Los tratamientos con fármacos y anticuerpos no logran prevenir los síntomas de Omicron COVID-19

FDA: Los tratamientos con fármacos y anticuerpos no logran prevenir los síntomas de Omicron COVID-19

Los reguladores de salud de EE. UU. advirtieron el lunes que los medicamentos de anticuerpos contra el covid-19 de Regeneron y Eli Lilly ya no deberían usarse porque no funcionan contra la cepa omicron, que ahora representa casi todas las infecciones en los Estados Unidos.

La Administración de Drogas y Alimentos anunció que revocaría la aprobación de emergencia para ambos medicamentos, que fueron comprados por el gobierno federal y entregados a millones de estadounidenses con covid-19. La FDA dijo que podría volver a autorizar el uso de los medicamentos si resultan exitosos contra las versiones posteriores.

Ambos fabricantes de medicamentos habían declarado que los medicamentos de infusión son menos capaces de atacar a omicron debido a sus mutaciones, por lo que se esperaba el movimiento regulatorio. No obstante, algunos gobernadores republicanos pueden oponerse a la medida federal porque han seguido promoviendo los medicamentos a pesar de los consejos de los profesionales de la salud.

En las últimas semanas, la resistencia de Omicron a dos de los medicamentos de anticuerpos monoclonales más utilizados ha desbaratado el plan de tratamiento de Covid-19.

Los medicamentos alternativos, incluidas dos nuevas píldoras antivirales de Pfizer y Merck, están disponibles para tratar las infecciones tempranas de Covid-19, aunque escasean. El medicamento de anticuerpos de GlaxoSmithKline, que sigue siendo eficaz, también escasea.

La FDA declaró en su evaluación que omicron causa más del 99 por ciento de las infecciones en los Estados Unidos, lo que hace que los anticuerpos sean “altamente improbables” para ayudar a quienes actualmente buscan tratamiento. Restringir su uso, según el gobierno, también minimizaría los efectos secundarios farmacológicos no deseados, como las reacciones alérgicas.

Mientras omicron corría por todo el país para convertirse en la variante dominante, el gobierno de EE. UU. detuvo temporalmente la distribución de los dos medicamentos a fines de diciembre. Sin embargo, después de las objeciones de los gobernadores republicanos, incluido Ron DeSantis de Florida, quien afirmó que los medicamentos todavía estaban ayudando a ciertos pacientes con omicron, los funcionarios reiniciaron la entrega.

DeSantis ha hecho de los medicamentos de anticuerpos una pieza central de la respuesta al covid-19 de su administración, abriendo centros de infusión y elogiándolos en apariciones en la prensa mientras rechaza los mandatos de vacunas y otros esfuerzos de salud pública. Greg Abbott, el gobernador de Texas, también abrió clínicas de infusión patrocinadas por el estado.

Los medicamentos no reemplazan a las vacunas y, por lo general, se reservan para los más vulnerables, como los ancianos, los receptores de trasplantes y los que padecen enfermedades cardíacas o diabetes.

El gobierno de EE. UU. ha suministrado suficientes suministros de los dos anticuerpos para tratar a aproximadamente 300 000 personas desde principios de enero.

Tanto Regeneron como Lilly habían declarado anteriormente que estaban trabajando en nuevos anticuerpos anti-omicron.

El anuncio se produjo solo unos días después de que la FDA aprobara el uso de remdesivir, el primer medicamento aprobado para el covid-19, para tratar a un mayor número de pacientes.

La FDA extendió la aprobación del antiviral el viernes para cubrir a adultos y niños con covid-19 temprano que tienen un alto riesgo de hospitalización. Remdesivir anteriormente solo estaba disponible para personas en hospitales.

Un grupo de expertos federales ya había sugerido usar el medicamento infundido para evitar la hospitalización. Debido a su menor eficacia contra omicron, el panel de los Institutos Nacionales de Salud desaconseja continuar usando los medicamentos de anticuerpos de Lilly y Regeneron.

A pesar de esto, muchos hospitales encontrarán dificultades para implementar tratamientos con remdesivir. Los pacientes no hospitalizados requieren tres días de infusiones IV. Muchos hospitales superpoblados con falta de personal no podrán pasar por ese largo proceso.

La FDA anunció su decisión basada en un estudio de 560 pacientes que encontró que remdesivir redujo las hospitalizaciones en casi un 90 por ciento cuando se tomó dentro de los siete días posteriores a la aparición de los síntomas. Aunque el ensayo es anterior a la variante omicron, se predice que remdesivir, al igual que otros antivirales, mantendrá su eficacia contra la variante más reciente.

Crédito de la imagen: Getty

Estabas leyendo: FDA: Los tratamientos con fármacos y anticuerpos no logran prevenir los síntomas de Omicron COVID-19


Source: Revyuh by www.revyuh.com.

*The article has been translated based on the content of Revyuh by www.revyuh.com. If there is any problem regarding the content, copyright, please leave a report below the article. We will try to process as quickly as possible to protect the rights of the author. Thank you very much!

*We just want readers to access information more quickly and easily with other multilingual content, instead of information only available in a certain language.

*We always respect the copyright of the content of the author and always include the original link of the source article.If the author disagrees, just leave the report below the article, the article will be edited or deleted at the request of the author. Thanks very much! Best regards!