No hay gas ruso, entonces compran estufas chinas.

DEBIDO al aumento vertiginoso de los precios del gas, el petróleo y la electricidad, los alemanes recurren cada vez más a la madera para calentar sus hogares, razón por la cual los precios casi se han duplicado en comparación con el año pasado, escribe EURACTIV.

LOS ALEMANES ESTARÁN CALENTANDO CON LEÑA, Y EL PRECIO CRECE DRAMÁTICAMENTE: No hay gas ruso, así que compran estufas chinas

Foto: V. Ć./EPA/ilustracion

El gas ruso no ha estado fluyendo a través de Nord Stream 1 durante semanas, las plantas de energía nuclear alemanas se cerrarán y el gobierno está rescatando a las empresas de energía en todas partes.

Recientes declaraciones políticas se han sumado a la preocupación.

– Alemania podría sobrevivir bien al próximo invierno, siempre que tengamos suerte con el tiempo y ahorremos suficiente gasolina – explicó el 19 de septiembre el ministro de Economía alemán, Robert Habeck.

En este contexto, no sorprende el salto significativo en los precios de la madera.

– A algunos les resulta extraño que el precio de los pellets esté subiendo. No para mí. Cuando el precio de un bien sube, la gente lo reemplaza, elevando el precio de reemplazo, dijo Lyon Hirt, profesor en Berlín.

Según los datos que comparan los precios de la leña en agosto de 2022, los alemanes gastan mucho más dinero en leña para calentar sus hogares.

Los precios del pellet y la leña aumentaron un 85,7% respecto al año pasado.

El aserrín y los pellets tuvieron el aumento de precio más drástico, que subió un 133,3%. Mientras tanto, el aumento promedio de precios de los bienes de consumo en el mismo período de tiempo fue solo del 7,9%.

La oficina de estadísticas alemana cita múltiples causas del notable salto, atribuyéndolo al “aumento de la demanda” y al “aumento de los costos de adquisición y transporte en la industria maderera”.

La creciente demanda de madera del país también redujo las exportaciones, que cayeron un 30,3% con respecto al año pasado.

Si bien los altos costos de la energía doméstica obstaculizaron la producción de estufas de leña, que cayó un 4,5% en el primer trimestre de 2022, las importaciones de estufas aumentaron. En julio, Alemania había importado 60.000 estufas adicionales, de las cuales el 62,4 % procedían de China. Al mismo tiempo, la reexportación de estufas a países de la UE disminuyó un 28,8%.

Pocos hogares alemanes se calientan exclusivamente con leña.

Síguenos a través de las aplicaciones de iOS y Android


Source: Novosti.rs RSS – Današnje vesti by www.novosti.rs.

*The article has been translated based on the content of Novosti.rs RSS – Današnje vesti by www.novosti.rs. If there is any problem regarding the content, copyright, please leave a report below the article. We will try to process as quickly as possible to protect the rights of the author. Thank you very much!

*We just want readers to access information more quickly and easily with other multilingual content, instead of information only available in a certain language.

*We always respect the copyright of the content of the author and always include the original link of the source article.If the author disagrees, just leave the report below the article, the article will be edited or deleted at the request of the author. Thanks very much! Best regards!