¿Qué prevé la ley de seguridad global para la videovigilancia?

El artículo 24, destinado a evitar que se filme el rostro de los agentes del orden en nombre de su integridad física y psicológica, no es la única disposición del proyecto de ley de seguridad integral que recibe atención. Cabe señalar otras medidas, especialmente en el campo del vídeo.

Si la prohibición del uso malicioso de la imagen de los policías y gendarmes en intervención cristaliza toda la atención en el marco del debate parlamentario dedicado a mediados de noviembre de 2020 al proyecto de ley de seguridad global (porque podría obligar a periodistas y denunciantes a difuminar sus rostros, o incluso disuadirlos de filmar cualquier cosa) hay otros artículos en el texto que vale la pena mencionar.

Algunos de estos artículos también se refieren al entorno digital, más precisamente, tratan sobre la videovigilancia y la captura de imágenes, lo que facilita su acceso e implementación. Hay tres disposiciones a tener en cuenta: la primera se refiere a las cámaras de CCTV. El segundo trata de las cámaras peatonales. Finalmente, el último se centra en el uso de drones con cámaras a bordo.

Artículo 20: acceso ampliado a videos de cámaras de videovigilancia

La ley de seguridad global, llevada por los diputados Jean-Michel Fauvergue y Alice Thourot, considera que esta seguridad global “ Requiere el uso adecuado de las herramientas tecnológicas disponibles. “. Esto incluye, en particular, una ampliación del acceso a las imágenes grabadas por cámaras de videovigilancia, denominadas en el texto” cámaras de protección de video “.

La visualización de imágenes de videovigilancia se flexibiliza con la propuesta de ley de seguridad integral. // Fuente: Pierre-alain naranja

Como resultado, la ley propuesta realiza cambios en el código de seguridad interno. Por lo tanto, hasta ahora, la visualización de las imágenes solo puede ser garantizada por funcionarios de la autoridad pública designados y autorizados individualmente de los servicios de policía y gendarmería nacional. Con la propuesta de ley, la mención “de la autoridad pública”, salta en el artículo L252-2.

Además de la policía y la gendarmería, la autorización para ver estas imágenes también puede ser otorgada por los servicios de policía municipal, los agentes de la ciudad de París a cargo de un servicio de policía, los agentes de vigilancia de París y ciertos funcionarios. de la capital. Estos diferentes cuerpos también pueden ser ” destinatarios de imágenes y grabaciones ».

Artículo 21: acceso ampliado a videos de cámaras peatonales

Si pudiera resultar más difícil filmar a la policía en intervención debido al artículo 24 de la ley, la policía podrá tomar fotografías más fácilmente. que ven. De hecho, este es el significado del artículo 21, que prevé el acceso ampliado a las grabaciones de las cámaras para peatones (también llamadas cámaras individuales).

« La propuesta de ley adapta el régimen de cámaras individuales de la policía y la gendarmería nacional a sus nuevas necesidades operativas », Explican los diputados Jean-Michel Fauvergue y Alice Thourot. De hecho, esta adaptación permite una transmisión en tiempo real de las imágenes capturadas y grabadas, si la policía se siente en peligro o si la seguridad de los demás está amenazada.

Esta transmisión está dirigida al puesto de mando del servicio en cuestión y al personal involucrado en la conducción y ejecución de la intervención, especifica la ley. También está previsto un ” información pública sobre las circunstancias de la intervención », A través de un empleo más flexible. Concretamente, el artículo completa el artículo L241-1 del código de seguridad interno.

Cámara peatonal
Una cámara peatonal llevada por un policía estadounidense. // Fuente: Tony Webster

Más cuestionable, la futura ley de seguridad global pretende eliminar la imposibilidad de que la policía y los gendarmes que utilizan estas cámaras peatonales tengan acceso directo a las grabaciones. No obstante, para contrarrestar este cambio, el texto exige ” Dispositivos técnicos que garantizan la integridad de las grabaciones cuando se consultan durante la intervención. »

La experimentación con cámaras para peatones comenzó a principios de la década de 2010, dentro del policía nacional y gendarmería desde 2012, luego de la policía municipal, en 2016, y más recientemente a los bomberos, en 2019. Las grabaciones realizadas no son permanentes. Se eliminan a los seis meses, a menos que sean necesarios para procedimientos judiciales, administrativos o disciplinarios.

Artículo 22: uso de drones

El proyecto de ley de seguridad integral también pretende reordenar el marco legal de los drones introduciendo la posibilidad de tomar fotografías aéreas con el fin de mantener el orden. Según los dos relatores del texto, Jean-Michel Fauvergue y Alice Thourot, capturar imágenes por medios aéreos es ” practicado hoy en ausencia de un marco claro ».

En mayo, el Consejo de Estado puso fin a la vigilancia aérea con drones como parte del desconfinamiento, señalando la falta de un marco laboral riguroso. El más alto tribunal administrativo francés agregó que esta práctica debería terminar ” sin retraso », Mientras no se cumplieran los requisitos legales específicos. Al mismo tiempo, la CNIL anunció investigaciones.

Sin embargo, parecía que la prefectura de policía de París seguir usando drones, desencadenando una acción de La Quadrature du Net ante el tribunal administrativo de París.

En su redacción actual, el artículo 22 especifica que el uso de drones debe realizarse de forma que “ no visualizar las imágenes del interior de las viviendas ni, de forma concreta, las de sus accesos », Cuando tenga lugar en la vía pública. También se dice que ” las imágenes capturadas se pueden transmitir en tiempo real al puesto de mando del servicio en cuestión. »

DJI Mavic 2 Pro
La policía utiliza principalmente drones de la marca DJI. // Fuente: Jim Makos

El artículo proporciona información al público ” excepto cuando las circunstancias lo prohíban o cuando esta información contradiga los objetivos perseguidos “. También se indica que estas operaciones” no se puede implementar de forma permanente En cuanto a las grabaciones, se conservan por un máximo de 30 días, salvo para trámites judiciales, administrativos o disciplinarios.

La captura, grabación y transmisión de imágenes está permitida en diversos casos, incluyendo la seguridad de concentraciones de personas en la vía pública o en lugares públicos (incluyendo manifestaciones), prevención de actos de terrorismo, vigilancia de costas y zonas fronterizas o incluso la observación de infracciones y el enjuiciamiento de sus autores mediante la recopilación de pruebas

Finalmente, el texto requiere que la autoridad responsable tenga un ” registro de tratamientos implementados especificando la finalidad perseguida, la duración de las grabaciones realizadas y las personas que tienen acceso a las imágenes También se menciona una consulta para el dictamen de la CNIL, con el fin de concretar los términos de aplicación del artículo y el uso de los datos recabados.

La continuación en video


Source: Numerama by www.numerama.com.

*The article has been translated based on the content of Numerama by www.numerama.com. If there is any problem regarding the content, copyright, please leave a report below the article. We will try to process as quickly as possible to protect the rights of the author. Thank you very much!

*We just want readers to access information more quickly and easily with other multilingual content, instead of information only available in a certain language.

*We always respect the copyright of the content of the author and always include the original link of the source article.If the author disagrees, just leave the report below the article, the article will be edited or deleted at the request of the author. Thanks very much! Best regards!