Las emociones fuertes son difíciles de distinguir | Ciencia y vida


Expresamos emociones con voz, gestos, expresiones faciales. Expresamos no solo las emociones en sí mismas: alegría, miedo o sorpresa, sino también su fuerza: lo felices que estábamos, lo asustados, lo sorprendidos. Cuanto más fuerte es la emoción, más la demostramos y, obviamente, más fácil es para los demás entender cómo nos sentimos.

De hecho, no es del todo cierto. En un artículo reciente en Informes científicos Se dice que las emociones muy fuertes se vuelven difíciles de discernir; puedes ver que estás muy preocupado, pero no está claro qué tipo de experiencias te sentiste abrumado. Los autores del trabajo tomaron grabaciones de audio de gritos, chillidos, risas, suspiros, gemidos, etc. – en general, todo el espectro de sonidos con los que expresamos emociones. Los sonidos expresaban emociones de diversa intensidad: desde el miedo débil al fuerte, desde la tristeza leve al dolor, desde la alegría leve a la alegría salvaje. Se entregaron grabaciones de gritos, risas, risitas y otras cosas a los forasteros para que las escucharan, quienes debían comprender qué tipo de emoción corresponde a cada sonido específico.

A medida que la emoción se intensificaba, los participantes del experimento la diferenciaban cada vez más. Pero llegó un momento en el que el reconocimiento de las emociones se deterioró drásticamente. El participante del experimento comprendió que la persona en la grabación de audio estaba experimentando una emoción extremadamente fuerte, que estaba en un grado extremo de emoción, pero ya era difícil decir exactamente lo que estaba sintiendo. Ya no estaba claro qué tipo de emoción, negativa o positiva, sin mencionar sus matices semánticos.

De hecho, todo esto es intuitivamente más o menos claro. Una risa leve se puede confundir con un suspiro de decepción, el caso en el que es difícil comprender una emoción débil. Del mismo modo, la risa histérica se puede confundir con los sollozos, el caso en el que es difícil comprender una emoción fuerte. Por otro lado, estrictamente hablando, no se trata de las emociones en sí mismas, sino del poder de su expresión. Hay personas que son muy comedidas incluso en experiencias muy fuertes, pero quienes las conocen bien no pueden reprocharles la falta de emociones: los amigos cercanos pueden sentir correctamente sus emociones, incluso si son apenas visibles. Decíamos que las experiencias se expresan no solo con sonidos, se reflejan en gestos y expresiones faciales. Si no solo escuchamos a la otra persona, sino que también la vemos, la probabilidad de error en la comprensión de cómo se siente será mucho menor.

Basado en materiales Sociedad Max Planck.


Source: Автономная некоммерческая организация "Редакция журнала «Наука и жизнь»" by www.nkj.ru.

*The article has been translated based on the content of Автономная некоммерческая организация "Редакция журнала «Наука и жизнь»" by www.nkj.ru. If there is any problem regarding the content, copyright, please leave a report below the article. We will try to process as quickly as possible to protect the rights of the author. Thank you very much!

*We just want readers to access information more quickly and easily with other multilingual content, instead of information only available in a certain language.

*We always respect the copyright of the content of the author and always include the original link of the source article.If the author disagrees, just leave the report below the article, the article will be edited or deleted at the request of the author. Thanks very much! Best regards!