No es de extrañar que el 90% de las personas encuestadas en este país crean en la brujería

Ha habido muchos estudios previos en todo el mundo que documentan las creencias de las personas en la brujería, la idea de que algunas personas tienen habilidades sobrenaturales para dañar a las personas.

Comprender las percepciones de las personas sobre la brujería puede ser crucial para la formulación de políticas y otras formas de participación comunitaria.

Pero no ha habido un estudio estadístico global de las creencias de brujería porque no ha habido suficientes datos.

Gershman construyó un nuevo conjunto de datos que contiene las creencias de más de 140.000 personas de 95 naciones y territorios para obtener un conocimiento más profundo de la brujería.

Los datos provienen de encuestas personales y telefónicas realizadas por el Centro de Investigación Pew y grupos de encuestas profesionales entre 2008 y 2017. Estas encuestas preguntaron a las personas sobre sus creencias religiosas y si creían o no en la brujería.

Más del cuarenta por ciento de los que respondieron al estudio estuvieron de acuerdo con la afirmación de que “ciertas personas pueden lanzar maldiciones o hechizos que hacen que le sucedan cosas malas a alguien”.

Las creencias en la brujería parecen existir en todo el mundo; sin embargo, existe una gran cantidad de variación tanto entre países como dentro de las regiones del mundo.

Por ejemplo, solo el 9% de los participantes en Suecia y el 90% en Túnez dijeron que creían en la brujería.

Gershman usó estos datos para investigar qué elementos, a nivel del individuo, están relacionados con la creencia en la brujería.

Si bien las creencias son comunes en todos los grupos sociodemográficos, estos datos revelan que las personas con mejores niveles de educación y estabilidad financiera tienen menos probabilidades de creer en la brujería.

Gershman integró esta información con datos adicionales a nivel de país y descubrió que existen distintos elementos culturales, institucionales, psicológicos y socioeconómicos que afectan la forma en que las personas perciben a las brujas en diferentes naciones.

Por ejemplo, las creencias sobre brujería están vinculadas a instituciones débiles, bajos niveles de confianza social y poca innovación. También están vinculados a una cultura conformista y niveles más altos de sesgo de grupo, que es la tendencia de las personas a favorecer a otros que son como ellos.

Los hallazgos del estudio publicado hoy en plossegún los autores, sugieren que “las creencias sobre la brujería todavía están muy extendidas en todo el mundo”.

Asimismo, el número de personas que las padecen está ligado a “una serie de factores culturales, institucionales, psicológicos y socioeconómicos”.

Crédito de la imagen: JOSEPH PREZIOSO/AFP vía Getty Images


Source: Revyuh by www.revyuh.com.

*The article has been translated based on the content of Revyuh by www.revyuh.com. If there is any problem regarding the content, copyright, please leave a report below the article. We will try to process as quickly as possible to protect the rights of the author. Thank you very much!

*We just want readers to access information more quickly and easily with other multilingual content, instead of information only available in a certain language.

*We always respect the copyright of the content of the author and always include the original link of the source article.If the author disagrees, just leave the report below the article, the article will be edited or deleted at the request of the author. Thanks very much! Best regards!