En los Tatras, las gamuzas se contaron nuevamente, hay más de mil de ellas – Regiones – Noticias


Al menos 1.095 rebecos pasarán el invierno en el Parque Nacional Tatra. Así lo demostró el inventario de la semana pasada, que debía trazar un mapa del estado de la población de rebecos de las tierras altas de Tatra en el lado eslovaco y polaco de los Tatras.

Los rebecos se cuentan allí dos veces al año. Siempre en primavera, cuando se detectan incrementos, y en otoño, cuando mapean el número de poblaciones de rebecos antes del invierno.

“Nuestras expectativas para las cifras resumidas seguirán sin cumplirse. Basándonos en las observaciones durante todo el año, podemos suponer que el estado real de la población de la gamuza Tatra es ligeramente superior a lo que mostró el cálculo de otoño. Especialmente en las localidades ubicadas en las laderas del sur, la gamuza tendía a esconderse del sol en rincones sombreados durante el día debido al pelaje invernal, donde no era fácil de observar en un terreno muy accidentado “, dijo Jozef Hybler, zoólogo de TANAP State Forests, que rebeca en el Parque Nacional Tatra.

En el lado eslovaco de los Tatras, se registraron 781 rebecos en las hojas del censo, mientras que en los vecinos polacos fueron 314 individuos. Del número total de 1.095 gamuzas, 44 eran crías de este año. “Sin embargo, no se puede inferir de esto que solo una cantidad determinada de gamuzas sobrevivió al invierno, ya que hasta el 64 por ciento de las gamuzas no se pudo identificar con más detalle a largas distancias, ni por edad ni por género”, agregó el zoólogo.

El otoño pasado, contaron un total de 983 rebecos en el Parque Nacional Tatra, de los cuales 653 estaban registrados en el lado eslovaco de los Tatras. El número récord fue en el otoño de 2018, cuando se ingresó un total de 1.431 rebecos en las hojas del censo.

Además de los datos sobre el número de rebecos, los inventarios regulares para los zoólogos también son una fuente de información valiosa sobre el estado de salud de la población de rebecos, ya que también utilizan el cálculo para recolectar muestras fecales, por ejemplo. También es una oportunidad para monitorear el entorno poco común del parque nacional u observar otras especies de animales protegidas. “Es gratificante que no se encontraron rebecos muertos durante el conteo. Sin embargo, notamos varios osos que estaban alojados en restos de arándanos o arándanos sobre el borde superior del bosque, así como varias especies raras de aves. El negativo fue el helicóptero, que voló a sobrevolar los Belianske Tatras. Los turistas que se desplazaban fuera de las rutas de senderismo marcadas tampoco estaban contentos “, concluyó el zoólogo.


Source: Pravda – Správy by spravy.pravda.sk.

*The article has been translated based on the content of Pravda – Správy by spravy.pravda.sk. If there is any problem regarding the content, copyright, please leave a report below the article. We will try to process as quickly as possible to protect the rights of the author. Thank you very much!

*We just want readers to access information more quickly and easily with other multilingual content, instead of information only available in a certain language.

*We always respect the copyright of the content of the author and always include the original link of the source article.If the author disagrees, just leave the report below the article, the article will be edited or deleted at the request of the author. Thanks very much! Best regards!