Grafeno de neumáticos viejos para un hormigón más resistente y respetuoso con el medio ambiente

El hormigón producido de esta manera no solo es ecológico, sino que también tiene una resistencia a la compresión un 30 por ciento más alta que la convencional.

Equipo de investigación con Arroz Univerziiteta de Houston desarrolló un nuevo procedimiento convertir neumáticos viejos en grafeno, que luego se puede utilizar para hacer hormigón. Esta investigación se basa en los logros anteriores del equipo en la producción de grafeno a través de un proceso llamado calentamiento por julios.

Este procedimiento implica exponer la fuente de carbono a impactos descarga eléctrica para calentar instantáneamente a unos 2725 C, lo que lo convierte en pice de luz gráfica. Los copos de grafeno tienen capas que no combinan perfectamente, lo que facilita su fusión, así como su integración en materiales compuestos.

Superposición irregular de capas en escamas de grafeno; Foto: Universidad de Rice

La fuente de carbono se expone a una temperatura de 2725 C que lo convierte en escamas de grafeno.

Durante el pasado año, el equipo ha demostrado esta técnica utilizando productos de desecho como alimentos y plásticos, y ahora han optado por llantas desechadas. El equipo señaló que sus intentos anteriores de convertir neumáticos directamente en grafeno no dieron los mejores resultados y, a través de un nuevo estudio, decidieron utilizar realmente los restos del material, escribe Carbón.

Empezaron con el procedimiento pirólisis que consiste en quemar neumáticos en un entorno con poco oxígeno, creando un aceite muy útil para toda una gama de procesos industriales. Durante este proceso, y carbón residual sólido, para el que todavía es difícil encontrar una aplicación adicional.

Desde caucho hasta hormigón más resistente; Foto: Universidad de Rice

Mayor resistencia, menos hormigón

Sin embargo, un equipo de investigadores encontró que este remanente de llantas en llamas es un excelente candidato para la producción de escamas de grafeno. El producto resultante se usó luego para producir cemento que luego se usa para hacer hormigón. Descubrieron que los cubos de hormigón hechos de este cemento muestran el ojo 30% más de resistencia a la compresión que el hormigón sin grafeno.

El equipo afirma que el hormigón reforzado con grafeno tiene varias ventajas medioambientales sobre los convencionales. De esta manera, no solo se reduce la cantidad de llantas de desecho, sino que la resistencia del material podría ser mayor. Reducir la cantidad de hormigón requerido en las estructuras..

“El hormigón es el material más producido y es responsable de hasta el 8% de las emisiones de carbono del mundo. Si podemos utilizar menos hormigón en edificios y puentes, podemos eliminar una cierta cantidad de emisiones de carbono”., dijo James Tour, uno de los coautores del estudio.

Cuando ya estés aquí …


Source: Gradnja by www.gradnja.rs.

*The article has been translated based on the content of Gradnja by www.gradnja.rs. If there is any problem regarding the content, copyright, please leave a report below the article. We will try to process as quickly as possible to protect the rights of the author. Thank you very much!

*We just want readers to access information more quickly and easily with other multilingual content, instead of information only available in a certain language.

*We always respect the copyright of the content of the author and always include the original link of the source article.If the author disagrees, just leave the report below the article, the article will be edited or deleted at the request of the author. Thanks very much! Best regards!