¡La planta que limpia la sangre y destruye el colesterol!

La albahaca es una de las hierbas más fundamentales en la cocina italiana.

Se utiliza para condimentar salsas y vinagretas y sirve como base para el pesto clásico. Está,

también un componente importante de la cocina del sudeste asiático.

Hay más de 60 variedades diferentes de Ocimum basilicum y todas tienen valiosas propiedades medicinales.

Lejos de ser una simple guarnición

El té de albahaca se puede utilizar para tratar espasmos estomacales, gases intestinales, pérdida de apetito, retención de líquidos, enfermedades renales, resfriados, verrugas y parásitos intestinales. También reduce y estabiliza los niveles de colesterol.

Aceite de albahaca Puede aplicarse incluso en el caso de picaduras de serpientes e insectos no venenosos.

La albahaca es rica

en antioxidantes

La albahaca está llena de antioxidantes que pueden ayudar a mejorar los síntomas de la artritis, el síndrome del intestino irritable y otras afecciones inflamatorias.

Más precisamente, la planta contiene betacariofileno, que tiene propiedades antiinflamatorias, antibióticas, antioxidantes y anticancerígenas.

De hecho, un estudio publicado en Revista de química agrícola y alimentaria a encontró que “los aceites esenciales de albahaca y sus componentes principales … tienen actividad antimicrobiana contra una amplia gama de bacterias Gram negativas y Gram positivas, levaduras y mohos”.

En cuanto a las propiedades anticancerígenas de la albahaca, la albahaca común

(no solo la albahaca santa) tiene la capacidad de reducir el tamaño de los tumores al inhibir la peroxidación de lípidos causada por los radicales libres.

También inhibe la formación de lactato deshidrogenasa, una enzima involucrada en la iniciación del tumor.

Ideal para la salud del corazón

La albahaca puede ayudar a mejorar la salud del corazón y la función cardiovascular en general.

Debido a que contiene magnesio, comer albahaca puede ayudar a mejorar los ritmos cardíacos anormales y la presión arterial baja, así como a prevenir la enfermedad coronaria.

Y no es solo una herramienta

Prevención: si ha tenido un ataque cardíaco, comer albahaca y otros alimentos ricos en magnesio acelerará su recuperación.

También es una buena fuente de vitamina C, calcio, potasio y hierro.

Cómo cocinar con albahaca

Para conservar el aroma y los nutrientes de esta planta aromática, agréguela a los alimentos solo en el último minuto. Aunque la albahaca seca es muy popular, siempre es mejor usar albahaca fresca y es muy fácil de cultivar en casa.

Para obtener una dosis alta de vitaminas, recomendamos un pesto. Picar 3 ramitas de albahaca

fresco, medio diente de ajo, un puñado de piñones tostados y queso parmesano picado y un chorrito de aceite de oliva. Revuelva hasta que la composición sea homogénea. Agrega una pizca de sal y pimienta en polvo y una pizca de limón.

Si prefiere beberlo en forma de té, infundir unas hojas en una taza de agua caliente durante unos 8 minutos.

Té de albahaca

Source: DoctorulZilei by www.doctorulzilei.ro.

*The article has been translated based on the content of DoctorulZilei by www.doctorulzilei.ro. If there is any problem regarding the content, copyright, please leave a report below the article. We will try to process as quickly as possible to protect the rights of the author. Thank you very much!

*We just want readers to access information more quickly and easily with other multilingual content, instead of information only available in a certain language.

*We always respect the copyright of the content of the author and always include the original link of the source article.If the author disagrees, just leave the report below the article, the article will be edited or deleted at the request of the author. Thanks very much! Best regards!