Muchos desechos plásticos terminan en los océanos

Un estudio muestra que desde el comienzo de la pandemia de COVID y hasta ahora, unas 26.000 toneladas de residuos plásticos han llegado a los océanos del mundo. Los hospitales producen la mayor cantidad de desechos y los seres submarinos son los que más sufren.

Un estudio publicado esta semana en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias muestra que los desechos hospitalarios (láminas de plástico, botellas, jeringas y guantes) son mucho más peligrosos que las máscaras protectoras existentes en los océanos (alrededor de 1,56 mil millones).

193 países han producido más de 8 millones de toneladas de residuos plásticos desde enero de 2020. De estos, 26.000 toneladas ya han llegado a los océanos. Los seres submarinos pueden ingerirlos o quedar atrapados en la “basura” de la gente.

En resumen, el 87% de la cantidad de residuos proviene de hospitales y, contrariamente a la opinión de los investigadores hasta el momento, solo el 7% proviene de equipos de protección personal (EPI).

La mayoría de los residuos que llegan a los océanos proceden de hospitales de Asia, aunque el continente tiene una menor incidencia de COVID, solo un 30%. Entonces, Europa es responsable de aproximadamente el 11% de la basura en los océanos, y América del Norte, solo el 1,9%.

El coautor del estudio, Yanxu Zhang de la Universidad de Nanjing en China, dice que la mayoría de este tipo de desechos proviene de países en desarrollo que no tienen un sistema de recolección de plástico bien desarrollado, pero tienen picos. Infección por SARS-CoV-2 y acceso reducido a vacunas.

Los desechos llegan a los océanos a través de ríos como Shatt al-Arab en Irán, Ind (Pakistán) y Yangtze o Chang Jiang (China).

Sin embargo, a las 26.000 toneladas de plástico “recogidas” en los océanos desde el inicio de la pandemia COVID-19, se suman más de 5,25 billones de piezas de plástico que amenazan la vida marina.

Con el tiempo, debido al mundo de la oxidación, la fricción entre ellos o porque las criaturas marinas los rompen, los trozos de plástico se convierten en microplásticos. Y algunos de los microplásticos suben a la superficie del agua, mientras que el resto se deposita en el fondo del océano. Debido a las olas y la brisa, los microplásticos llegan a la atmósfera y, por lo tanto, al aire que respiramos.

Algunos desechos de plástico son “seguros”, mientras que otros están hechos de sustancias químicas tóxicas y aditivos que pueden causar cáncer y disfunción endocrina.

(fuente: AFP)


Source: Jurnalul.ro by jurnalul.ro.

*The article has been translated based on the content of Jurnalul.ro by jurnalul.ro. If there is any problem regarding the content, copyright, please leave a report below the article. We will try to process as quickly as possible to protect the rights of the author. Thank you very much!

*We just want readers to access information more quickly and easily with other multilingual content, instead of information only available in a certain language.

*We always respect the copyright of the content of the author and always include the original link of the source article.If the author disagrees, just leave the report below the article, the article will be edited or deleted at the request of the author. Thanks very much! Best regards!