la planta baja en madrid en azul

Un espacio habitable pequeño pero dinámico, que se ha convertido en el campo de pruebas para soluciones de diseño creativas con algunas sorpresas de estilo. El lo concibió el arquitecto Gonzalo Pardo de El estudio español GON para una francesa de sesenta años, ex gerente de una gran empresa, amante de tango, vino, tecnología y mucho más fascinado por Madrid.

Un refugio urbano que el arquitecto define como “optimista y contemporáneo” en el que aislarse aunque se encuentre cerca de la Puerta del Sol, una de las plazas más vibrantes de la ciudad. Casa sola, este es el nombre del proyecto que da la cifra de la intervención, se pensó como pied a terre para los periodos de estancia en la capital española.

El apartamento está ubicado en el sexto piso de un edificio de principios del siglo XX. originalmente era una terraza que en los años 50 con una elevación se convirtió en una unidad residencial. La reestructuración ha obtenido una apartamento de un dormitorio de 40 metros cuadrados, que desde el punto de vista del diseño “no creó muchos problemas excepto, precisamente, por los límites que dictaba el reducido tamaño del espacio”, dice Pardo pero, precisamente por eso, todo estaba muy claro desde el principio, con pocas margen dejado a la improvisación.

Foto Imagen subliminal

“Inicialmente no teníamos idea de resaltar el elemento en el centro de la planta en azul pero el cliente, muy curioso y presente durante todas las fases del proyecto, estaba muy decidida a tenerlo en ese color, elegido en un tono muy sofisticado “, explica Pardo. Esta armario-contenedor lacado en RAL 5005 encaja como un guante en el espacio del corazón de la casa; contiene el armario y esconde el baño envolviéndolo en color como una habitación secreta. Este espacio de cuidado corporal está iluminado de forma natural, conectado visualmente al dormitorio a través de una gran superficie interna de vidrio que cambia su opacidad según la privacidad requerida en los diferentes momentos.

La magia del pequeño diseño para optimizar el espacio continúa con las superficies espejadas, que en la cocina crean la ilusión de una habitación más y, en el dormitorio, han dado profundidad al entorno, al mismo tiempo que duplican la luz natural. “Es una casa donde poder vivir el sueño de Madrid, tal vez “vestido de rojo” “un poco como la propietaria que se prestó a modelar en las imágenes – declara el arquitecto, que lo resume todo citando un pasaje del poeta francés Paul Éluard: “Hay otro mundo, pero está en este”.

VER TAMBIÉN:

El ático para solteros firmado por Gonzalo Pardo;

Como una habitación de hotel;

El apartamento de dos habitaciones en el Naviglio con un volumen negro en el centro

Living © REPRODUCCIÓN RESERVADA


Source: Living by living.corriere.it.

*The article has been translated based on the content of Living by living.corriere.it. If there is any problem regarding the content, copyright, please leave a report below the article. We will try to process as quickly as possible to protect the rights of the author. Thank you very much!

*We just want readers to access information more quickly and easily with other multilingual content, instead of information only available in a certain language.

*We always respect the copyright of the content of the author and always include the original link of the source article.If the author disagrees, just leave the report below the article, the article will be edited or deleted at the request of the author. Thanks very much! Best regards!