mañana. Sin embargo, no se registraron multitudes y los usuarios pudieron tomar el sol y bañarse sin ningún problema.

De hecho, el vicealcalde de Seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, ​​Albert Batlle, dijo que cerrar las playas fue una decisión “totalmente exitosa” y felicitó a la población por su comportamiento “ejemplar” durante el festival. Mientras admitía que estaban preocupados por el “espíritu de fiesta” después del encierro, Batlle celebró que los ciudadanos hayan tenido una actitud “absolutamente ejemplar”. 503 Guàrdia Urbana y 180 agentes de Mossos d’Esquadra participaron en la operación, 129 bomberos municipales prestaron servicio y actuaron 115 equipos de limpieza.

3 agresiones sexuales y una agresión homofóbica

La nota más negativa y alarmante de la noche han sido las tres agresiones sexuales y una homofóbica que se han producido en Cataluña. Hasta el momento, nadie ha sido arrestado por el incidente y los Mossos no han dado detalles de dónde ocurrió el incidente.

Sí, han especificado que la agresión homofóbica tuvo lugar en Sant Adrià de Besòs cuando dos niños que estaban sentados en un banco recibieron el ataque por la espalda de algunas personas con una botella de vidrio.

En una conferencia de prensa, el Ministro del Interior de la Generalitat, Miquel Buch, dijo que “este país no puede ser libre mientras continúen las agresiones”. El comisionado Juan Carlos Molinero dijo que los Mossos habían llevado a cabo 37 acciones por violencia de género y 16 por violencia doméstica.

Los oficiales también arrestaron a 41 personas, un 50% menos que el año pasado, principalmente por robo, robo y peleas sin lesiones.