Navalny en cartas de prisión: ‘Ocho horas obligadas a ver la televisión estatal’ | En el extranjero


“Es como un campo de trabajo chino, donde todo el mundo está en fila y hay cámaras en todas partes”, describió Alexei Navalny al New York Times el campo penal donde estuvo encarcelado durante casi seis meses. “Hay un escrutinio constante y hay una cultura de traición”.

televisión estatal

Entre comidas e inspecciones, Navalny ve la televisión estatal forzada durante unas ocho horas. Vio cómo se estaba ordeñando la cumbre Putin-Biden en Ginebra: los líderes mundiales pedirían ver al presidente ruso. “Porque ningún problema se resuelve sin él”, escribe Navalny. Por la noche, siguen películas y documentales de guerra: “Entonces la línea roja de la ideología del régimen de Putin se vuelve clara para mí: la sustitución del presente y el futuro por el pasado”.

La entrevista completa se puede leer en su sitio navalny.com, que está bloqueado en la Internet rusa.

Activistas

Según Navalny, el sistema de control se basa en ‘activistas’: presos que trabajan como informantes con la administración penitenciaria. Atraen a sus compañeros de prisión. Si alguien se vuelve loco y ataca al provocador, siempre estará frente a la cámara y seguirá un encarcelamiento más prolongado. “Lo más importante que hay que aprender aquí es no ceder a esas provocaciones”, dijo Navalny, quien será liberado dentro de dos años.

El tono sobrio de las cartas de Navalny contrasta marcadamente con los alarmantes informes sobre su salud la primavera pasada. Apenas podía caminar debido a una hernia y después de más de tres semanas de huelga de hambre, se temía por su vida. Esa conmoción tuvo efecto, dice Navalny: “Estoy muy agradecido por eso, porque fui atendido por médicos de fuera de la prisión”.

supresión

Además de la vida en prisión, Navalny analiza la represión de la oposición y los medios críticos, que se ha acelerado desde su envenenamiento hace un año. “En el corto plazo, Putin ha logrado su objetivo, pero al hacerlo ha perjudicado al país ya sus ciudadanos”, dijo el luchador anticorrupción. “Y no lo olvidan”.

Las organizaciones de Navalny fueron etiquetadas como “extremistas” en junio y, por lo tanto, prohibidas. Cualquiera que haya donado o haya estado involucrado con estas organizaciones en el último año ha sido excluido de las próximas elecciones a la Duma bajo una nueva ley.

Sanciones

Según Navalny, Occidente debería introducir sanciones que no afecten a toda la economía rusa, sino solo a los cómplices más cercanos de Putin: una “banda mafiosa” responsable de la represión. “Pero sus aviones, yates y miles de millones en los bancos occidentales: todo se queda en su lugar”, escribe el preso.


Source: De Telegraaf by www.telegraaf.nl.

*The article has been translated based on the content of De Telegraaf by www.telegraaf.nl. If there is any problem regarding the content, copyright, please leave a report below the article. We will try to process as quickly as possible to protect the rights of the author. Thank you very much!

*We just want readers to access information more quickly and easily with other multilingual content, instead of information only available in a certain language.

*We always respect the copyright of the content of the author and always include the original link of the source article.If the author disagrees, just leave the report below the article, the article will be edited or deleted at the request of the author. Thanks very much! Best regards!