¿Realmente hay 10.000 personas no prioritarias que se vacunan todos los días, como indica Olivier Véran? – Lanzamiento


Pregunta formulada el 30/04/2021

Hola,

Su pregunta se refiere a los comentarios del Ministro de Salud, Olivier Véran, sobre Francia Info Viernes 30 de abril. Consultado sobre una posible ampliación del acceso a la vacuna, dijo: “Escucho la demanda de los jóvenes. Pero si le dijéramos a 40 millones de franceses: “Pueden concertar una cita”, mientras que de las 550.000 inyecciones que se dieron ayer, tal vez haya 10.000 vacunas que aún no corresponden a vacunas de ancianos y frágiles … ya comprenden el efecto receptivo y el atasco. No se trata de hacer un servicio a los centros de vacunación el ver a masas de gente entrando en masa “.

¿Hay 10,000 personas no prioritarias que reciben una dosis de vacuna todos los días? En realidad, se trata de un dato muy difícil de verificar con precisión.

Una situación marginal

En su entrevista, Olivier Véran también sugiere que el número citado es una estimación. En la entrevista, dice: “Estimamos aproximadamente [ce chiffre de 10 000, ndlr]. Estas son las personas que vienen al final del día. […] Si tiene un vial abierto al final del día, le quedan 4 inyecciones, no tira las dosis, llama a la gente. Y si haces 4 inyecciones multiplicadas por 1700 centros, alcanzas casi las 10,000.»

Olivier Véran parte de un escenario hipotético en el que quedan 4 dosis al final del día en cada uno de los 1.700 centros de vacunación abiertos actualmente en Francia. Y que son estas dosis restantes las que permiten vacunar a los voluntarios no prioritarios como un bono. Más allá de que la multiplicación de 4 dosis por 1700 centros da un resultado de 6800 inyecciones, la estimación es, de manera supuesta, con un dedo mojado. La intención del ministro es decir que las inyecciones “Fuera de las uñas” representan una parte marginal, un pequeño porcentaje, de las inyecciones diarias (373.000 inyecciones realizadas diariamente durante un promedio de siete días).

Pero las inyecciones de las uñas no corresponden necesariamente a la situación descrita por el ministro, refiriéndose únicamente a las últimas dosis del día. Últimamente, en las redes sociales, han aflorado otro tipo de testimonios. Aquellos en la treintena con buena salud, que hubieran hecho una cita a través de Doctolib eludiendo el límite de edad. Una vez en el centro de vacunación, dicen, solo hay que esperar un cuarto de hora para recibir una dosis sin ningún problema. En este caso, por lo tanto, no se trata de un problema de dosis restantes al final del día, sino de un cortocircuito del sistema. Otro ejemplo: la situación en el vacunódromo Stade de France donde, según France Inter, se decidió ampliar los criterios de elegibilidad en función de la edad de las profesiones prioritarias. La prefectura retrasó, posteriormente, evocando “flexibilidad” al final del día, “sin ningún alcance general».

Lagunas de datos

¿Cómo determinar cuántas personas reciben dosis cuando no forman parte del público objetivo? Uno puede tener la tentación de recurrir a los datos de inmunización. puesto a disposición del público por Public Health France (SPF). Pero, de hecho, son demasiado incompletos para permitir este cálculo.

Por supuesto, SPF tiene una cuenta el número de inyecciones diarias de cada vacuna: más de 373.000 de media entre el 22 y el 28 de abril de media. A partir de esto, podemos eliminar parte del público objetivo que recibe una inyección a diario: los mayores de 60 años, ya que este dato también está disponible. Primer sesgo en esta etapa: SPF distingue diariamente, para cada grupo de edad, entre las personas que reciben una primera dosis por un lado, y por otro lado, las personas que se vacunan por completo. Entre estos últimos, hay tanto personas que reciben su segunda dosis -y el cálculo sería más sencillo si solo las contamos- pero también personas que ya han tenido el Covid, y que por lo tanto solo necesitan ” una dosis única (y más marginalmente y recientemente, las personas vacunadas con Jansen, que solo necesitan una inyección para estar completamente vacunadas). Dejando a un lado el riesgo de contar dos veces las mismas inyecciones, llegamos a 265.000 inyecciones diarias para mayores de 60 años, de media, cada día entre el 22 y el 28 de abril.

Otro público objetivo también puede eliminarse de todas las inyecciones: los cuidadores. Y más particularmente, cuidadores menores de 60 años (los mayores de 60 ya se cuentan en el párrafo anterior). Sabiendo que, en cuanto a los grupos de edad, no son las personas que reciben una primera inyección de las personas que reciben una segunda inyección las que forman las dos categorías, sino las personas que reciben una primera inyección por un lado, y las personas totalmente vacunadas por el otro. otra mano. De ahí, nuevamente, el riesgo de duplicados (para un cuidador que solo recibiría una inyección por haber sido infectado con Covid, y que por lo tanto sería contado dos veces). Sin embargo, entre el 21 y el 28 de abril, los cuidadores menores de 60 años recibieron alrededor de 30.000 inyecciones por día, en promedio.

265.000 inyecciones diarias para los mayores de 60, 30.000 para los cuidadores menores de 60… Si restamos estos conjuntos de las 373.000 inyecciones diarias mencionadas anteriormente, quedan 78.000 inyecciones. El problema es que es imposible saber cuántos de ellos fueron administrados legítimamente a personas pertenecientes a los públicos objetivo. Como por ejemplo personas que padecen comorbilidades o particularmente vulnerables… ya que estas cifras ya no están disponibles desde principios de abril. Además, los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley o los funcionarios de educación mayores de 55 años, que pueden vacunarse desde el 17 de abril, tampoco están sujetos a un conteo público.

“Dedo mojado”

En el campo, en los centros de vacunación, no se prevé ningún sistema de registro y, por tanto, de recuento de las vacunas según el criterio de vulnerabilidad o comorbilidad. “Es un dedo meñique mojado»Confirma un director de un centro de vacunación en Seine-Saint-Denis. “Para Cada paciente vacunado, se ingresa información en el sitio web del Seguro de Salud como el número de seguro social, el tipo de vacuna, si es la primera o la segunda dosis, el día y la hora de la inyección. Pero no entramos en nada más.“Mohamed Benaissa, farmacéutico del hospital de Lubéron, confirma:”No tenemos estadísticas detalladas ya que en el circuito no se ha planificado nada para el conteo, requiere confidencialidad médica. La colección es declarativa.»

Ambos confirman, sin embargo, la tendencia, ciertamente existente pero en realidad bastante marginal, de vacunación para personas no prioritarias. Mohamed Benaissa señala así: “Por supuesto, la consigna es respetar los criterios de elegibilidad establecidos por el gobierno como una prioridad. Sin embargo, la elegibilidad es relativa: la persona no elegible mayor de 72 años que llega con su cónyuge elegible de 75 años podría recibir su dosis el mismo día. Un joven de 14 años con cardiopatía y obesidad enviado por su cardiólogo está registrado porque científicamente es difícil decir que no. Pero estas siguen siendo excepciones.»

«Nos quedan una media de una a cinco dosis por día.»Indica el director del centro de vacunación en Seine-Saint-Denis, confirmando así la estimación presentada por Olivier Véran. “Estamos intentando asignarlos como monodosis, es decir a personas que ya han tenido el Covid y empezando por los más cercanos a los sesenta años.En Doctolib, este centro ha tomado la iniciativa al establecer el límite de edad para concertar una cita en sesenta años. “Las personas menores de sesenta años con afecciones médicas deben llamar y decir que tienen un certificado médico de su médico. Es así como limitamos la llegada de jóvenes de 20 o 30 años sin comorbilidades. Pero a veces, algunos nos obligan a registrarse a las 5 pm y luego es demasiado tarde para encontrar un reemplazo en el último minuto. Pero esta situación es realmente marginal.»

«Una pequeña parte de la población no elegible está tomando como rehén al sistema»Dice Mohamed Benaissa por su parte. “Dado que el registro en Doctolib no permite integrar los criterios de elegibilidad que cambian casi a diario: edad, patologías subyacentes como cáncer con peculiaridades, factores comórbidos como diabetes u obesidad, y tampoco permite a los profesionales filtrar adecuadamente. Pero nunca hemos tenido personas de 30 años que se hayan presentado para la vacuna. En general, la población es relativamente responsable y respeta los criterios. “


Source: Libération by www.liberation.fr.

*The article has been translated based on the content of Libération by www.liberation.fr. If there is any problem regarding the content, copyright, please leave a report below the article. We will try to process as quickly as possible to protect the rights of the author. Thank you very much!

*We just want readers to access information more quickly and easily with other multilingual content, instead of information only available in a certain language.

*We always respect the copyright of the content of the author and always include the original link of the source article.If the author disagrees, just leave the report below the article, the article will be edited or deleted at the request of the author. Thanks very much! Best regards!