ENTREVISTA NO PUBLICADA DEL Obispo Artemije: ¡Evitaría que Biden volviera a entrar en Decani!

La Diócesis de Raska y Prizren en el exilio publicó una entrevista con Su Eminencia el Obispo de Raska y Prizren en el exilio GG Artemija se le dio en julio de 2017 para el semanario “NIN”, pero no se publicó allí.

FOTOS: Printscreen, youtube

Al comienzo de esta conversación, tengo que preguntarte: ¿no recibirías, nuevamente, a Joseph Biden? Y si lo recibieran hoy, a él oa su sucesor en la administración estadounidense, ¿en qué condiciones lo recibirían?

Desafortunadamente, el público en Serbia, así como los lectores de NIN, están mal informados. La pregunta de Biden está trivializada. Se toma como un asunto fatídico en el caso de “Artemije”. Y no es así. Biden fue solo un detonante para la comisión de un crimen que se había esperado, según la confesión personal del perpetrador, durante “diez años”. Sería más exacto decir no que esta decisión (sobre la destitución del Ep. Artemije) fue “esperada diez años”, sino que se hicieron diez años de trabajo consciente e intensivo para que sucediera. Solo esperando una buena oportunidad. Bueno, esa oportunidad fue el “caso” de Biden. Poco se sabe sobre cómo surgió nuestra decisión de prohibir a Biden visitar el monasterio de Decani. Y sucedió (aparte de lo que les hizo a los serbios y Serbia durante el bombardeo de la OTAN) porque violó el orden básico de la decencia. Es decir, planeó y decidió visitar Decani, sin contactarnos primero, como el Obispo competente, y mucho menos pedir permiso para esa visita, que es el orden básico cuando se va a la casa de alguien. Con arrogancia, como un ladrón, irrumpió en mi casa sin previo aviso y sin permiso. Si él o cualquier otra persona intentara algo así hoy, no hay duda de que haría lo mismo, es decir. le prohibiría entrar.

¿Sigues pensando que te sacaron de la Iglesia Ortodoxa Serbia por culpa de Biden?

Nunca lo pensé. Ya lo he explicado en la respuesta anterior. Biden no es una causa sino una ocasión. No hay duda de que Biden (léase: la administración estadounidense) contribuyó a eso. La presión de ese lado sobre las autoridades civiles de Belgrado y, a través de ellas, sobre el Sínodo y el Parlamento es indudable. Esto ha sido escrito y probado en muchos lugares hasta ahora. Quien esté interesado lo encontrará. Las razones de tales decisiones del Sínodo y del Parlamento son mucho más antiguas para mí, como dijo uno de ellos “diez años”. De hecho, es mi trabajo, lucha y compromiso de principios, por un lado, con la preservación de nuestra santa fe ortodoxa de la herejía del ecumenismo, y por otro lado, con la supervivencia de los serbios en Kosovo y Matohija, como así como Kosovo y Metohija en Serbia. Nuestra lucha también es conocida por muchos. Y una aclaración: ellos (el Parlamento) no me sacaron de la Iglesia Ortodoxa Serbia, sino que solo (aunque de forma no canónica e ilegal) tomaron esa decisión. Sigo siendo lo que era y donde estaba, solo: en el exilio.

¿Qué opinas de la Iglesia Ortodoxa Serbia hoy? ¿Está cumpliendo la Iglesia Ortodoxa Serbia su misión histórica de preservar el estado, la religión y el pueblo?

Se dice en las Sagradas Escrituras que a todo árbol se le conoce por sus frutos. Hay una ambigüedad en tu pregunta. Identifica a la Iglesia Ortodoxa Serbia con el Patriarcado de Belgrado en la “edición de hoy”, lo cual es un error. Por lo tanto, la Iglesia Ortodoxa Serbia es ahora, y siempre será, la que realiza su misión espiritual y permanece fiel al espíritu y legado de San Sava, San Príncipe Lazar, Obispo Nikolaj, Rev. sobre. Justina… La Iglesia Ortodoxa Serbia es la que se adhiere a eso. Desafortunadamente, ese no es el caso del Patriarcado de hoy. Hay muchos ejemplos de esto. El que tiene ojos para ver, lo ve.

Nuestros dignatarios religiosos se abrazan y besan con católicos (romanos), musulmanes… Resulta que sus enemigos hasta ayer se convirtieron, de la noche a la mañana, en grandes amigos de la Iglesia Ortodoxa Serbia. ¿Cómo explicas eso?

Creo que, lamentablemente, sucedió todo lo contrario. Aquellos a quienes ustedes llaman “sus enemigos hasta ayer” (católicos y musulmanes) no son de ninguna manera mis enemigos personales, sino que son, simplemente, enemigos de Dios, porque han abandonado o corrompido la Verdad revelada por Dios que el Señor Cristo introdujo en el mundo y entregado a la gente. por su eterna salvación. Y no se convirtieron “de la noche a la mañana” en “grandes amigos de la Iglesia Ortodoxa Serbia”, sino, por el contrario, (no la Iglesia Ortodoxa Serbia) sino el Patriarcado de Belgrado, en la forma de sus dignatarios religiosos (no menciono a nadie por nombre), abandonó la lealtad y la tradición de la Iglesia Ortodoxa Serbia. y legó a nuestro San Sava, y se convirtió en un “gran amigo” de los enemigos de Dios mediante la aceptación y práctica de la herejía del ecumenismo. Y ese es el principal “pecado” del obispo Artemije, porque no los sigue en eso, sino que quiere permanecer fiel a la Iglesia Ortodoxa Serbia, al camino de San Sava, tradición y tradición.

El arzobispo de Belgrado Stanislav Hocevar declara abierta y arrogantemente que los serbios no pueden ir a Europa con San Sava, y Croacia ya está en la Unión Europea con Stepinac cuando el Vaticano quiere declararlo santo.

No nos conmueve ni nos perturba lo que piensa y dice el arzobispo Hocevar, ni dónde está Croacia, y menos aún, lo que el Vaticano está preparando para Stepinac. Nos preocupa que la Unión Europea “no tenga alternativa” para nuestra Serbia, que nuestros líderes estatales y eclesiásticos estén dispuestos a pagar cualquier precio (para sacrificar a San Sava), solo para incorporar a Serbia a esa “familia” de naciones europeas, como si realmente fluyera miel y leche, y no pudieran esperar para hacernos felices también. Y lo peor, que hacen todo esto en nombre del pueblo, que no se pregunta nada.

¿Cómo explica que 38 sacerdotes ortodoxos, encabezados por el obispo Lawrence, visitaron el Vaticano y besaron al Papa Wojtyla? ¿Eso animó al Vaticano a lanzar una iniciativa para proclamar santo a Stepinac?

No hay explicación, solo declaraciones. Es uno de los (muchos) frutos amargos que han crecido y crecido en el árbol del ecumenismo, que, desafortunadamente, el Patriarcado de Belgrado ha estado infectado durante mucho tiempo. Este es solo uno, quizás el ejemplo más pronunciado, de la traición de la ortodoxia y San Sava y el intento de hacer un compromiso entre la luz y las tinieblas, el bien y el mal, Dios y el diablo. Tales manifestaciones ecuménicas son la más flagrante violación de los santos cánones de la Iglesia y la traición a la fe ortodoxa. Estas y otras manifestaciones similares en el Patriarcado no emocionan a nadie. Por mucho que sea el motivo de la condena más severa, todavía no creo que haya animado al Vaticano a declarar santo al criminal. Eso está en el espíritu del Vaticano. Es triste que el Patriarcado también esté dirigiendo el viento a favor de tal decisión del Vaticano.

¿Cómo explica que la Iglesia Ortodoxa Serbia esté de acuerdo con el número de Tudjman de unas 60.000 víctimas serbias en Jasenovac?

La Iglesia Ortodoxa Serbia no estuvo de acuerdo con eso, pero el Patriarcado de Belgrado. ¿Razón? El deseo es que el estado serbio ingrese a la Unión Europea lo antes posible, y que la Iglesia Ortodoxa Serbia (BP) se una con el Vaticano, rompiendo la unidad con San Sava y San Nikolaj Zicki, quien escribió un servicio para 700.000 Jasenovac New Mártires. BP lo pasa por alto todo. Sus actos lo atestiguan inequívocamente. El que tiene ojos para ver, que vea.

Si la Iglesia Ortodoxa Serbia, con la ayuda del Vaticano, “se desliza” hacia la Unión Europea y los llamados valores europeos, ¿hacia dónde va la cultura y la espiritualidad serbias?

Tanto la cultura como la espiritualidad de una nación surgen de la fe de esa nación, la fe con la que esa nación vive y por la que muere. Esa conexión inquebrantable de cultura y espiritualidad con la fe se refleja mejor en la historia de nuestro pueblo serbio. Cuando la fe comienza a cambiar, a “modernizarse”, a adaptarse al espíritu de este siglo, entonces todo lo que surge de la fe, va con ella hacia la ruina. Somos testigos de eso.

¿Por qué, a su debido tiempo, presentó una demanda contra la agresión de la OTAN y luego la retiró? ¿Renovaría esa demanda hoy?

Una pequeña aclaración. Presentamos una demanda a su debido tiempo (2004) en la corte internacional de Estrasburgo contra cuatro países europeos (Alemania, Francia, Gran Bretaña e Italia), porque no cumplieron a conciencia su misión en Kosovo y Metohija, que les fue encomendada. por la ONU. Es decir, bajo su “protección” en Kosovo y Metohija en el bombardeo de la OTAN (1999) y el pogromo de marzo (2004), 150 iglesias y monasterios fueron destruidos, quemados o dañados, que según su mandato, esos países estaban obligados a proteger y preservar, y no lo hicieron y deberían haber sido responsables de eso. Así, la Iglesia Ortodoxa Serbia infligió un daño inestimable, no solo material, sino también espiritual. En aras de la verdad, hay que decir que esta demanda no fue retirada por mí, sino por el Sínodo y el Parlamento. Y por qué, está claro.

Se estableció la Comisión de Determinación de Delitos en Kosovo en el momento de la agresión de la OTAN. ¿Cree que Thaci, Haradinaj y otros acusados ​​de los delitos más graves serán llevados ante la justicia?

Realmente no.

¿Qué opinas de la nueva Primera Ministra Ana Brnabić? ¿Cómo explica su afirmación de que, si tiene que elegir entre la Unión Europea y Rusia, elegirá Europa?

Una persona trágica. “Había una villa en la que no estaba”, decía nuestra gente. Ni al ser elegido ni al ser aceptado. Colocado en el lugar de mayor responsabilidad. Debería completar lo que otros le precedieron, mirando a Europa, obedientemente preparado. Tanto en Rusia como en Kosovo. Ella (¿verdad?) Decide todo ella misma. Nadie pregunta a la gente y es demasiado tarde. Debería haberse hecho hace mucho tiempo. ¿Pero Europa Evropa?

En un momento propuso una movilización general y maniobras permanentes alrededor de Kosovo. ¿Todavía lo consideras necesario hoy?

Yo estaba entonces y hoy por una posición clara y abierta en la defensa de nuestro país sagrado de Kosovo y Metohija. Kosovo se incorporó a mi vida, no solo como obispo de Prizren, sino también antes y después de eso. Con el cuidado de Kosovo y nuestro pueblo que sufre, me acosté y me levanté. E hice lo que pude. Y mucho más que eso. Pedí y propuse muchas soluciones, incluida la mencionada en la pregunta, intenté animar a los responsables en el estado de Serbia y en la Iglesia Ortodoxa Serbia, pero todo eso quedó como “la voz de quien llora en el desierto”. Todavía considero que muchas de mis propuestas con respecto a Kosovo son pertinentes hoy. La preocupación y la lucha por la supervivencia de nuestro pueblo en Kosovo y Metohija, y la supervivencia de Kosovo y Metohija en Serbia, fue y es mi preocupación constante. Pero, precisamente por eso mi otro “pecado” grave por el que fui expulsado de Kosovo, perseguido y perseguido, no juzgado sino condenado por los amantes de Europa tanto en la Iglesia Ortodoxa Serbia como en el estado de Serbia. Doy gracias a Dios por todo esto, porque creo en la palabra del Evangelio que “no hay nada secreto que no sea público, ni escondido que no sea revelado”. Finalmente.

SI QUIERES APOYAR EL TRABAJO DE PRODUCCIÓN “CENTER” Y EL TRABAJO DEL PORTAL “SRBIN.INFO”, PUEDES PAGAR DONACIONES A TRAVÉS DE LOS SIGUIENTES ENLACES:

¡GRACIAS Y QUE DIOS TE BENDIGA!

Source: СРБИН.ИНФО by srbin.info.

*The article has been translated based on the content of СРБИН.ИНФО by srbin.info. If there is any problem regarding the content, copyright, please leave a report below the article. We will try to process as quickly as possible to protect the rights of the author. Thank you very much!

*We just want readers to access information more quickly and easily with other multilingual content, instead of information only available in a certain language.

*We always respect the copyright of the content of the author and always include the original link of the source article.If the author disagrees, just leave the report below the article, the article will be edited or deleted at the request of the author. Thanks very much! Best regards!