la prestigiosa historia de la seda de Lyon


La historia comienza en 1536. Cuando François Ier decide hacer de Lyon la única ciudad autorizada para almacenar seda. Lo que lanza el tejido en la ciudad.

Descubierta en China, la fabricación de hilo de seda a partir del capullo de un gusano de seda es una actividad prestigiosa. La seda es de hecho un material noble, reservado para los grandes de este mundo.

El Rey Sol ama la seda

La industria de la seda se está desarrollando rápidamente en Lyon. Reconocido por su belleza, complejidad y calidad.

El reinado de Luis XIV representa uno de los períodos más prósperos. El rey hace muchos pedidos, tanto de ropa como de mobiliario.

Los tribunales europeos se están afinando. Federico II de Prusia es uno de los clientes más importantes. Así como Catalina II de Rusia. Los nobles de toda Europa también copian lo que ven en el Palacio de Versalles.

Lyon teje para toda Europa

La Revolución frena la producción. Obviamente: ¡los principales clientes están guillotinados!

Pero Napoleón relanzó la industria de la seda. Decide que cualquier persona que trabaje para Francia en el extranjero debe vestirse solo con seda tejida en Lyon. La ciudad abastece entonces a toda Europa, ¡e incluso a los Estados Unidos!

Luego, la industria de la seda continuó desarrollándose en el siglo XIX. Representaba las tres cuartas partes de la actividad económica de Lyon en ese momento.

La revuelta de los canuts

El término “canut” aparece en el siglo XIX. Proviene de “bobina”, el carrete utilizado en la lanzadera de la tejedora.

Los canuts están instalados en el antiguo Lyon. Pero a medida que aumentaba su número, se establecieron en otros lugares. En particular en la colina de Croix-Rousse.

El canuto trabaja en casa con su familia, es dueño de su herramienta de trabajo. Se le paga según lo que produce. Desde la complejidad de los patrones, la cantidad de defectos …

A principios del siglo XIX, los canuts pedían un precio mínimo. Se llegó a un acuerdo con los Soyeux (fabricantes de seda) en 1831. Pero el rey Luis Felipe anuló la decisión. Los canuts luego salen a las calles. Toman el Ayuntamiento, pero no lo consiguen.

La segunda revuelta de los canuts, en 1834, fue reprimida violentamente.

Alta costura y fibras técnicas

La llegada de los tejidos sintéticos en el siglo XX debilitó la seda de Lyon. Hoy, la actividad se restringe a la alta costura, la restauración de tejidos antiguos y la creación de fibras técnicas.

Sin embargo, Lyon sigue siendo la principal ciudad textil de Francia. Con alrededor de 30.000 empleados.

Tejidos confeccionados in situ

los Casa de los canuts da vida a esta historia que ha tejido la identidad de Lyon. Este museo ubicado en Croix-Rousse presenta el material de la industria de la seda. En particular, con demostraciones de tejido en un telar de mano antiguo.

También se mencionan los orígenes de la seda, la historia de la seda de Lyon, el ciclo del gusano de seda, etc.

Una tienda le permite adquirir hermosos objetos de seda, hechos en el sitio. ¡Que ya no están reservados para los reyes hoy!


Source: A la Une – Le Progrès | Le Progrès by www.leprogres.fr.

*The article has been translated based on the content of A la Une – Le Progrès | Le Progrès by www.leprogres.fr. If there is any problem regarding the content, copyright, please leave a report below the article. We will try to process as quickly as possible to protect the rights of the author. Thank you very much!

*We just want readers to access information more quickly and easily with other multilingual content, instead of information only available in a certain language.

*We always respect the copyright of the content of the author and always include the original link of the source article.If the author disagrees, just leave the report below the article, the article will be edited or deleted at the request of the author. Thanks very much! Best regards!