¿Existe una edad para volver a capacitarse?

Detrás de la barrera del envejecimiento hay en realidad cuatro creencias limitantes principales que nos mantienen a todos en el camino. Gran parte de las creencias limitantes provienen de nuestra educación y experiencias pasadas, especialmente nuestros fracasos. Literalmente toman medidas drásticas contra nuestro potencial, dictando lo que es posible para nosotros y lo que no. La buena noticia es que una vez que nos damos cuenta de esto, tenemos varias estrategias disponibles para superarlos. Aquí tienes algunas primeras ideas.

Creencia limitante n ° 1: “No estoy seguro de mi elección”

Mientras los más jóvenes se dicen a sí mismos que van a “perder” sus años de estudios o sus primeras experiencias profesionales, los mayores se resisten a la idea de tener que renunciar a su carrera después de tantos años. Para todos nosotros, el precio a pagar parece alto, de ahí la importancia de tomar “la decisión correcta”. El miedo a cometer un error también se ve alimentado por la idea de que “cambiar es dejar todo de la noche a la mañana”. Es un mito que no creemos.

La estrategia correcta: desmitificar el cambio y dar pequeños pasos
Por un lado, el cambiador puede adoptar diferentes formas: cambiar de puesto, sector, empresa, ritmo de trabajo o incluso lanzar un proyecto personal en paralelo a su puesto de trabajo. El 54% de los participantes registrados en el programa ‘Hacer balance’ permanecen asalariados al unirse a una estructura a una escala más humana. Existen conversiones radicales, pero están lejos de representar a la mayoría. Por otro lado, un interruptor se prepara probando su pista de forma concreta. Tomemos el ejemplo de Nicolás, de 45 años, que soñaba con montar un bar. Para probar su pista de manera concreta, pasó diez fines de semana junto a los gerentes de los bares.

Creencia limitante n. ° 2: “No puedo pagarlo financieramente”

El miedo a quedarse sin dinero es universal. Atraviesa a todos, independientemente de nuestra edad o nivel de ingresos. No hay suficiente dinero aparte, necesidad de financiar los estudios de sus hijos, proyecto de compra en marcha, miedo a perderlo todo: los motivos que generan miedo económico varían según nuestra edad o etapa de la vida y todos son a tener en cuenta para liberarse de este miedo.

La estrategia correcta: racionalizar
La idea es aprender a distinguir las limitaciones financieras reales de los frenos emocionales vinculados a nuestra relación con el dinero. El primero debe abordarse de forma concreta estableciendo un plan de financiación para su cambio (cómo seguir pagando su alquiler, sus cobros, sus gastos de la vida diaria …). El segundo hay que identificarlo para entender qué creencias, sobre todo las que vienen de nuestra familia, se esconden detrás (“El dinero no compra la felicidad”, “El dinero es sucio”, “Hay que trabajar más para ganar más”, “Tú Necesito dinero para tener éxito ”…).

Creencia limitante n. ° 3: “No tengo las habilidades”

Es típico sentirse incompetente cuando se aprende algo nuevo. Este sentimiento tiende a acentuarse a medida que envejecemos, como si el aprendizaje fuera una prerrogativa de niños o jóvenes. Por lo tanto, cuando se enfrentan a un cambio de carrera, las personas más jóvenes a menudo tienen miedo de no ser creíbles cuando las personas mayores dudan de su capacidad para aprender cosas nuevas.

La estrategia correcta: adoptar la mentalidad de principiante
El poder creativo que nace de nuestro deseo de aprender puede resultar invaluable … Ser abierto, curioso y listo para ganar competencia gradualmente es, por lo tanto, el mejor enfoque para minimizar este sentimiento de incompetencia. El ejemplo de Françoise, de 51 años, participante en el programa “Fais le Bilan” ilustra este enfoque. Para ganar confianza como entrenadora, no dudó en dar sesiones de coaching gratuitas, ni en conocer a entrenadores experimentados para aprender junto a ellos.

Creencia limitante n. ° 4: “Otros no entenderán mi decisión”

Aquí, es la presión social la que está en juego: miedo a la mirada de nuestros familiares, nuestra red profesional, reclutadores … Los más jóvenes a veces se juzgan con severidad al pensar que tardan en empezar en la vida. activo, que su curso parecerá inconsistente. A partir de los 50 años, nos decimos que ninguna empresa nos querrá más.

La estrategia correcta: Rodéate de las personas adecuadas
Obtener apoyo es crucial para activar un cambio. Por supuesto, recurrimos a nuestros seres queridos, pero no siempre son nuestros mejores aliados porque proyectan sus propios miedos / deseos en nosotros. La solución pasa por crear vínculos con las personas más susceptibles de ayudarnos: las que nos conocen y son positivas, para obtener una retroalimentación constructiva y personalizada; los que están conectados a sectores, empresas o proyectos que queremos explorar para comprender mejor lo que nos atrae; y finalmente aquellas personas que encontramos inspiradoras simplemente para mantener la motivación.

¿Todavía te encuentras demasiado joven / viejo para cambiar :)? ¡Sigue la guía!
Cada edad ofrece su parte de limitaciones Y ventajas para cambiar … Hemos preparado un archivo completo: “No hay edad para cambiar”. Allí encontrará consejos más detallados para superar sus miedos, testimonios de personas que cambiaron de 20, 30, 40 o 50 años y técnicas para hacer del cambio una mentalidad que le servirá durante toda su vida.
=> Descargo el archivo

Descubra el programa Take Stock.


Source: Psychologies : tous les nouveaux sujets by www.psychologies.com.

*The article has been translated based on the content of Psychologies : tous les nouveaux sujets by www.psychologies.com. If there is any problem regarding the content, copyright, please leave a report below the article. We will try to process as quickly as possible to protect the rights of the author. Thank you very much!

*We just want readers to access information more quickly and easily with other multilingual content, instead of information only available in a certain language.

*We always respect the copyright of the content of the author and always include the original link of the source article.If the author disagrees, just leave the report below the article, the article will be edited or deleted at the request of the author. Thanks very much! Best regards!