El traficante de armas búlgaro Gebrev negoció con Ucrania incluso después de 2014

En un correo electrónico enviado al periódico estadounidense The New York Times, el propio Gebrev lo admitió, quien originalmente negó el armamento de Ucrania. También escribe en un correo electrónico que almacenaba armas en un complejo de municiones en la República Checa.

Es un almacén en Vrbětice, que explotó dos veces en 2014. Según la República Checa, existe una sospecha razonable de que las explosiones fueron causadas por agentes de la inteligencia militar rusa GRU. El caso ahora ha llevado a una ruptura diplomática ruso-checa, y el primer ministro Andrej Babiš calificó el caso de Vrbětice como un ataque terrorista sin precedentes.

Gebrev también mencionó en un correo electrónico al NYT dos intentos de envenenarlo en 2015, acción atribuida al GRU número 29155. Según Gebrev, los asesinos rusos intentaron hacerlo, pero aparentemente no trabajaron solos, sino junto con sus enemigos de Bulgaria.

Inicialmente, no proporcionó mucha información sobre su empresa EMKO y sus contactos con Ucrania, alegando que todas las exportaciones de armas a Ucrania se detuvieron al comienzo de los combates en el este del país en 2014.

Sin embargo, en una carta al NYT el viernes, admitió que EMKO había firmado un contrato con “empresas ucranianas autorizadas” a finales de 2014, cuando ya se estaban produciendo enfrentamientos en el este de Ucrania. Anteriormente, aseguró que las armas almacenadas en la República Checa no estaban destinadas a Ucrania.

El NYT escribe que un exfuncionario ucraniano estaba dispuesto a revelar información militar secreta bajo condición de anonimato; según él, EMKO firmó un contrato en 2014 y se suponía que suministraría munición de artillería al ejército ucraniano. En un esfuerzo por evitar que los partidarios rusos del gobierno búlgaro frustraran el comercio, las municiones se empaquetaron como si estuvieran destinadas a Tailandia. Gebrev negó información sobre el confuso etiquetado de los productos.

La embajada en Moscú está paralizada, la Casa Checa está en peligro

El NYT escribe que aún no estaba muy claro por qué los rusos estaban tratando de destruir a Gebrev. Según el periódico, el caso checo proporciona nueva evidencia de que la razón por la que el Kremlin lo persiguió fue asunto suyo. Según los expertos, los intentos de envenenarlo utilizaron la misma sustancia paralizante de los nervios de los novicios que tres años después en Salisbury, Inglaterra, en el caso del ex agente doble Sergei Skripal y su hija Julia.


Source: E15.cz by www.e15.cz.

*The article has been translated based on the content of E15.cz by www.e15.cz. If there is any problem regarding the content, copyright, please leave a report below the article. We will try to process as quickly as possible to protect the rights of the author. Thank you very much!

*We just want readers to access information more quickly and easily with other multilingual content, instead of information only available in a certain language.

*We always respect the copyright of the content of the author and always include the original link of the source article.If the author disagrees, just leave the report below the article, the article will be edited or deleted at the request of the author. Thanks very much! Best regards!