En la colección de Anjali Sachdeva, una extraña irrealidad irrumpe en la vida cotidiana

“Todos los nombres que dieron a Dios”, de Anjali Sachdeva, ha sido traducido en Francia por Albin Michel, colección Terres d’Amériques.

La colección Terres d’Amérique de Albin Michel es rica en pepitas, que a veces se aventuran en las tierras de la imaginación o del futuro para hablarnos, como en un espejo deformante, de los males del presente y de nuestra civilización. Si la excelente colección Viernes negro por Nana Kwame Adjei-Brenyah, inscrito así el horror en la vida diaria, el de Anja Sachedeva también se basa en la vida diaria, pero más bien para imbuirla de una irrealidad muy extraña.

Colección Todos los nombres que le dieron a Dios apareció en las librerías francesas el 10 de marzo de 2021, con una traducción de Hélène Fournier. Incluye nueve cuentos, todos de una consistencia asombrosa en su calidad y enfoque.

“Todos los nombres que le dieron a Dios” es el nombre de uno de los cuentos de la colección de Anjali Sachdeva. // Fuente: Albin Michel

El poder evocador de los elementos fantásticos

En casi todos los cuentos, Anjali Sachdeva juega con el poder alegórico de los elementos fantásticos, sin nunca revelarlos ni explicarlos por completo. Lo fantástico viene a acompañar, orientar, el destino de los personajes como una energía esencial, pero imperceptible. Anjali Sachdeva está en busca de las fuerzas misteriosas que guían nuestras elecciones, que orientan nuestra vida, que forjan nuestra personalidad, sin que siempre estemos conscientes de ello; y, para acercarlos más a nuestra mirada, les da sustancia, solo un poco, sin forzar la línea para no distorsionarlos.

Así, cada noticia se basa muy a menudo en un contexto de vida rígido, firmemente establecido, rutinario o predeterminado, insatisfactorio o que no fue elegido inicialmente por el protagonista: soledad, ausencia y privación de libertad, violencia, estructura social, zona de confort, deseo incumplido. . Toda una variedad de situaciones que pueden convertir la vida en una prisión. Pero “algo” viene a sacar a los personajes de su realidad. Un toque de irrealidad, como una extraña luz que irrumpe en la vida cotidiana y que eligen seguir en la búsqueda de un significado para recuperar su destino.

Este “algo” a menudo es indescriptible. Y Anjali Sachdeva no intenta nombrarlo. Ella nunca entra en los detalles de este fantástico ingrediente que se desliza en la vida cotidiana. Realmente no sabemos si esto proviene de la mente del protagonista o de un fenómeno sobrenatural real. En cierto modo, de la pluma de Anjali Sachdeva, lo sobrenatural se convierte en una expresión perfectamente natural, pura de una fuerza entre otras de la naturaleza: una fuerza que enciende una nueva llama sacándonos de nuestra realidad.

Así, a lo largo de la colección, desde una cueva misteriosa hasta la aparición de una sirena, la irrealidad surge repentinamente en la realidad y permanece allí como si casi fuera evidente. ¿Y si nuestra simple fascinación por un lugar, donde uno se siente tan sorprendentemente bien, fuera la emanación de una forma de magia? Esto es lo que surge, por ejemplo, de las primeras noticias, El mundo de noche. Pero a veces también confiere la capacidad de superar una condición, como en el cuento homónimo de la colección, llamativo, donde dos mujeres jóvenes, secuestradas por Boko Haram, se liberan de sus cadenas gracias a un misterioso regalo que les devuelve el poder sobre sus vidas. y sus cuerpos.

Podría decirse que uno de los cuentos más brillantes de la colección es uno en el que no parecen surgir fenómenos fantásticos. Sin embargo, Anjali Sachdeva describe el extraño desarrollo de los acontecimientos de la siguiente manera: “ Tal vez ella tuviera su propio poder mágico “. Unas palabras, un simple” tal vez “, y ahora el escritor siembra una duda, un pequeño estallido de irrealidad que nos empuja a revivir todas las noticias de otra manera, cuyo nombre obviamente guardaremos silencio para no divulgarlo. este hermoso efecto.

La poesía de una pluma evocadora

Dándonos un atisbo de una dimensión inusual del mundo, Anjali Sachdeva combina magníficamente lo real y lo irreal, que entrelaza con la ayuda de una escritura evocadora profundamente poética.

Con una pluma hermosa y refinada, transcribe la amplitud de los momentos vividos. Nos hace percibir los decorados estáticos menos que el movimiento del entorno y los personajes, como si nos llevara tanto a un baile como a un cuento. De hecho, a pesar de los temas a veces duros que se abordan en algunos cuentos, a pesar de la absoluta extrañeza de otros, el tono de la colección exuda una especie de dulzura y la lectura es relajante.

  • Puedes ordenar Todos los nombres que le dieron a Dios en línea, en una librería independiente cerca de ti, vía LaLibrairie

Los enlaces Fnac de este artículo están afiliados: si encuentra su felicidad gracias a nosotros, recibimos una pequeña comisión. Los enlaces de afiliados en los artículos no tienen ningún impacto en las elecciones editoriales del personal editorial de Numerama y el ángulo de los artículos. Te lo explicaremos todo aquí.

La continuación en video


Source: Numerama by www.numerama.com.

*The article has been translated based on the content of Numerama by www.numerama.com. If there is any problem regarding the content, copyright, please leave a report below the article. We will try to process as quickly as possible to protect the rights of the author. Thank you very much!

*We just want readers to access information more quickly and easily with other multilingual content, instead of information only available in a certain language.

*We always respect the copyright of the content of the author and always include the original link of the source article.If the author disagrees, just leave the report below the article, the article will be edited or deleted at the request of the author. Thanks very much! Best regards!