Los problemas reumáticos son un acompañante común de los ancianos, y algunas formas de enfermedad reumática afectan hasta al 80 por ciento de esta población. Para el tratamiento se utilizan varios tipos de fármacos: analgésicos, fármacos antirreumáticos no esteroideos, fármacos que afectan la respuesta inmunitaria y calman así la inflamación, y algunos otros. Al mismo tiempo, también podemos ayudarnos a nosotros mismos a aliviar los problemas.

Beber jugo de ortiga y té.

En la sabiduría popular “Si te caes en las ortigas, al menos no tendrás reumatismo” hay más verdad de la que uno podría pensar. Las ortigas realmente ayudan a aliviar el dolor en las articulaciones, los antiguos romanos las usaban para ayudar con las enfermedades reumáticas, y los pensadores griegos adoraban a las ortigas como una de las plantas más medicinales que supuestamente protegen el cuerpo de diversas enfermedades durante todo el año. Se aconseja a los reumatistas que beban jugo o té de ortigas, ya que las hojas de ortiga estimulan la excreción de toxinas del cuerpo, ayudan a reducir la presión arterial y alivian el dolor articular y muscular.

Cerezas contra el dolor inflamatorio

Además de los problemas que provoca el reumatismo, también puedes ayudarte con las cerezas. Se ha demostrado científicamente que beber dos decilitros de jugo de cereza todos los días ayuda a aliviar el dolor reumático. Las cerezas negras en particular son una rica fuente de antocianidinas, que proporcionan acción antiinflamatoria. Las cerezas bajan el nivel de ácido úrico y así alivian el reumatismo y la gota. Llene una almohada con piedras de cereza, caliéntela y colóquela en el área dolorida del cuerpo; esto ayuda a aliviar el dolor en los músculos, las articulaciones y los huesos; el calor relaja los músculos y mejora la flexibilidad de los tejidos. Caliente las áreas doloridas durante 15 a 20 minutos.

Ungüento de ajo

También puede preparar una pomada de ajo casera para aliviar el dolor de forma natural. El ajo es un poderoso antibiótico que supera muchas enfermedades. Para la pomada, muele cuatro dientes de ajo, agregue cuatro cucharadas de aceite vegetal y agregue tres cucharadas de manteca de cerdo. Aplicar la mezcla en las zonas doloridas y frotar vigorosamente.

*** CAJA ROJA: POMADA DE AJO El ajo es un antibiótico poderoso que supera muchas enfermedades. Para la pomada, muele 4 dientes de ajo, agregue 4 cucharadas de aceite vegetal y agregue 3 cucharadas de manteca de cerdo. MARCO GRIS: Cerezas versátiles UTILIZAR HUESOS Los huesos de cereza se pueden utilizar para llenar una almohada, calentarla y colocarla en una zona dolorosa del cuerpo. Esto ayuda a aliviar el dolor en los músculos, las articulaciones y los huesos; el calor relaja los músculos y mejora la flexibilidad de los tejidos. ÉNFASIS: Hay más verdad en la sabiduría popular “Si caes en las ortigas, al menos no tendrás reumatismo” de lo que uno podría pensar. PPS: NÚMERO: 80 por ciento de las personas mayores tienen problemas de reumatismo. Agregaré otra foto de la cereza, si puedo ponerla en algún lugar 🙂 ***