Pronóstico del tiempo, ciencia no prometida


Los meteorólogos no están cubiertos. Como profesión, llegan a sentir en la piel las decepciones de sus semejantes. El frío siempre es demasiado frío, la lluvia de verano demasiado húmeda y el calor demasiado caluroso. Pocos son el tipo de clima que se adapta a todos.

Muchos olvidan que un meteorólogo no hace el tiempo, sino que simplemente lo cuenta. No hay razón para hacer un pronóstico si alguien piensa que la temperatura es incorrecta o que la lluvia golpea su propio jardín.

Hoy en día, el clima se puede discutir indefinidamente. Debes estar atento al clima cuando vayas a la baya o al agua. Los agricultores, los constructores, la comunidad turística y otros cuyo pan está atascado en particular quieren pronósticos meteorológicos aún más precisos.

El contenido continúa después del anuncio

Entiendo a los profesionales, pero la necesidad de Maija y Matti Meikäläinen de conocer Täsmäsä durante muchos días a veces va más allá de la caspa.

El contenido continúa debajo del anuncio.

Decir el tiempo es más difícil cuanto más se predice. Esto es especialmente cierto en un clima caprichoso en Finlandia.

Dentro de cinco días, todavía puede predecir con bastante acierto, pero a partir de ese momento, los pronósticos meteorológicos comenzarán a estar cerca de conjeturas ilustradas. A menudo van al bosque.

En cambio, los pronósticos para el mismo día ya son tan precisos que se parecen a un informe meteorológico. Hasta nueve de cada diez de ellos encajan en su lugar.

Una maravilla común es por qué no se puede saber la ubicación exacta y la hora de la lluvia de verano. La razón se encuentra en la naturaleza caótica del clima. La lluvia es una cantidad discontinua: o ocurre o no.

Especialmente en verano, las lluvias tienden a ser sordas y ocasionales. Nunca se puede decir con absoluta certeza dónde golpearán los sordos. El sol está brillando en alguna parte, y debido a una nube a una milla de distancia, podría estar lloviendo a cántaros.

Los pronósticos no deben tomarse de manera muy literal. El pronóstico de mañana para las esquinas de las casas o un parque cercano no es una promesa. Para contrarrestar la creencia, recomiendo tolerar la incertidumbre. El pronóstico solo proporciona pautas. Es por eso que incluso los meteorólogos usan las palabras “se deprime” o “se enfría” y no prometen nada.

Personalmente, leo las previsiones meteorológicas con una mente savoniana, acepto la incertidumbre eterna: lluvias suattaappi, vuan voep trae para ser una muy buena chaqueta de puerto.

Además. Un pesimista no se decepcionará. Ni siquiera en las expectativas climáticas.

¡Brillantes lectores de Science Nature a finales del verano!


Source: Tiede by www.tiede.fi.

*The article has been translated based on the content of Tiede by www.tiede.fi. If there is any problem regarding the content, copyright, please leave a report below the article. We will try to process as quickly as possible to protect the rights of the author. Thank you very much!

*We just want readers to access information more quickly and easily with other multilingual content, instead of information only available in a certain language.

*We always respect the copyright of the content of the author and always include the original link of the source article.If the author disagrees, just leave the report below the article, the article will be edited or deleted at the request of the author. Thanks very much! Best regards!