Las tuberías llenas de agua convierten las olas del océano de baja frecuencia en electricidad

Investigadores chinos han desarrollado un nanogenerador triboeléctrico basado en tubos llenos de agua con dos electrodos. Pueden convertir de manera eficiente la energía mecánica a partir de una serie de movimientos, por ejemplo, ondas.

La electricidad estática es un ejemplo de carga tribolectrica. El mundo de la investigación ha desarrollado nanogeneradores que pueden aprovechar la carga, pero solo hace unos años aparecieron ejemplares con un rendimiento decente a un precio razonable.

Luego se trataba de movimientos de materiales en el cuerpo que podrían proporcionar energía a la tecnología portátil. Pero la tecnología tiene grandes desafíos.

Ahora, sin embargo, la Universidad China de Hong Kong (CUHK) ha desarrollado un nanogenerador triboeléctrico basado en tuberías llenas de agua. El generador puede convertir varias energías mecánicas irregulares y de baja frecuencia, por ejemplo de las olas del océano, en electricidad. Escribe la universidad en uno presione soltar.

Para ello, el generador utiliza la potencia triboeléctrica junto con la inducción electromagnética.

Requiere estructura compleja

Un problema ha sido que los nanogeneradores triboeléctricos dependen de un estrecho contacto entre superficies sólidas, lo que es difícil de asegurar sin una estructura compleja circundante que a su vez reduce la potencia.

Al comenzar con tuberías llenas de agua, los investigadores han solucionado ese problema. El tubo en sí es del tamaño de un dedo, y cuando el agua del interior se mueve entre áreas con dos electrodos, se convierte la energía recuperable.

Captura de pantalla del video de la Universidad China de Hong Kong Foto: CUHK

Los brazos batientes alimentan 150 lámparas

La tecnología puede convertir la energía de diferentes tipos de movimientos. Los tubos se pueden ensamblar en una unidad grande, pero con varios enchufes.

Los investigadores crearon dos unidades, una de las cuales era una caja que contenía 34 “dedos” que recogían la energía de las olas. El otro fue usado como brazalete por una mujer que agitaba los brazos para convertir energía. En el mejor de los casos, la electricidad en cada unidad era suficiente para alimentar 150 lámparas LED.

Debido a que el usuario agitaba los brazos, la pulsera podía generar suficiente electricidad para alimentar 150 luces LED. Foto: CUHK

– El diseño anterior de unidades que recolectan energía marina ha sido equipado con generadores que se han basado en electroimanes, que son grandes, pesados ​​y solo generan electricidad si la frecuencia de las olas del océano está por encima de cierto nivel. Nuestra nueva investigación ha superado las barreras técnicas y supondrá un golpe para el uso de nanogeneradores, especialmente cuando se trata de recolectar “energía azul”. Además, abre oportunidades para desarrollar nuevos tipos de energía renovable que pueden ayudarnos a lograr la neutralidad de carbono, dice Zi Yunlong, profesor de CUHK.


Source: Nyteknik – Senaste nytt by www.nyteknik.se.

*The article has been translated based on the content of Nyteknik – Senaste nytt by www.nyteknik.se. If there is any problem regarding the content, copyright, please leave a report below the article. We will try to process as quickly as possible to protect the rights of the author. Thank you very much!

*We just want readers to access information more quickly and easily with other multilingual content, instead of information only available in a certain language.

*We always respect the copyright of the content of the author and always include the original link of the source article.If the author disagrees, just leave the report below the article, the article will be edited or deleted at the request of the author. Thanks very much! Best regards!