Los países ricos prometen vacunas para los más pobres, pero la mayoría no vencen hasta el próximo año


De los mil millones de dosis esperados, EE.UU. tiene la intención de entregar la mitad. Las primeras entregas están previstas para agosto y el objetivo es distribuir 200 millones de lotes a finales de año. Los 300 millones restantes serían distribuidos por Estados Unidos el próximo verano, todo en colaboración con la iniciativa global COVAX patrocinada por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Gran Bretaña prometió 100 millones de beneficios el año siguiente el jueves, con la disparidad en la distribución de suministros entre este año y el próximo aún más pronunciada. El gobierno británico planea entregar solo cinco millones de vacunas para fines de septiembre y promete 25 millones para fines de año.

Por lo tanto, las abismales diferencias entre los resultados de las campañas de vacunación en diferentes partes del mundo probablemente no desaparecerán. Tanto en los EE. UU. Como en Gran Bretaña, ya tienen al menos una mayoría de la población parcialmente vacunada, mientras que en los países africanos, con la excepción de Marruecos, como Marruecos, menos de un gemelo tiene la población. La vacunación también avanza lentamente en varios países de América Latina o en la India y los países vecinos.

Al mismo tiempo, según Reuters, algunos grupos de activistas llamaron al plan esperado del G7 una gota en el océano. Según la OMS, se necesitan 11 mil millones de dosis de vacunas para inmunizar al 70 por ciento de la humanidad. La organización benéfica Oxfam estima que hasta cuatro mil millones de personas dependerán del programa de vacunación COVAX, y cada persona puede necesitar dos dosis.

“Si donar mil millones de dosis de vacunas es lo mejor que pueden hacer los líderes del G7, esta cumbre fracasará”, dijo a Oxfam Anna Marriott, que supervisa la política de salud en la Red Internacional de Caridad. Hizo un llamado a los participantes de la cumbre para que apoyen la liberación de patentes de vacunas patidas.

Estados Unidos apoyó este enfoque en la primavera, pero Alemania, por ejemplo, se opone. El presidente francés, Emmanuel Macron, dijo el jueves que el respeto por la propiedad intelectual no debería ser una barrera para el acceso a las vacunas. En la rueda de prensa, destacó la necesidad de llevar las vacunas a los países más pobres lo antes posible. “Es casi más importante decir cuánto entregaremos el próximo mes que prometer algo que se cumplirá en 18 meses”, dijo AP.

“Para salvar vidas, las inyecciones deben administrarse de inmediato. No a fines de 2021, no en 2022, sino ahora”, agrega la especialista en vacunación Kate Elder, colaboradora de Médicos Sin Fronteras. Sin embargo, Matshidiso Moeti, director de operaciones de la OMS en África, describió los planes anunciados por Estados Unidos y Gran Bretaña como un “gran paso adelante”.


Source: EuroZprávy.cz by eurozpravy.cz.

*The article has been translated based on the content of EuroZprávy.cz by eurozpravy.cz. If there is any problem regarding the content, copyright, please leave a report below the article. We will try to process as quickly as possible to protect the rights of the author. Thank you very much!

*We just want readers to access information more quickly and easily with other multilingual content, instead of information only available in a certain language.

*We always respect the copyright of the content of the author and always include the original link of the source article.If the author disagrees, just leave the report below the article, the article will be edited or deleted at the request of the author. Thanks very much! Best regards!