Microbios misteriosos acechan insospechados en la mayoría de las especies de coral

Un sólido coralino (en el centro) y los hospedadores de coral (imágenes circundantes) con los que viven los sólidos coralinos

Keeling PJ et al., 2021, PLOS Pathogens, CC-BY 4.0

Se sabe desde hace mucho tiempo que los pólipos de coral albergan simbiontes de algas que obtienen la mayor parte de su alimento. Ahora se ha demostrado que los corales también pueden albergar microbios que parecen ser parásitos pero que no parecen dañar a sus huéspedes.

“El hecho de que pudiéramos ir a un arrecife de coral, que probablemente sea el entorno marino mejor estudiado, y observar específicamente el coral, que es la parte mejor estudiada de ese entorno, y encontrar un parásito que infecta prácticamente todas las especies de coral. que hemos visto, que nadie se había dado cuenta realmente, me sorprende “, dice Patrick Keeling en la Universidad de British Columbia en Canadá. “La cantidad de cosas que aún se desconocen es desconcertante a veces”.

El orgánulo que realiza la fotosíntesis dentro de las células vegetales tiene su propio genoma diminuto. Un grupo de parásitos unicelulares, incluida la malaria, que evolucionó a partir de algas todavía tiene reliquias de este orgánulo y su genoma. Se han encontrado secuencias similares en los denominados estudios metagenómicos de los corales, pero se pensaba que eran contaminantes o pertenecían a bacterias.

Hace aproximadamente una década, Keeling y sus colegas se dieron cuenta de que estas secuencias en realidad pertenecían a un grupo desconocido anterior de organismos unicelulares con células complejas, a diferencia de las bacterias. El equipo ha continuado para encontrar y aislar estos organismos, denominados corallicolids.

Obviamente, no dañan a los corales, pero es casi seguro que sean parásitos, dice Keeling. “Es realmente difícil ver cómo podrían ser beneficiosos”, dice.

Lo más desconcertante es que los coralólidos parecen producir un poco de clorofila que puede capturar energía luminosa, pero han perdido el aparato para usar esa energía para producir alimentos. Esta energía capturada puede dañar las células si no hay forma de explotarla; es como tener una bomba dentro de una célula sin forma de desactivarla, dice Keeling.

“Es difícil describir lo asombroso que es”, dice. “Los bioquímicos simplemente se niegan a creerlo”.

Los estudios metagenómicos sugieren que los coralólidos son solo uno de los 10 grupos de organismos previamente desconocidos en los arrecifes de coral, y Keeling cree que hay muchos más grupos esperando ser descubiertos.

La diversidad de microbios de células complejas, como los sólidos coralinos, se subestima enormemente, dice, porque es difícil distinguir sus genes de los de los animales multicelulares.

Suscríbase a Wild Wild Life, un boletín mensual gratuito que celebra la diversidad y la ciencia de los animales, las plantas y otros habitantes extraños y maravillosos de la Tierra.


Source: New Scientist – Home by www.newscientist.com.

*The article has been translated based on the content of New Scientist – Home by www.newscientist.com. If there is any problem regarding the content, copyright, please leave a report below the article. We will try to process as quickly as possible to protect the rights of the author. Thank you very much!

*We just want readers to access information more quickly and easily with other multilingual content, instead of information only available in a certain language.

*We always respect the copyright of the content of the author and always include the original link of the source article.If the author disagrees, just leave the report below the article, the article will be edited or deleted at the request of the author. Thanks very much! Best regards!