La Tierra podría levantarse y matar a la humanidad, dice un famoso científico


“Mis congéneres deben aprender a vivir en sociedad con la Tierra, de lo contrario el resto de la creación, siendo parte de Gaia, moverá inconscientemente la Tierra a un nuevo estado en el que los humanos ya no serán bienvenidos”, escribe James Lovelock, ambientalista y científico detrás de la Teoría de Gaia, en una columna publicada por The Guardian. Su texto suena como una advertencia. Nuestro planeta podría levantarse para matar a la humanidad considerada responsable del cambio climático.

“El virus Covid-19 bien puede haber sido una retroalimentación negativa. Gaia se esforzará más la próxima vez con algo aún más desagradable ”, concluye. Científico de 102 años no sabe “Si es demasiado tarde para que la humanidad evite una catástrofe climática”, pero espera que hoy se escuche su palabra. Hace sesenta años, el hombre sostenía que el planeta se regula a sí mismo como un organismo vivo: la vida se adapta al medio y viceversa. Su teoría había sido objeto de burlas, pero parece que los eventos climáticos tienden a hacer que su argumento sea más plausible.

“Podríamos tener otras sorpresas”

Para James Lovelock, no hay esperanza de salvar la vida en la Tierra si “Seguimos tratando el cambio climático y la destrucción de la naturaleza como temas separados”. Él escribe que el “La composición de la atmósfera terrestre y la temperatura de la superficie son mantenidas y reguladas activamente por la biosfera, por la vida, por lo que los antiguos griegos llamaban Gaia”. Los bosques, océanos y otros elementos del sistema regulador del planeta azul han garantizado un cierto equilibrio, que han ayudado a mantener la temperatura de su superficie de manera constante y óptima para la vida, explica el ecologista.

Pero la humanidad ha llegado a cambiar esta fórmula. “Dos actos genocidasSon notables, según James Lovelock, “Asfixia por gases de efecto invernadero y la tala de bosques tropicales” provocando cambios en una escala “Nunca visto en millones de años”.

Si las advertencias de la época sonaban a ciencia ficción, ahora se están volviendo más realistas. “También podríamos tener otras sorpresas. La naturaleza no es lineal e impredecible, más aún en tiempos de transición. “ James Lovelock aconseja encarecidamente reducir el consumo de combustibles fósiles, sino también para movilizar recursos en un “De una economía de guerra”. Si los peligros están muy lejos “Ser tan serios como suelen retratarlos”, la especie humana debe considerar soluciones a los problemas de superpoblación y destrucción de los bosques tropicales.


Source: Slate.fr by www.slate.fr.

*The article has been translated based on the content of Slate.fr by www.slate.fr. If there is any problem regarding the content, copyright, please leave a report below the article. We will try to process as quickly as possible to protect the rights of the author. Thank you very much!

*We just want readers to access information more quickly and easily with other multilingual content, instead of information only available in a certain language.

*We always respect the copyright of the content of the author and always include the original link of the source article.If the author disagrees, just leave the report below the article, the article will be edited or deleted at the request of the author. Thanks very much! Best regards!