Hannes Rumm: independencia en la mano, construcción del Estado aún por delante

Hannes Rumm. Archivo

Algunos estonios de entre 20 y 30 años pueden tener la impresión de las celebraciones jubilares de que cuando el miércoles 20 de agosto de 1991, 69 miembros del Consejo Supremo de la República de Estonia votaron a favor de restaurar la independencia, nuestro pequeño buen país comenzará a operar como Finlandia el próximo lunes.

La impresión puede haber surgido debido al hecho de que después de la espectacular celebración del aniversario de la restauración de la independencia, no se ha hablado en absoluto sobre lo que pasó con el estado de Estonia.

Aunque los preparativos para la reconstrucción de nuestro país estaban a mitad de camino en el otoño de 1991, muchas de las cosas que ahora damos por sentado tuvieron que hacerse a velocidades supersónicas desde cero hace 30 años.

El primer ejemplo es proteger las fronteras de su país. ¿Quién crees que ayudó a la República de Estonia a capacitar a los guardias fronterizos con carácter de urgencia? No, no eran finlandeses ni estadounidenses. El 2 de septiembre de 1991 comenzaron, respectivamente, el Primer Ministro Edgar Savisaar y el Comandante de las Fuerzas de la Guardia Fronteriza del Distrito Militar del Báltico.

Para leer el artículo, solicite un paquete digital o iniciar sesión ¡en!


Source: Lääne Elu by online.le.ee.

*The article has been translated based on the content of Lääne Elu by online.le.ee. If there is any problem regarding the content, copyright, please leave a report below the article. We will try to process as quickly as possible to protect the rights of the author. Thank you very much!

*We just want readers to access information more quickly and easily with other multilingual content, instead of information only available in a certain language.

*We always respect the copyright of the content of the author and always include the original link of the source article.If the author disagrees, just leave the report below the article, the article will be edited or deleted at the request of the author. Thanks very much! Best regards!