La Luna afectaría nuestro sueño de manera diferente según los sexos


Un equipo de científicos sueco llevó a cabo un estudio sobre el impacto de los ciclos lunares en el sueño de hombres y mujeres. El sueño de 852 participantes se estudió entre 2001 y 2018 en Uppsala, Suecia. Entre los sujetos, 492 mujeres y 360 hombres de entre 22 y 81 años fueron evaluados con un polisomnógrafo, un dispositivo de medición que registra el sueño para identificar posibles trastornos. Los científicos notaron que el sueño de hombres y mujeres variaba según las fases de la luna, pero también que las alteraciones del sueño eran diferentes según el sexo.

Las noches estudiadas se clasificaron en dos etapas: la fase ascendente – desde la Luna nueva hasta la Luna llena – y la fase menguante – desde el primer día después. Luna llena hasta el día de la luna nueva. Para cada tema, los científicos observaron el tiempo real de sueño, el tiempo entre la hora habitual de acostarse y el inicio del sueño y la conciliación.

Un sueño perturbado por la iluminación de la luna.

El equipo notó que el sueño de los hombres y mujeres evaluados disminuyó durante la fase ascendente de la estrella. La hipótesis más probable es que los participantes fueron perturbados por la luz emitida por la Luna, considerada más importante hasta el día de luna llena. Por el contrario, durante la oración decreciente, la Luna refleja menos luz solar en la Tierra, lo que perturba menos el sueño. Concretamente, la luz nocturna tiene un efecto inhibidor sobre la secreción de melatonina, la hormona del sueño.

Sorprendentemente, los resultados revelan una diferencia entre hombres y mujeres: la Luna tiene más influencia en el sueño de los hombres. Su tiempo de vigilia antes de conciliar el sueño aumentó y su tiempo total de sueño aumentó. disminuido. En promedio, los hombres pierden veinte minutos de sueño durante el período de subida, mientras que las mujeres solo pierden doce. En los hombres, la vigilia y las alteraciones del sueño fueron mayores. En cuanto al sexo más justo, a pesar de la pérdida de tiempo de sueño, no se registró ninguna diferencia en la calidad del sueño entre la fase ascendente y descendente de la Luna.

Sin embargo, el equipo de investigación no desea afirmar con autoridad que existe un vínculo entre los ciclos lunares, el sueño y el género de los individuos. De hecho, la investigación no ha pasado de la etapa de observación, que aún no permite inducir causalidad entre estos factores.


Source: Slate.fr by www.slate.fr.

*The article has been translated based on the content of Slate.fr by www.slate.fr. If there is any problem regarding the content, copyright, please leave a report below the article. We will try to process as quickly as possible to protect the rights of the author. Thank you very much!

*We just want readers to access information more quickly and easily with other multilingual content, instead of information only available in a certain language.

*We always respect the copyright of the content of the author and always include the original link of the source article.If the author disagrees, just leave the report below the article, the article will be edited or deleted at the request of the author. Thanks very much! Best regards!