Los anillos de los árboles ofrecen información sobre las devastadoras tormentas de radiación

Una imagen compuesta que muestra un anillo de árbol y llamas: los investigadores de la UQ utilizaron datos de anillos de árboles para modelar el ciclo global del carbono para desafiar la teoría común sobre los eventos de Miyake. Crédito: Universidad de Queensland

Un estudio de la Universidad de Queensland ha arrojado nueva luz sobre un evento astrofísico misterioso, impredecible y potencialmente devastador.

Un equipo dirigido por el Dr. Benjamin Pope de la Facultad de Matemáticas y Física de la UQ aplicó estadísticas de vanguardia a datos de árboles milenarios para obtener más información sobre las “tormentas” de radiación.

“Estas enormes ráfagas de radiación cósmica, conocidas como Miyake Events, han ocurrido aproximadamente una vez cada mil años, pero no está claro qué las causa”, dijo el Dr. Pope.

“La teoría principal es que son enormes erupciones solares. Necesitamos saber más, porque si una de ellas ocurriera hoy, destruiría la tecnología, incluidos los satélites, los cables de Internet, las líneas eléctricas de larga distancia y los transformadores. El efecto en la infraestructura global sería ser inimaginable”.

Entra en el humilde anillo de árboles.

El primer autor Qingyuan Zhang, un estudiante universitario de matemáticas de la UQ, desarrolló un software para analizar todos los datos disponibles sobre los anillos de los árboles.

“Debido a que puedes contar los anillos de un árbol para identificar su edad, también puedes observar eventos cósmicos históricos que se remontan a miles de años”, dijo Zhang. “Cuando la radiación golpea la atmósfera, produce carbono-14 radiactivo, que se filtra a través del aire, los océanos, las plantas y los animales, y produce un registro anual de radiación en los anillos de los árboles. Modelamos el ciclo global del carbono para reconstruir el proceso durante un período de 10.000 años, para obtener información sobre la escala y la naturaleza de los eventos de Miyake”.

La teoría común hasta ahora ha sido que los eventos de Miyake son llamaradas solares gigantes.

“Pero nuestros resultados desafían esto”, dijo Zhang. “Hemos demostrado que no están correlacionados con la actividad de las manchas solares, y algunos en realidad duran uno o dos años. En lugar de una sola explosión o llamarada instantánea, lo que podemos estar viendo es una especie de ‘tormenta’ o estallido astrofísico”.

El Dr. Pope dijo que el hecho de que los científicos no sepan exactamente qué son los eventos de Miyake, o cómo predecir su ocurrencia, es muy preocupante.

“Según los datos disponibles, hay aproximadamente un uno por ciento de posibilidades de ver otro en la próxima década. Pero no sabemos cómo predecirlo o qué daños puede causar. Estas probabilidades son bastante alarmantes y sientan las bases para más investigación”, concluyó.

La investigación se publica en Actas de la Royal Society Ay se completó con la ayuda de los estudiantes universitarios de matemáticas y física Utkarsh Sharma y Jordan Dennis.



Source: Phys.org – latest science and technology news stories by phys.org.

*The article has been translated based on the content of Phys.org – latest science and technology news stories by phys.org. If there is any problem regarding the content, copyright, please leave a report below the article. We will try to process as quickly as possible to protect the rights of the author. Thank you very much!

*We just want readers to access information more quickly and easily with other multilingual content, instead of information only available in a certain language.

*We always respect the copyright of the content of the author and always include the original link of the source article.If the author disagrees, just leave the report below the article, the article will be edited or deleted at the request of the author. Thanks very much! Best regards!