La inversión multimillonaria de Ericsson en 6G pone a Europa en el asiento del conductor de la próxima generación


El especialista en telecomunicaciones Ericsson invertirá decenas de millones de libras en investigación 6G en el Reino Unido, trabajando con universidades y socios de la industria en seguridad de redes, IA y redes cognitivas.

La empresa sueca, que ya ha sido suministro de redes 5G a traves del globo, dijo que esta asociación de 10 años ayudaría a impulsar el desarrollo de redes 6G de próxima generación, que se espera que estén disponibles comercialmente en la década de 2030.

La inversión no es solo un voto de confianza en el Reino Unido, que ha estado tratando de proteger su financiación para la investigación científica después del Brexit. También amplía la colaboración de Ericsson con otros países europeos que trabajan para el desarrollo de 6G.

¡Únete a TNW en Valencia!

El corazón de la tecnología llega al corazón del Mediterráneo

La empresa es miembro de la UE proyecto renoun consorcio encargado del avance de la infraestructura de acceso inalámbrico. También es el director técnico de la Hexa-Xla iniciativa 6G emblemática de Europa, que busca sentar las bases de la tecnología 6G y evaluar sus beneficios potenciales.

6G, como en la sexta generación de red celular, se promociona como capaz de ofrecer capacidades asombrosas: velocidades que superan 1 Terabit y tiempos de respuesta de submilisegundos.

Este nivel de conectividad no solo mejoraría las comunicaciones y la interoperabilidad, sino que también permitiría aplicaciones críticas que actualmente están fuera de alcance. Piense en cosas como máquinas autónomas inteligentes, atención médica de precisión, agricultura inteligente y realidad extendida multisensorial (“Internet de los sentidos”).

En última instancia, se espera que la tecnología 6G fusione la realidad digital y física, lo que permitirá una digitalización y automatización sin precedentes que facilitaría los objetivos de sostenibilidad y eficiencia energética del mundo físico.

Estas nuevas aplicaciones y tecnologías ofrecerían oportunidades estratégicas para que los actores europeos desarrollen nuevos mercados y allanarán el camino para que las empresas aprovechen esta tecnología. Por ejemplo, podrían ser microchips para 6G, tecnología de nube de próxima generación, computación cuántica o infraestructura de ciudad inteligente.

Con el potencial transformador de 6G, no es de extrañar que, en mayo, Europa estableció su visión para desarrollar la tecnología – pero esto no será una empresa fácil. Así que cada inversión en investigación y desarrollo (como la de Ericsson) cuenta si el continente se va a beneficiar lo más posible de ella.


Source: The Next Web by thenextweb.com.

*The article has been translated based on the content of The Next Web by thenextweb.com. If there is any problem regarding the content, copyright, please leave a report below the article. We will try to process as quickly as possible to protect the rights of the author. Thank you very much!

*We just want readers to access information more quickly and easily with other multilingual content, instead of information only available in a certain language.

*We always respect the copyright of the content of the author and always include the original link of the source article.If the author disagrees, just leave the report below the article, the article will be edited or deleted at the request of the author. Thanks very much! Best regards!