La luna emite iones de carbono, y esto podría llevar a repensar las teorías sobre su formación.


Los investigadores creían que no deberían encontrarse iones de carbono u otros elementos volátiles en la luna.

Hace una década, la nave espacial Kaguya, Selenological and Engineering Explorer, lanzada por la Agencia Espacial de Japón, pasó un año en la órbita de la luna realizando una serie de observaciones al respecto. Los datos recopilados sugieren que el satélite natural de la Tierra emite chorros de iones de carbono desde toda su superficie, señalan los investigadores en un estudio citado por Alerta de ciencia.

Esta observación contradice las teorías anteriores que sugerían que no deberían encontrarse más iones de carbono u otras sustancias volátiles, elementos químicos y compuestos en la luna.

“Estas emisiones se distribuyeron en casi toda la superficie lunar, pero las cantidades eran diferentes de las áreas geográficas mensuales”, escribieron los científicos.

“Nuestras estimaciones muestran que el carbono nativo existe en toda la luna, lo que respalda la hipótesis de una luna que contiene carbono; su carbono se incorporó a su formación y / o fue transportado hace miles de millones de años”, señalan.

Los científicos explican que estos hallazgos tienen un impacto en cómo se teoriza la formación de la Luna, porque la colisión entre la Tierra y Theia habría generado temperaturas lo suficientemente altas como para evaporar todos los elementos y compuestos volátiles. En este punto, los científicos se enfrentan a dos posibles opciones: o las temperaturas resultantes de la colisión eran más bajas de lo estimado previamente, o deben repensar todo el modelo de formación de la Luna.

“Sería útil evaluar más a fondo las cantidades iniciales de volátiles en la Luna, por ejemplo, futuros análisis isotópicos de las emisiones de iones de carbono de la superficie lunar, para proporcionar una estimación cuantitativa del balance de masa del carbono autóctono, el viento solar y los micrometeoritos. “, añaden los investigadores.

El estudio fue publicado en Avances de la ciencia.

Lea también:

La formación de la Luna, correlacionada con la aparición de agua en la Tierra.

La colisión que provocó la aparición de la Luna también provocó la aparición de vida.

La luna, 100 millones de años más antigua de lo que se pensaba

La luna podría escapar de la atracción gravitacional de la Tierra.


Source: descopera.ro – Articole by www.descopera.ro.

*The article has been translated based on the content of descopera.ro – Articole by www.descopera.ro. If there is any problem regarding the content, copyright, please leave a report below the article. We will try to process as quickly as possible to protect the rights of the author. Thank you very much!

*We just want readers to access information more quickly and easily with other multilingual content, instead of information only available in a certain language.

*We always respect the copyright of the content of the author and always include the original link of the source article.If the author disagrees, just leave the report below the article, the article will be edited or deleted at the request of the author. Thanks very much! Best regards!