La FDA aprobó la primera interfaz cerebro-computadora en pacientes con accidente cerebrovascular, el NeeWS


Esto es significativo porque IpsiHand, como se llama el sistema, es la primera interfaz cerebro-computadora aprobada por la FDA. El dispositivo IpsiHand consta de dos componentes independientes: un exoesqueleto inalámbrico que se coloca sobre la muñeca y una pequeña diadema que registra la actividad cerebral mediante electroencefalografía no invasiva (EEG). El sistema se basa en un descubrimiento de Eric Leuthardt y sus colegas del equipo de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington hace más de una década. Sabemos desde hace mucho tiempo que cada hemisferio del cerebro controla el movimiento del lado opuesto del cuerpo, por lo que un derrame cerebral en el lado derecho del cerebro representa una discapacidad en el lado izquierdo del cuerpo.

Eric Leuthardt descubrió en 2008 que las señales de movimiento corporal pueden, sin embargo, detectarse en el mismo lado del cerebro, pero son inútiles si el otro lado, realmente responsable de la ejecución del movimiento, está dañado; esta actividad cerebral específica se llama ipsilateral señales cerebrales. La idea detrás del novedoso dispositivo cerebro-computadora era encontrar una manera de detectar estas señales ipsilaterales y usarlas para controlar una mano electrónica. En 2017, los científicos presentaron cómo los pacientes que usaron este dispositivo durante 12 semanas mejoraron significativamente sus habilidades motoras en el contexto de la rehabilitación simplemente enseñando al cerebro a comunicarse con la mano de nuevo.

En términos generales, cualquier deficiencia motora que experimente el paciente 6 meses después del accidente cerebrovascular debe considerarse permanente. Descubrimos que muchos pacientes experimentaron una mejora significativa con este dispositivo, aunque no teníamos derecho a esperar ninguna. No se puede decir lo mismo de ninguna terapia actual posterior a un accidente cerebrovascular destinada a restaurar la función después de la recuperación inicial, explica Leuthardt. La aprobación de la FDA es, por tanto, una oportunidad para muchos pacientes, así como para futuras soluciones de este tipo, porque estamos ante la primera aprobación de este tipo en los Estados Unidos.

Es cierto que los pacientes podrán aprovechar los beneficios de este dispositivo, pero IpsiHand está deseando comercializarlo y, por lo tanto, estará disponible para quienes lo necesiten a fines de este año. “Es emocionante que esta sea la primera interfaz cerebro-computadora que la FDA permite para la rehabilitación. La gente ha buscado durante mucho tiempo convertir BCI de tecnología experimental en algo realmente útil para los pacientes. Hemos demostrado que finalmente es posible y espero sinceramente que muchos más dispositivos sigan nuestros pasos – agrega el autor de la idea.

Fuente: GeekWeek.pl/Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis


Source: GeekWeek.pl – Wiadomości by www.geekweek.pl.

*The article has been translated based on the content of GeekWeek.pl – Wiadomości by www.geekweek.pl. If there is any problem regarding the content, copyright, please leave a report below the article. We will try to process as quickly as possible to protect the rights of the author. Thank you very much!

*We just want readers to access information more quickly and easily with other multilingual content, instead of information only available in a certain language.

*We always respect the copyright of the content of the author and always include the original link of the source article.If the author disagrees, just leave the report below the article, the article will be edited or deleted at the request of the author. Thanks very much! Best regards!