Los ERTO ya anticipan un resurgimiento de covid

Se necesitaron hasta cinco propuestas y casi una docena de reuniones para que finalmente el gobierno español, el empleador –CEOE y Cepyme– y los dos sindicatos mayoritarios –CCOO y UGT– hayan acordado extender los archivos de regulación de empleo temporal (ERTO). Hasta el 30 de septiembre. La última expansión finalizó el 30 de junio. “Es un acuerdo que brinda seguridad y tranquilidad a las empresas y trabajadores en uno de los peores momentos de nuestro país”, dijo este jueves por la tarde la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, quien sostuvo una conferencia de prensa conjunta con la ministra de Asuntos Sociales. Seguridad, José Luis Escrivá.

El último en dar el sí fue el empleador, que es el más renuente durante la larga negociación de los borradores presentados por el ejecutivo de Sánchez. En primer lugar, porque quería que los ERTO se extendieran hasta fin de año y, en segundo lugar, porque estaba a favor de mantener registros temporales de fuerza mayor (los causados ​​por el coronavirus que afectan a toda la fuerza laboral) y las exenciones actuales a las empresas de Contribuciones de seguridad social. Los sindicatos, por otro lado, ya habían anunciado por la mañana que aceptaron la última propuesta del Ministerio de Trabajo.

El acuerdo final incluye parte de las líneas rojas que el empleador había puesto. Específicamente, el ERTO de fuerza mayor total se mantendrá para las empresas que aún los tienen vigentes, con una exención de las contribuciones a las empresas de menos de 50 trabajadores del 70% en julio, 60% en agosto y 35% en septiembre . En aquellos que excedan este personal, la exención será del 50% en julio, del 40% en agosto y del 25% en septiembre. Los porcentajes son más bajos que los actuales, que se mantendrán hasta el 30 de junio y fueron del 100% para las empresas con menos de 50 empleados y del 75% para aquellos que exceden este número de trabajadores.

Posibilidad de un nuevo ERTO si hay un nuevo rebote

El texto también establece por primera vez que las empresas que ya están activas pueden beneficiarse de un ERTO completo si hay un resurgimiento del virus que las obliga a cerrar nuevamente. En este caso, el descuento de la contribución sería del 80% para el personal de menos de 50 trabajadores y del 70% para aquellos que excedan esta cifra.

Los ERTO de fuerza mayor parcial (aquellos con parte de la fuerza laboral que trabaja y parte de ERTO) y aquellos con causas objetivas (aquellos causados ​​por problemas técnicos, organizativos, económicos y de producción) tendrán las mismas exenciones de las contribuciones de la Seguridad Social. : para aquellos con menos de 50 trabajadores será el 60% para los empleados que regresan a sus trabajos y el 35% para aquellos que permanecen en ERTO, mientras que para las empresas con un personal de más de 50 personas serán el 40% para aquellos que regresan a la actividad y 25% para aquellos que permanecen temporalmente desempleados. Por lo tanto, por primera vez, los ERTO por razones objetivas tienen una parte de exención de tarifas. ¿La razón? Facilitar a las empresas para pasar de un tipo de ERTO a otro. “Lo que hemos hecho es establecer un corredor”, detalló el ministro de Trabajo.

Irregularidades del negocio

Díaz y Escrivá han especificado que el costo que tendrán los descuentos de la Seguridad Social para el Estado será de aproximadamente 11 mil millones de euros de marzo a septiembre, mientras que en el último mes se han pagado 5 mil millones de euros en beneficios de desempleo, 3,000 causados ​​por covid y los otros 2.000 por otras causas. Al mismo tiempo, el ministro advirtió que se habían detectado empresas con ERTO injustificados y pidió que se usaran “de manera responsable”.

En cuanto al resto de los puntos, las empresas afectadas por un ERTO no podrán trabajar horas extras. Tampoco podrán externalizar parte de su actividad o hacer nuevos contratos directamente o a través de ETT. Solo podrán contratar o externalizar el trabajo si no hay un trabajador que tenga la capacitación necesaria para llevar a cabo una tarea y siempre que los representantes de los empleados hayan sido informados con anticipación. En caso de incumplimiento, la empresa será sancionada.

Al mismo tiempo, como fue el caso de las empresas con ERTO por razones principales, las empresas domiciliadas en un paraíso fiscal no podrán aprovechar las exenciones de ERTO por razones objetivas. Los dividendos no se pueden distribuir durante el año fiscal en el que se presentó el ERTO, a excepción de las empresas que tenían menos de 50 empleados el 29 de febrero. Si no lo hacen, las empresas tendrán que pagar las exenciones de las contribuciones que han disfrutado. El lugar de trabajo de la persona afectada por cualquiera de los dos tipos de archivos también debe mantenerse durante seis meses una vez que se han unido a su actividad. Al mismo tiempo, los empleados incluidos en un ERTO podrán cobrar el beneficio incluso si no han aportado el mínimo establecido por la ley y no se les privará del tiempo de desempleo mientras dure el archivo temporal.

El empleador dijo en un comunicado que la propuesta fue aprobada por unanimidad porque “hace un progreso significativo con respecto a la propuesta inicial”. Sin embargo, indicó que continuará trabajando para garantizar que los ERTO se puedan extender durante el último trimestre del año, especialmente en los sectores más afectados por la crisis. El sindicato UGT ha expresado la misma opinión, advirtiendo que en algunos aspectos habrá una “extensión futura más allá de septiembre”. El secretario general de CCOO, Unai Sordo, ha destacado la incorporación de nuevas realidades “en el acuerdo, tales como protección para trabajadores y empresas en caso de rebrote, y tratamiento favorable de ERTO por razones objetivas para que las empresas opten por estos procedimientos en lugar de despidos.


La cara oculta de los ERTO